Bahía Blanca | Lunes, 11 de diciembre

Bahía Blanca | Lunes, 11 de diciembre

Bahía Blanca | Lunes, 11 de diciembre

Sebastián Aleksoski: “Tendré que replantearme un manejo diferente”

La renovación masiva del campeón Napostá obligará al DT a un cambio.

Sebastián Aleksoski. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

 

“Me cambió hasta la hora de entrenamiento", compara Sebastián Aleksoski, técnico de Napostá.

El último campeón de Primera sufrió una renovación masiva, perdiendo a Ramiro Heinrich (pasó a 9 de Julio), Gustavo Gentili (se retiró), Nicolás Quiroga (fue a El Nacional) y Matías Martínez (jugará en Barracas).

"Con el plantel que tenemos -dijo el DT-, hay muchos que cursan de noche, entonces hay días que entrenamos temprano".

—El primer cambio de tener un equipo más joven empieza por ahí, je. Es un hábito que Alem implementó hace un par de años y descomprime el horario de entrenamientos para otras categorías. Pero pocos clubes pueden hacerlo.

—El inconveniente eran los mayores, pero en mi caso, que tengo casi el 90% de chicos, armamos un cronograma y algunos días entrenamos temprano. Está muy bueno porque el cansancio es distinto y demás.

—¿Conformar un equipo con base de chicos fue consensuado?

—Son cuatro mayores, más los U23 y U19. Desde hace dos años se veía que en algún momento se vendría el recambio. Pensamos que sería más progresivo, pero a raíz de los resultados, las ganas de los chicos y todo lo que se dio se fue postergando, terminando en un recambio masivo. Fue un combo entre retiros, otros que querían bajar la presión y competitividad, más lo de Ramiro (Heinrich), que si no había un plantel acorde que lo acompañe era obvio que lo vendrían a buscar. Acá hay chicos que están trabajando con Primera hace dos y hasta tres años. Ahora se les dará la oportunidad que estaban esperando para mostrarse. Será un año largo y habrá que trabajarlo. Está consensuado.

—Considerando el contraste del equipo que salió campeón con el actual, ¿la situación te ocupa o te preocupa?

—Me ocupa lo que significa armar un plantel nuevo, con otras expectativas, imponiendo e inculcando ciertas pautas y entrenando de otra manera, apoyándome en los mayores del equipo, quienes tendrán que apuntalar a los más chicos en el día a día. Estoy muy contento con ellos, porque los chicos tienen todas las ganas e ilusión, pero hay que ser realista y los mayores saben que esto será totalmente distinto a lo que veníamos haciendo. Preocuparme no me preocupa. Sí vamos a ver dónde nos deja llegar el torneo.

—El torneo anterior desde el inicio asumiste que se habían armado para ser campeones. Eso significaba un desafío y hasta una carga. En este caso, con otra realidad, ¿para el entrenador es más sencillo considerando que si les va bien festejan todos y caso contrario estaba consensuado que era parte del riesgo?

—Está consensuado de que será totalmente distinto al torneo pasado. Sería hipócrita decir que vamos a pelear el campeonato. Lo que pretendemos este año es hacer pie como equipo, conocernos. Habrá dos torneos distintos y nosotros intentaremos estar en el medio, tal vez luchando para no caer en la parte de abajo. Y veremos durante el inicio las falencias que podemos sufrir, algunas ya las sabemos, porque tenemos cuatro mayores y dos no sabemos si empiezan desde el mismo inicio de torneo, uno por lesión (Antonio Iturrioz, con un tratamiento en la espalda) y otro de viaje (Mauro Zalguizuri).

—Y Bruno Pallotti que está volviendo de una lesión.

—Sí, pero está bien, al margen de la falta de básquet. Sabemos que va a ser duro, de mucha charla y sacándole cierto tipo de presión a los jugadores, asumiéndola entre los jugadores mayores y yo. Nuestra función será hacer pie y ver dónde nos pone el torneo.

—Generalmente priorizaste los jugadores mayores y una rotación corta, algo que será todo lo contrario.

—A mí me gusta siempre competir para arriba, por encima del equipo que conforme. Este año la realidad es que será complicado estar entre los cuatro primeros, hay que ser realista, pero no voy a dejar de ser competitivo. Inclusive, estaba en duda de seguir, por una cuestión de desgaste personal. Pero cuando el plantel se desmembró masivamente, fui el primero en decirle a los dirigentes que cuenten conmigo.

—¿Qué te sedujo?

—Me pareció que podíamos ayudar a empezar este proceso y es un desafío muy grande que trataremos de afrontar de la mejor manera.

—Los más jóvenes del plantel crecieron de la mano del triunfo en los últimos años, más allá de no ser protagonistas. ¿En qué tendrán que trabajar para asumir que ahora se trata de otro contexto?

—Ahí es donde entrará la función del entrenador y los mayores absorbiendo la presión. Los chicos que vienen desde hace un par de años vieron cómo se trabaja, fueron testigos del triunfalismo y de que no todo es intensidad y velocidad, también se trata de pensar y jugar. También pasa por no sacarles todo tipo de presión diciendo “si se pierde no pasa nada”. No, si se pierde sí pasa, el tema es la forma que se pierde. Nos va a costar, va a ser duro, seguro, pero no tenemos que acostumbrarnos a eso.

—Llevás siete años dirigiendo equipos superiores y sacando los dos de La Falda y uno con Napostá, los restantes y últimos siempre tuviste equipos protagonistas. ¿Para vos este año significará un desafío y aprendizaje?

—Ni hablar. Un desafío distinto, porque el torneo pasado también lo era, aunque por ser candidatos reales al título. Ahora, la verdad que estaba más afuera que adentro, pero cuando pasó esto lo hablé y entendí que era un proceso lindo, con un plantel que tendrá que jugar de otra manera. ¿Ponemos cosas en riesgo? Sí. Pero el club se sigue manejando de la misma manera y no creo que estén pensando en algo malo. De todos modos, estamos buscando un mayor grande, aunque somos realistas que está muy difícil conseguirlo.

—¿Vas a tener que dirigir diferente en cuanto a las formas?

—El torneo pasado, algo que hemos hablado, a partir de ciertas pautas le cedí bastante la toma de decisiones a los jugadores. Eso tuve que aprenderlo, porque no me comportaba así. Y ahora también voy a tener que aprender ciertas cosas, algo que está bueno, porque serán nuevas. En algún momento tendré que replantearme un manejo diferente, no como antes, porque son chicos y tengo que entrarles por otro lado. De todas maneras, es lo que me motiva para trabajar con este grupo de jugadores.

El plantel

Leonel Alemañy, Antonio Iturrioz, Guido Muzi, Bruno Pallotti, Mauro Zalguizuri, Francisco Goyanarte, Martín Catalá, Ramiro Catalá, Pablo Fedorco, Lautaro Fernetich, Nicolás Herbik, Gastón Torres, Bautista Abraham, Nicolás Guerrero, Juan Agüero, Benjamín Minucci y Emiliano Agüero. Están buscando un interno. DT: Sebastián Aleksoski.

Puede interesarte

Ariel Ugolini: "No quiero jugadores que me generen problemas"

Santini: "Los dirigentes y yo entendemos que no se justifica hacer un esfuerzo económico tan grande"

Mauricio Vago: "Hay un equipo que rompió el chanchito y está un escalón arriba de todos"

El DT bahiense Martín Luis y una experiencia diferente en Angola