Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Una musulmana de Bahía opinó sobre el conflicto con las mujeres en Irán: “El Islam no es opresión”

Paula Suárez se refirió a la muerte de Masha Amini y a la situación de las mujeres en nuestro país.

Paula Suárez, representante de los musulmanes en la ciudad (Foto: Archivo - La Nueva.)

   Desde la semana pasada, miles de personas se manifiestan a lo largo de Irán para repudiar el asesinato de Mahsa Amini.

   La joven kurda, de 22 años, estaba de visita en Teherán cuando fue detenida y arrestada por la denominada “policía de la moral” por llevar desacomodado el hiyab que recubre, obligatoriamente, el cabello de las mujeres que viven en ese país.

   Tres días después Mahsa falleció en un hospital producto de un violento golpe en la cabeza, según confirmaron sus familiares en las últimas horas.

   Desde ese momento, se han realizado protestas en más de 40 ciudades, con decenas de muertos en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Protestas en Irán: “Los infractores deben ser ejecutados”

Miles de personas se manifiestan a lo largo de Irán.

   En este marco, La Nueva. dialogó con Paula Suárez, representante de los musulmanes en la ciudad.

   “Mahsa Amini fue víctima de la opresión del pueblo de Irán y el islam no es opresión”, comenzó diciendo. Y ejemplificó: “En Europa oprimen a las mujeres y les dicen: 'si no usás el velo no vas a conseguir trabajo'”.

   Este hecho se enmarca en un contexto religioso determinado ya que en Irán “el velo representa una orden de Dios para que el hombre baje su mirada y no diga ni haga obscenidades”. Asimismo, “la mujer tiene que bajar su mirada y cubrirse para que el hombre no la moleste y para que las mujeres no la envidien”, explicó Paula.

   Y continuó: “La mujer se cubre para afuera y en casa. Con la gente que realmente la quiere, se viste como quiere”.

Miles de personas se manifiestan a lo largo de Irán.

   Paula también se refirió a la situación de las mujeres en nuestro país.

   “La costumbre que tenemos acá es descuidar a nuestro marido, estamos con la bata, los ruleros y las pantuflas en casa y cuando salimos a la calle nos pintamos los labios, nos ponemos minifalda, nos vestimos bien bonitas para los ojos de los demás”, advirtió.

   Y brindó su opinión al respecto: “Esto está mal también. La mujer termina siendo esclava de la mirada ajena”.

   “Estas opresiones de un lado y del otro están mal. La mujer es víctima y no se da cuenta”, concluyó diciendo.