Bahía Blanca | Domingo, 02 de octubre

Bahía Blanca | Domingo, 02 de octubre

Bahía Blanca | Domingo, 02 de octubre

Encontró restos de gliptodonte en la ría de Bahía Blanca, le hizo una canción y presenta el disco

Partes de la coraza de estos animales prehistóricos están depositados en el estuario hace años. Este disparador motivó al músico a componer un disco. Este sábado lo presenta en vivo.

Por Franco Pignol

   Ficción y realidad en una misma ecuación dieron por resultado una canción: “El gliptodonte del islote del Puerto”. La letra está en primera persona: Un animal prehistórico se presenta y se sorprende por su repentina aparición en superficie. Suena tan fantasioso y curioso como psicodélico si a eso se le suma una melodía con atmósfera onda Jhonny Cash.

   Los gliptodontes no hablan, está claro. Pero sus restos dicen muchísimo. Son esas minúsculas partes del caparazón, de la coraza de estas especie de roedores gigantes que aparecieron en el estuario bahiense hace años. Javier Barrio, sociólogo y músico nacido en Capital Federal, fue quien hizo la canción a partir de este descubrimiento.

   Lo cierto es que ese tema forma parte del disco “Las puertas del desierto”, que Barrio presentará junto a una gran banda e invitados este sábado, desde las 21, en Alvarado 818. Reservas al +54 9 11 61900202.

Al viajar a las islas descubrimos una exuberancia natural increíble. El gliptodonte nos viene a hacer preguntas”.

   El espectáculo fue bautizado bajo el lema “Rock antropológico”. Y si sos de los curiosos no te lo pierdas porque hasta los dinosaurios van a hablar luego.

   “Vengo trabajando hace 10 años en un proyecto de arte y paleontología que se llama ‘El museo del gliptodonte’. En un viaje que hicimos al islote con el grupo de la Isla Invisible descubrimos y encontramos pequeños fragmentos de las corazas, de los caparazones de estos animales prehistóricos. Entonces surgió el interrogante…”, deja picando Barrio.

   —¿Cuál?

   —¿Cómo llegaron los gliptodontes al islote del puerto? Esa pregunta fue la que abrió el camino para componer la canción: “El gliptodonte del islote del Puerto”. La hipótesis que manejamos y la que más coincidimos con las personas que fuimos a las islas es que los gliptodontes llegaron a las islas con el refulado del dragado del canal principal. Es decir, de tanto dragarlo hasta hemos extraído fósiles que estaban bajo sedimentos. De alguna manera los gliptodontes tienen algo para decirnos.

   “Al viajar a las islas descubrimos infinidad de fauna maravillosa como delfines, guanacos, infinidad de cangrejos, gaviotas cangrejeras, una exuberancia natural increíble. El gliptodonte es la punta de lanza que nos viene a mostrar esto y nos viene a hacer preguntas”.

   —¿Qué te aportó la sociología?

   —La verdad que fue una carrera que me cambió la cabeza, el modo de pensar críticamente la sociedad, intentar deconstruirnos, intentar pensar que nada de lo que somos es natural. En ese marco comencé a trabajar en proyectos de arte y territorio. Me orienté hacia Sociología de la Cultura, entonces comencé a trabajar en proyectos de arte e investigación y en prácticas artísticas situadas.

   —¿Qué es el arte para vos?

   —Una forma de conocer el mundo.

   —¿Cómo llegaste a Bahía?

   —En 2019 vine a la residencia La Isla Invisible que organiza el Museo Ferrowhite. Ahí conocí a las islas del estuario de Bahía Blanca y conocí a mi compañera. Me mudé finalmente a Bahía en 2020 y en plena cuarentena comenzó la composición del disco.

   —¿Cómo resumirías al disco “Las puertas del desierto”?

   —Las canciones son como un cuaderno de viaje. No pretenden ser el conocimiento legítimo y verdadero, sino simplemente intentan traducir mi experiencia singular a través del territorio bonaerense y las islas de la provincia de Buenos Aires que creo que en el imaginario popular la provincia es una gran llanura con campo, pampa y horizonte, pero hay otro paisaje que no estamos viendo y son las islas que en alguna medida está invisibilizadas.

La banda que lo acompañará

   Javier Barrio (guitarra y voz), se presentará en banda junto a Javo Pérez (guitarra), Fabricio Carballo (bajo), Nicolás Osses (batería) y Agustín Rodríguez (acordeón).