Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

"Le pedimos a Gay que en Bahía Blanca se reduzca la velocidad a 30 km/h"

El titular de Luchemos por la Vida, Alberto SIlveira, dijo que a esa velocidad solo uno de cada 10 accidentes son fatales.

Fotos: Archivo La Nueva.

   El presidente de la asociación Luchemos por la Vida, Alberto Silveira, aseguró que es necesario extender a todo el país el límite de 30 kilómetros por hora para circular por las calles de pueblos y ciudades "porque está demostrado que la medida salva vidas".

   Además, aseguró que se está gestionando ante el municipio de Bahía Blanca que ese límite de velocidad, que actualmente se utiliza en unas 36 cuadras del microcentro, se utilice en todo el radio urbano.

   "Tuvimos una reunión con (el intendente Héctor) Gay para que en Bahía Blanca no solo se reduzca la velocidad, sino que también la experiencia se pueda extender a otras zonas urbanas, a partir del éxito que tuvo", manifestó.


Alberto SIlveira, titular de Luchemos por la Vida.
 

   En diálogo con el programa Noticias en Compañía, que se emite por "LU2", manifestó que en nuestra ciudad "se encuentran bien señalizadas" las calles donde se aplica ese límite y señaló que no solo es necesario controlar la velocidad, sino que también la reglamentación sea cumplida por quienes circulan.

   "Su puesta en funcionamiento ha permitido una reducción importante en el número de víctimas de accidentes y es por eso que debería extenderse a otros puntos del país. Entonces, las ciudades que han hecho la experiencia y obtuvieron buenos resultados, deben llevarlas a todo el ejido urbano, porque eso significa el salvado de vidas, que las calles se conviertan en vías más amigables y eso redunde en menos polución sonora y espacios más atractivos, con caminantes y ciclistas, lo que también mejora de la salud en general", dijo.

   Esto, ratificó, significa un "cambio de paradigma en cómo nos movemos en sectores urbanos".

   "Un peatón arrollado a 40 km/h tiene 70% de probabilidades de sobrevivir, pero si esa velocidad se reduce a 30 km/h, las opciones de fallecer se reducen al 10% -sostuvo-. De ese modo se duplican las posibilidades de supervivencia".

   Además, recordó que el exceso de velocidad, junto con la ingesta de alcohol o drogas, son los principales causantes de accidentes de tránsito.

   "Este es un mal que afecta a todo el país, en proporción a los habitantes y vehículos que circulan. Es algo que tenemos que enfrentar, con políticas serias, priorizando el control y la sanción. En este tema, vivimos en una anarquía porque cada cual hace lo que quiere", señaló.

 

Impulsan una ley para limitar la velocidad a 30km/h en las ciudades de todo el país

 

   Silveira aclaró que a estos factores de accidentes y mortandad se suman la falta de uso de cinturones de seguridad y cascos en vehículos de dos ruedas, ya sean motos o bicicletas.

   "También hay que incluir al uso de smartphones durante la conducción, o los manos libres. Además, existen conductas de incivilización, como no otorgarle el derecho de paso a los peatones en las esquinas. Hay muchos cambios que debemos lograr", explicó.

   En pocas palabras, manifestó que es necesario "hacer cumplir las leyes que ya existen".

 

Un peatón arrollado a 40 km/h tiene 70% de probabilidades de sobrevivir, pero si esa velocidad se reduce a 30 km/h, las opciones de fallecer se reducen al 10% -sostuvo Silveira-. De ese modo se duplican las posibilidades de supervivencia".

 

   "Eso es lo que uno observa en los países que han disminuido su número de muertos en accidentes de tránsito. Acá, sin embargo, las leyes no se cumplen; debemos generar un cambio de conductas en los 46 millones de argentinos", lamentó.

   En cuanto a la posibilidad de implementar una ley de tolerancia cero al consumo de alcohol para quienes manejan, dijo que "si se siguen haciendo pocos controles de alcoholemia, no va a ser eficaz".

   "Hoy vemos que en la mayoría de los siniestros graves por ingesta de alcohol, los niveles son superiores a un gramo de alcohol por litro de sangre. Entonces, el tema termina la cantidad de controles. En los países exitosos hacen entre 6 millones a 10 millones de controles anuales; acá son 700 mil al año", advirtió.


   Según el titular de Luchemos por la Vida, "si no se hacen más controles debemos olvidarnos de modificar los límites, porque no habrá cambios y vamos a seguir teniendo muertos"

   "Nuestra institución siempre va a apoyar que haya cero alcohol al momento de conducir. Pero no nos queremos engañar; se debe cumplir lo que legislamos. Si no tenemos control con 0,5 g/l, no tiene sentido dar otros pasos que no podremos hacer cumplir.

   Entonces, primero hay que hacer cumplir los limites actuales y sancionar a los transgresores; y después pensar en cambiar los límites", consideró.