EDITORIAL

Continuidad

23/9/2016 | 22:09 |

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Otra madrugada donde el descontrol resultó la norma. Otra fiesta clandestina –esta vez en una quinta del partido de Moreno, en el Gran Buenos Aires- como marco de la tragedia. Otra víctima fatal –de 19 años- que fue a divertirse. Otra vez el estupor y las vaguedades resabidas expresadas por la clase política y las autoridades. Otra vez la condena unánime del hecho. Pero, como nadie hará nada que sea efectivo al respecto, otra vez ocurrirá lo mismo y todo volverá a empezar.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias