Bahía Blanca | Jueves, 22 de febrero

Bahía Blanca | Jueves, 22 de febrero

Bahía Blanca | Jueves, 22 de febrero

"No soy ningún asesino ni borracho": el descargo de Alfa tras dar positivo en un control de alcoholemia

El exparticipante de Gran Hermano habló con sus compañeros de Polémica en el Bar sobre lo ocurrido durante el fin de semana.
 

Walter Santiago, más conocido como Alfa de Gran Hermano, viajó a Chivilcoy para participar de un evento y dio positivo en un test de alcoholemia que le realizaron cuando se disponía a regresar a su vivienda, durante la madrugada.

El panelista de Polémica en el Bar manejaba su lujoso Mercedes Benz 280 blanco cuando la Policía lo frenó para someterse a un control de alcoholemia y el resultado arrojó una graduación cercana a 0,7 gramos de alcohol en sangre, excediendo el límite de 0,5, que rige en la Provincia de Buenos Aires.

Sus compañeros de programa quisieron saber qué era lo que había ocurrido. Flavio Mendoza lo trató de "borracho" y Marcela Tinaye le dijo que estaba "en penitencia", pero Alfa no le dio importancia a los comentarios y aprovechó la oportunidad para hacer un descargo: "Fue una infracción de tránsito totalmente normal, no soy ningún asesino ni borracho. Tomé una copa de vino Malbec y una copa de champagne".

“Me voy al hotel porque al otro día tenía que trabajar en la radio y cuando salgo de la casa del dueño de la disco, estaban esperando los de alcoholemia. Soplé... 0,6. Me bajé del auto, otra persona condujo el auto y mañana a la mañana tengo que ir al juzgado de Chivilcoy a solucionar lo de la multa”, contó Alfa.

El ex participante de Gran Hermano se manifestó arrepentido por haber conducido bajo los efectos del alcohol y destacó que no quiso deslindarse de su responsabilidad: “No zafé nada. Tengo el acta y puedo circular por siete días. Estoy arrepentido”.

Marcela Tinayre le preguntó si no estaba al tanto de lo que podía ocurrir: “Vos que sabés tanto de autos, nos quemás las cabezas con los bulones de los autos... ¿no sabías que era 0,0?”.

“Yo estaba convencido que era 0,5. Cuando me dieron para soplar, soplé como un huracán. Me dieron el acta y me fui, duró cinco minutos. Me trataron muy bien”, concluyó Alfa. (NA)