Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Reclaman más alimentos para comedores y un aumento en las tarjetas sociales

La CCC mantuvo una reunión esta mañana con el delegado municipal de Noroeste, Patricio Pañepi, y le entregó un petitorio con sus reclamos. Qué respuesta recibieron.

Fotos: Pablo Presti - La Nueva.

Movimientos sociales pertenecientes a la Corriente Clasista y Combativa (CCC) de Bahía Blanca mantuvieron esta mañana una reunión con el delegado municipal de Noroeste, Patricio Pañepi, y reclamaron por más alimentos para los comedores y merenderos de la ciudad, además de un aumento en el valor de la Tarjeta Celeste otorgada por el Municipio.

La agrupación presentó un petitorio en el que solicita productos frescos (carne, verdura, harina, aceite, leche, azúcar, entre otros). Asimismo, pide por el arreglo de las calles, la colocación de luminarias en lugares oscuros y peligrosos, la instalación de cloacas y el desagote de los pozos sépticos.

"Pedimos más mercadería, harina, alimentos secos y frescos, aumento de las tarjetas sociales, porque la verdad que se nos hace muy cuesta arriba", dijo Natalia, encargada del merendero "Las abuelas del Minj".

"Nosotras sacamos dinero de nuestro bolsillo para poder sustentar el merendero o comedor, para que la gente pueda comer", continuó.

La mujer explicó que muchas personas se acercan al merendero todos los días y en cualquier horario. "Vienen a pedirnos alguna torta frita o un pan entero para poder comer con sus hijos. Yo como mamá no les puedo decir: 'No, no tengo'".

En diálogo con La Nueva. Natalia comentó que desde 2021 "estamos reclamando por el valor de la Tarjeta Celeste que nos dio la Municipalidad, que hoy es de 6 mil pesos". Según pudo saber este diario, ese es el valor mínimo que otorga esa prestación; dependiendo del merendero o comedor, puede ascender hasta los 15 mil pesos. 

Natalia, encargada del merendero "Las abuelas del Minj".

"Con la inflación que hay hoy en día, no nos alcanza para nada. Nosotras tenemos que mantener a las familias durante todo el mes", dijo.

Además, remarcó que desde el merendero solicitan donaciones pero que "no llegan, porque la situación está complicada para todo el mundo".

Por su parte, Verónica, encargada del merendero "Hakuna Matata" del barrio Costa Blanca, contó que "ayer no cocinamos porque no teníamos nada para darle a la gente".

"Tengo 120 personas en total y hay que alimentarlas con dos pollos o con dos kilos de carne picada, es imposible", explicó.

Verónica, encargada del merendero "Hakuna Matata" de Costa Blanca.

En ese sentido, sostuvo que "el tema de los comedores y merenderos es caótico. Necesitamos que la Municipalidad nos aumente las tarjetas porque con ese dinero no hacemos nada".

Además, remarcó que "el intendente (Héctor Gay) manda mercadería solamente a los comedores de la Municipalidad, a otros no. Nosotros vemos que les llevan yogurt, galletitas, y nosotros no tenemos ni siquiera un vaso de leche para los chicos".

Reclamo al que se sumó Esther, encargada del merendero "Sueño Cumplido" del barrio Noroeste. "Tiene que ser para todos por igual, no tiene que haber preferencias. La gente no tiene para comer, tiene hambre y tiene necesidad", manifestó.

Esther, encargada del merendero "Sueño Cumplido" de Noroeste.

La respuesta de la delegación

El delegado municipal de NoroestePatricio Pañepi, también dialogó con este medio y explicó que "algunos de los pedidos de la nota corresponden más a Políticas Sociales", por lo que "no puedo hacer mucho".

"Ellos sienten que no están recibiendo la ayuda que merecen. Pero bueno, yo no sé, tengo que averiguar si les pueden dar o entregar mercadería, si reciben la tarjeta, si en ella está incluida la garrafa o no, entre otras cosas", dijo.

Pañepi se detuvo en cada reclamo y explicó la situación desde su punto de vista.

"Ellos piden que yo les dé una mano y hable con un frigorífico para conseguirles carne vacuna. El problema es que muchas veces donan y otras no, porque hoy hasta el empresario está más o menos luchándola, remándola, como todos", manifestó.

El delegado municipal de Noroeste, Patricio Pañepi.

Con respecto al arreglo de las calles dijo que "hay un problema: varios merenderos están en lugares que fueron usurpados. Además hay cosas que no dependen de mí".

Asimismo, explicó que también hay inconvenientes con los desagües y las luces. "Hay calles que arreglamos hace tres meses y a los tres días se estropearon. Lo mismo que las luces. En esto tiene mucho que ver el cuidado del vecino", sostuvo.

Sin embago, indicó que existe la posibilidad de gestionar una garrafa para cada merendero. Además, "vamos a ver si podemos conseguirles alguna donación".

"No se lo puedo asegurar, porque muchas veces no depende de mí", concluyó.