Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Alcohol cero: ahora, la mira está puesta en la reforma del Código Penal

Tras la aprobación de la ley a nivel nacional, los familiares de las víctimas empezaron a trabajar en los proyectos junto a diputados y senadores. La visión desde Bahía Blanca.

En el Congreso: Saccoccia, junto a Alejandra Avecedo, Faviataca Catamarca; Sandra Funes y Sonia Méndez, ambas de Paivei Salta. / Fotos: SN

“Creo que el mensaje quedó claro: ‘Si vas a conducir, no debés tener alcohol en sangre’. Es el espíritu que siempre perseguimos, porque a nadie se le prohíbe consumir bebidas alcohólicas y siempre lo aclaramos, pero ahora vamos por la reforma al Código Penal”.

Lo dijo Santiago Saccoccia, del Comité Consultivo Consultivo ANSV Grupo 1 Derechos Humanos y Justicia y de la Red Nacional de Familias de Víctimas de Tránsito, quien estuvo en la Cámara de Senadores —el último jueves 13—, cuando se sancionó la ley de alcohol cero al volante para rutas nacionales.

De esta manera, la norma modifica el artículo 48 de la actual ley de tránsito 24.449 y prohíbe la conducción de cualquier tipo de vehículos con una alcoholemia superior a cero miligramos por litro de sangre (hasta entonces era de 0,5).

El proyecto de alcohol cero, cuando se hizo realidad: 48 votos a favor y 9 en contra.

La violación de la norma prevé implementar penas desde multas a la retención de la licencia o la inhabilitación para conducir hasta, incluso, el arresto.

El proyecto se aprobó por 48 votos a favor y 9 en contra.

Al margen de los debates que se produjeron, con una fuerte impronta de quienes votaron en contra con pertenencia a provincias productoras de vinos, y del apoyo sustancial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y del ministerio de Transporte de la Nación, para la sanción de la ley no fue menor la presencia, en todo este tiempo de tránsito de discusiones y de presentaciones anteriores a la sanción de la Cámara de Diputados, de familiares de víctimas de accidentes de tránsito.

Saccoccia es padre de Facundo, el joven que murió atropellado —el 10 de marzo de 2018— por Alexis Sturzenegger, en Rincón al 4100 de nuestra ciudad. Por el hecho, el conductor fue condenado a 8 años y 10 meses, además de una inhabilitación especial para manejar vehículos por 9 años y 10 meses. En razón de sucesivas apelaciones, Sturzenegger aún permanece en libertad. 

Con la imagen de Facundo Saccoccia.

“Cuando fuimos a los balcones (del Congreso de la Nación) nos asustamos un poco porque no había quórum para sesionar. Ver eso en la pantalla fue medio chocante, pero siempre nos dijeron que la ley saldría. Finalmente se debatió y, por fortuna, se cumplió con lo prometido”, agregó.

“Pero nuestro trabajo no terminó”, aseguró.

En personas menores de 35 años, la siniestralidad vial es la principal causa de muerte en la Argentina. En el desglose, el alcohol al volante es el responsable de, al menos, uno de cada cuatro incidentes de tránsito graves.

“Ahora, para la ley de tránsito y faltas administrativas la tolerancia es cero, pero para el Código Penal no. Incluso, es 1 (gramo por litro de alcohol en sangre), el doble respecto del 0,5 que se preveía antes de la sanción de la ley para tránsito”, sostuvo Saccoccia.

“Para que las penas sean acordes al hecho, cuando hay agravantes deben ser encuadradas en el proyecto que incluye el homicidio vial; es decir, que contempla penas similares a homicidio simple”, explicó.

Los familiares participaron desde los palcos del Congreso.

Este proyecto se había presentado oportunamente —en la Cámara de Diputados de la Nación— junto al de tránsito, pero eventuales complejidades y mayores tiempos de análisis, en especial por las cuestiones legales, terminó por excluirse de la consideración.

“Se había presentado todo junto, pero en Diputados lo separaron”, admitió.

“Como también la idea era que salga el aspecto de las faltas se avanzó por ahí, ya que corríamos el riesgo de quedarnos con las manos vacías. Al final, la estrategia de dejar afuera la reforma del Código Penal dio resultado”, sostuvo.

También dijo Saccoccia que, desde las oenegés de familiares de víctimas de tránsito de todo el país, ya comenzaron a repartir y comentar el proyecto de reforma ante los senadores y los diputados nacionales a fin de avanzar para el posterior tratamiento.

El alcohol al volante es el responsable de, al menos, uno de cada cuatro incidentes de tránsito graves.

