Muerte de Matías: Galo Ochoa ya está en la cárcel de Villa Floresta

8/1/2018 | 19:36 |

La Justicia le negó la excarcelación y pasará sus días en el penal. 

Foto: Rodrigo García-La Nueva.

   Efectivos de la comisaría Primera trasladaron esta tarde a la cárcel de Villa Floresta a Galo Ochoa, el hombre de 41 años que atropelló y mató a Matías Streitenberger durante los festejos de Año Nuevo en el barrio Patagonia. 

   A Ochoa se le negó la excarcelación el viernes pasado ya que el juez de Garantías Guillermo Mércuri entendió que existe peligro de fuga o de entorpecer la investigación de la muerte del chico de 18 años que fue atropellado en autopista Raúl Alfonsín y Milún cuando volvía a su casa a cargar su audífono, ya que padecía hipoacusia. 

   El acusado tenía 1,97 de alcohol en sangre cuando a 122 kilómetros por hora arrolló a Matías. La familia del chico pide que todo aquel que haya visto algo se acerque como testigo a declarar. 

   Mércuri argumentó que Ochoa mostró una actitud reticente a colaborar con los controles de alcohol y orina y que intentó retirarse de la escena del hecho.

Ochoa manejaba a más de 120 kilómetros por hora cuando atropelló y mató a Matías

"Galo, arruinaste la familia de Matías y mataste una parte de cada uno de sus amigos"

   El tío de Matías, el exconcejal Rafael Morini, fue de los primeros en hablar por parte de la familia y dijo que "se tatuó el amor a la madre y arrancó, pese a tener una capacidad diferente. Le había encontrado la vuelta".

   Días más tarde, los padres de Matías hablaron con La Nueva. y dijeron que "era un ángel" y que "siempre le enseñamos amor".

   "Estaba en el mejor momento de su vida. Por donde pasaba dejaba cariño. Era puro", se lamentó la mamá del chico.

   Galo era todo lo contrario: "se la pasa tomando", según contaron sus vecinos. También agregaron que hicieron varias denuncias por drogas, pero "nunca vinieron" las autoridades.

   En la tarde del 2 de enero, la policía detuvo a Ochoa cuando estaba llegando a su casa de Inglaterra al 300 e intentó escaparse.

   Días más tarde, se supo que tenía una denuncia por violencia de género que fue borrada por la víctima debido a presuntas amenazas que recibió.

   El fiscal cambió en las últimas horas la caratula de la causa de homicidio culposo agravado (accidente) a homicidio simple con dolo eventual, lo que cambia de una pena de entre 3 a 6 años a una de entre 8 a 25 años.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias