Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Opinión: de cara a las elecciones italianas del 25 de septiembre

Con la renuncia de Mario Draghi como primer ministro de Italia, el presidente Sergio Mattarella llamó a renovar el parlamento. En América del Sur se eligen un senador y dos diputados.

Ing. Marcelo Bomrad / Coordinador Nacional Lega Salvini Premier, Candidato al Parlamento Italiano *

   Con la renuncia de Mario Draghi como primer ministro de Italia, el presidente Sergio Mattarella llamó a renovar el parlamento el próximo 25 de septiembre. En América del Sur se eligen un senador y dos diputados.

   Estarán en condiciones de votar en todo el mundo alrededor de seis millones de ciudadanos italianos divididos en cuatro circunscripciones electorales: Europa, América Meridional, América Septentrional y Resto del Mundo. Argentina es parte de la circunscripción América Meridional que comprende a todos los países de Sudamérica, con poco más de 1,5 millón de electores, con Argentina en primer lugar, seguido por Brasil, Venezuela, Uruguay, Chile, etc.

   Históricamente, la participación es baja en términos relativos, rondando en un 30% pero confiamos que, en esta próxima elección del 25 de septiembre, para la que faltan menos de dos meses, la participación aumentará, ya que realmente está en juego la ciudadanía italiana por sangre con impacto real en millones de personas.

   Por eso pedimos encarecidamente que en esta elección voten, y que lo hagan por partidos italianos importantes, defensores del Ius Sanguinis. También es muy importante que los que aún no han tramitado la ciudadanía aun inviten a sus amigos y familiares italianos a votar, ya que la próxima elección será la “madre de todas las batallas” para la tradición y la cultura italiana. La elección se hace por correo.

   En su plataforma, la Lega propone darle rango constitucional a la ley de Ciudadanía Ius Sanguinis, para “blindarla” ante cualquier intento de modificación o limitación, ya que la ley actual es una ley ordinaria que puede ser modificada con una mayoría simple del Parlamento.

   Proponemos “blindar” o hacer “intocable” la ley de ciudadanía, porque Italia actualmente depende exclusivamente de la inmigración para su crecimiento, ya que su tasa de natalidad es la más baja de su historia. Y en este punto es donde se produce la divisoria de aguas: mientras la Lega propone facilitar las condiciones para los italianos en el mundo, otros partidos promueven modificar la ley vigente en sentido contrario, es decir hacia la implementación del Ius Soli con propuestas que podrían limitar la transmisión de ciudadanía a una o dos generaciones, dejando afuera a tercera y cuarta, que son la mayoría de los descendientes.

   En sendas columnas de opinión publicadas el 02/06/22 en El Cronista de Buenos Aires y Diario UNO de Mendoza, advertía que había recomenzado en Italia el debate para modificar la ley de ciudadanía y que esto podría afectar los derechos de millones de personas. Tal como señalado, el día 15/06/22 (continuando el 22/06/22) comenzó en la Comisión III Asuntos Externos de la Cámara de Diputados Italiana el tratamiento del proyecto “Modificaciones a la ley 5 de febrero de 1992, n. 91, nuevas reglas de ciudadanía”.

   Para entender la seriedad del tema, a continuación, van algunos extractos del debate en Comisión. La Diputada Boldrini (PD) ex presidente de la Cámara en la legislatura pasada afirma en pág. 68: “es incomprensible reconocer la ciudadanía a personas que ya no tienen ningún vínculo con nuestro país, permitiéndoles utilizar los servicios sin pagar ningún impuesto al Estado italiano”, mientras que pág. 233 “Considera oportuno insertar la observación propuesta ya que la aplicación del ius Sanguinis a los descendientes de cuarta o quinta generación ha provocado evidentes distorsiones”. El diputado Palazzotto (PD) en pág. 232 presenta una propuesta sobre la “oportunidad de reconsiderar los casos de adquisición de la ciudadanía iure Sanguinis, en el sentido de fijar plazos razonables para la reconstrucción”.

   En síntesis, ha recomenzado en Italia el debate para modificar la ley vigente con dos tipos de limitaciones: 1) generacionales y/o 2) introduciendo requisitos de vínculos con Italia. De aprobarse cualquiera de las limitaciones, los derechos de millones de personas de segunda y/o tercera y/o cuarta generación, que aún no han tramitado la ciudadanía, podrían verse afectados. Asimismo, en caso de aprobarse la limitación más restrictiva, podría verse afectado el derecho de un ciudadano que olvide inscribir un hijo, cortando la cadena.

   Darle rango constitucional a la ley de ciudadanía evitaría cualquier tipo de manipulación a futuro. Por ello, darle rango constitucional al Ius Sanguinis es la mejor manera de defenderlo.

   Nuestra plataforma se basa en defender la ciudadanía Ius Sanguinis resolviendo las tres demandas más importantes de los italianos de Sudamérica: garantizar la vigencia de la ley actual de ciudadanía constitucionalizando la ley, facilitar la movilidad hacia/desde Italia con la equivalencia automática de títulos y mejorar la atención consular.

Mejorar la Atención Consular Mediante la Creación de un Nuevo Ministerio

   Para mejorar la atención consular, proponemos reactivar un ministerio, que existió hace años, pero después fue eliminado, denominado Ministerio de los Italianos en el Mundo (MIIMO), con el objetivo principal de ayudar al Ministerio de RR.EE., embajadas y sistema consular italiano a gestionar el Sistema Italia en el mundo (reconstrucción de ciudadanías, renovación de pasaportes, visas, gestión del sistema de cámaras de comercio, entre otras cosas)

   Actualmente, el sistema consular italiano está totalmente saturado. Como ejemplo, Bahia Blanca tiene tantos ciudadanos italianos como ciudades como Pisa o Brindisi o Buenos Aires tiene la misma cantidad de italianos que Verona y Venezia sumadas, siendo la séptima ciudad “italiana” con más italianos que Bologna o Firenze.

   Pero la gran diferencia radica en que, en estas ciudades italianas, el pasaporte se puede renovar en cualquiera de las tantas comisarias que existen, mientras aquí se puede hacer solo en el consulado, al igual que una ciudadanía en Italia se puede tramitar en un registro civil, que cuenta con bastante más recursos humanos que los consulados en el exterior.

   Evidentemente existe un cuello de botella pero que no es para nada irresoluble, ya que con el nuevo MIIMO, involucrando a los cientos de asociaciones presentes en cada país sudamericano y re-jerarquizando y nombrando más vicecónsules honorarios, el cuello de botella puede ser resuelto en el mediano plazo.

   Volver a implementar en Roma el Ministerio de los Italianos en el Mundo (MIIMO) juntamente con el nombramiento de más vicecónsules honorarios como así también el involucramiento de la gran cantidad de asociaciones italianas presentes en cada país, desde asociaciones regionales a cámaras de comercio, pasando por clubes, etc. descomprimiría naturalmente al sistema consular destrabando los actuales cuellos de botella que hacen que sea muy difícil obtener turnos para ciudadanía o pasaportes.

Generar Mas Oportunidades con la Equivalencia de Títulos

   La falta de equivalencia de títulos terciarios/universitarios con Italia es uno de los tres grandes problemas que entendemos afectan a los italianos del mundo, junto con los intentos de modificar el Ius Sanguinis y la saturada atención consular en países como Uruguay, Argentina o Brasil. Para cada uno de estos tres problemas, la Lega ofrece una solución concreta a ser presentada en el próximo parlamento italiano.

   Para el caso particular de la equivalencia de títulos entre países de Sudamérica e Italia estamos trabajando en proyectos de ley que prevean la homologación automática por parte de la autoridad de aplicación italiana respectiva de títulos académicos profesionales obtenidos en universidades acreditadas, en lugar del proceso individual actual que puede tardar años.

¿Por qué votar a la Lega?

   Porque por ser la Lega uno de los partidos más importantes de Italia, con un bloque parlamentario significativo, posee la capacidad de aprobación en el Parlamento e implementación por vía del poder ejecutivo de las tres soluciones a las tres principales demandas arriba mencionadas.

   Otros partidos de base italiana, si bien son importantes en la península y seguramente contarán con bloques parlamentarios significativos, su abierto apoyo a la modificación de la ley de ciudadanía vigente entiendo los hace menos atractivos para los italianos de Sudamérica.

   Y los partidos creados en el exterior y sin presencia significativa en Italia no tienen ningún tipo de poder real para modificar las cosas. De hecho, los representantes actuales de dichos partidos tienen índices de ausentismo a las sesiones muy superior al promedio de ausentismo parlamento, es decir que tienen tan poca incidencia que ni siquiera van a las sesiones.

   Para las próximas elecciones, los votantes podrán optar, como nunca antes, entre un amplio abanico de opciones. Desde importantes partidos italianos pro Ius Sanguinis y con gran presencia en el Parlamento, como la Lega, a partidos italianos abiertamente favorables al Ius Soli, pasando por partidos nacidos en el exterior y con presencia insignificante en el Parlamento italiano.

   Como detallé más arriba, para poder resolver los problemas históricos que aquejan a los italianos en Sudamérica se necesitan dos cosas: primero y principal creer firmemente en la defensa de la ley de ciudadanía vigente Ius Sanguinis ilimitada oponiéndose firmemente al Ius Soli, y segundo tener el poder para aprobar e implementar las soluciones.

   La Lega reúne estas dos condiciones, y si como la mayoría de las encuestas indican, será parte del próximo poder ejecutivo italiano, se abre una luz de esperanza para los italianos de la región que finalmente y después de muchos años podrán ver resueltos los problemas crónicos que los aquejan desde hace tiempo.

   En mi página bomrad.com los ciudadanos pueden comunicarse directamente conmigo, como así también dar su apoyo para la constitucionalización del Ius Sanguinis en bomrad.com/sumate.

 

* Marcelo Bomrad, casado, tres hijos, nacido en Buenos Aires es candidato al parlamento italiano por la Lega, un partido con muchas chances de formar parte de la próxima coalición de gobierno.   Recibido de ingeniero industrial en la UBA, y con un MBA en Harvard es fundador de empresas de biotecnología. Es italiano de cuarta generación, afiliado a la Lega desde hace casi 20 años. Es miembro del Consejo Directivo y Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio Italiana en Argentina y dirigente del Sportivo Italiano.