“Ahora estamos gestionando reuniones para que, finalmente, alguien lo presente y se pueda empezar a trabajar en comisiones”, añadió.

“¿En qué Cámara? Donde sea. Los diputados ya saben de qué se trata y los senadores lo están viendo ahora. Lo que a nosotros nos importa es que el proyecto ingrese para que se debata. Entendemos que hay argumentos suficientes como para ser aprobado”, comentó Saccoccia.

La ley de alcohol cero aprobada por el Senado es de aplicación nacional. Es decir, sólo será para las rutas nacionales y no en los casos de las provinciales, al menos en los casos de los 11 territorios que, aún, no posean una ley semejante.

La voz de los senadores

—“Estamos con los familiares de víctimas de alcohol al volante y seguiremos trabajando por la concientización”. María Clara Vega, Hay Futuro Argentina, La Rioja.

“Nuestra misión es encontrar el camino para que no existan nuevas víctimas y no conformarnos con aprobar una ley que no es garantía de la reducción de las muertes, ni de resolver este problema”. Juan Carlos Romero, Cambio Federal, Salta.

Senador nacional Guillermo Snopek, de Unidad Federal Jujuy.

“No quiero que esta ley, por la premura, los apuros y la falta de debate o de planteos claros deje en desamparo a las víctimas. Es decir, no debemos desligar de la responsabilidad que tienen las compañías de seguro frente a un tercero damnificado”. Guillermo Snopek, Unidad Federal, Jujuy.

—“Llegamos a aprobar esta ley porque el Estado ha desertado de sus responsabilidades y no da respuestas. Apoyo este proyecto como medida ejemplificadora y no de las soluciones de fondo”. Luis Naidenoff, UCR, Formosa.

“Hoy tratamos un proyecto con un altísimo nivel de consensos, que ha atravesado a todos los partidos políticos, y no puedo aceptar en silencio que esta ley es demagógica cuando, quienes dicen eso, han construido su carrera política con demagogia punitiva". Anabel Fernández Sagasti, Unidad Ciudadana, Mendoza.

“Es el hito más importante desde la creación de la ANSV”

“Argentina dio un paso histórico en materia de seguridad vial. Lo deberemos acompañar con más controles y más compromiso y por eso vamos a estar a disposición de cada provincia y municipio para brindarles los recursos necesarios y trabajar juntos en algo fundamental: salvar vidas”, comentó Pablo Martínez Carignano, director ejecutivo de la ANSV.

Para el funcionario, la sanción de la ley de alcohol cero al volante es el hito más importante desde la creación de la ANSV.

“Agrademos a los senadores y diputados que fueron la voz de una sociedad que estaba esperando esta ley. También a quienes acompañaron esta iniciativa de la ANSV y, por supuesto, a todos los familiares de víctimas, por quienes estamos muy conmovidos, porque este es el resultado de años y años de espera”, añadió.

Pablo Martínez Carignano, director ejecutivo de la ANSV.

“Estamos ante un momento único. Lo tenemos que aprovechar para generar, entre todos, una nueva cultura vial en el país”, aseguró.

Por las consecuencias de la  siniestralidad vial, desde la ANSV se buscaba unificar el criterio de tolerancia cero al alcohol en la conducción en todo el territorio nacional, como una medida para reducir las víctimas en hechos provocados por conductores bajo los efectos del alcohol.

Hasta la sanción de esta ley de alcance federal, 13 provincias y más de 50 ciudades argentinas tienen una normativa de alcohol cero al volante.

Según la ANSV, en aquellas provincias con más tiempo desde la sanción de esta norma, los resultados de fallecidos por año se redujeron desde un 15,8 %, en el caso de Río Negro, hasta un 37,1 %, en Jujuy.

En CABA, por caso, en los controles realizados por la ANSV —durante este enero— bajó a la mitad la cantidad de conductores con alcoholemia positiva en las rutas a la costa atlántica, en comparación con el mismo período del año anterior. 

Además, según estadísticas del Observatorio Vial de la ANSV durante los operativos de alcoholemia federal, se destaca que, en las jurisdicciones con alcohol cero al volante, la cantidad de conductores testeados que circulan con graduación 0 de alcohol en sangre es notablemente mayor que en aquellas que tienen como límite permitido 0,5.

“Estos datos reflejan que la normativa de alcohol cero al volante genera que los conductores se cuiden más y no beban, situación que disminuye de manera considerable que se provoquen siniestros viales en la vía pública”, expresó Martínez Carignano.