Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Máximo Thomsen se descompensó al escuchar su condena

Fue declarado coautor del asesinato de Fernando Báez Sosa con una pena de prisión perpetua y se descompensó en medio de la lectura del veredicto.

Máximo Thomsen, uno de los rugbiers condenados esta tarde a prisión perpetua por el crimen de Fernando Báez Sosa, se descompensó al escuchar el veredicto del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de la ciudad de Dolores que, ante esta situación, interrumpió la lectura del fallo, dispuso que el joven reciba asistencia médica y que se retire el público del recinto.

Minutos después de las 13.23, los jueces María Claudia Castro, Emiliano Lazzari y Christian Rabaia entendieron en un fallo unánime que Thomsen es uno de los cinco "coautores" del delito de "homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".

Instantes después de esa mención, se observa cómo Thomsen, que se encontraba de pie, se inclina hacia atrás y se desvanece en su silla. En ese momento, la transmisión en vivo del canal de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires contaba con más de 100 mil espectadores. 

Ante la situación, la jueza María Claudia Castro interrumpió al secretario que encabezaba la lectura del veredicto, solicitó que retiren a Thomsen del lugar para recibir atención médica y despejó la sala al pedir al público presente que se retire del lugar. 

Luego de una pausa de alrededor de 10 minutos se reanudó la lectura del documento. 

Además de Thomsen, Ciro y Luciano Pertossi, Enzo Comelli y Matías Benicelli fueron considerados coaturores penalmente responsables de la muerte del joven en las afueras del boliche Le Brique, en Villa Gesell.

En tanto, Ayrton Viollaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi, los tres restantes integrantes del grupo, fueron considerados partícipes secundarios del crimen, por lo que se los condenó a 15 años de cárcel a cada uno.

El tribunal pidió también que se investigue a Juan Pedro Guarino y a Tomás Colazo por los delitos de falso testimonio, tal como había sido solicitado la fiscalía. Los jueces determinaron que se extraigan copias de la causa y se inicie una investigación para establecer si los dos rugbiers que no fueron sometidos a juicio cometieron falso testimonio.