Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Una centena de egresados recibió su diploma en la 371ª Colación de Grados

El acto se llevó a cabo en el salón de avenida Alem 1253 con la presencia de autoridades, alumnos, familiares y allegados. 

Los egresados vivieron su gran día en la Universidad del Sur. Fotos: Prensa UNS

   Otro emotivo acto de Colación de Grados (el 371 de su historia) realizó la Universidad Nacional del sus en sus instalaciones de avenida Alem 1253.

   La actividad se dividió en dos turnos. En el primero, que fue presidido por el vicerrector Javier Orozco, estuvieron quienes cursaron sus carreras en los Departamentos de Agronomía, Ciencias de la Administración, Ciencias de la Educación, Ciencias de la Salud, Economía, Humanidades, Ingeniería Eléctrica y de Computadoras, Ingeniería Química y Química.

   En el restante, que presidió el rector, doctor Daniel Vega, participaron los Departamentos de Biología, Bioquímica y Farmacia; Ciencias e Ingeniería de la Computación, Derecho, Física, Geografía y Turismo, Geología, Ingeniería y Matemática.

   Los discursos estarán a cargo de los directores decanos de Humanidades e Ingeniería, el doctor Emilio Zaina y el ingeniero Martín Serralunga, respectivamente. También hablarán en cada turno un egresado o egresada de uno de esos Departamentos, seleccionados en base a su promedio académico.

   De la entrega de distinciones participaron en total 100 alumnos y el listado completo de egresados es el siguiente:

   Magister en Salud Colectiva: María Cecilia Bucciarelli.

   Especialista en Economía y Gestión de los Servicios de Salud: Hen Ilan Liberman.

   Especialista en Turismo Rural y Comunitario: Yanina Natalia Torres.

  Ingeniero Agrónomo: Nicolás Brun, Brenda Romina Jara y Deborah Soledad Liasch.

   Contador Público: Sol Belén Morán, Fiorella Pelizaro, Bárbara Pezzella y Agustina Vogt.

   Licenciado en Administración: Sebastián Ercole y Nahuel García.

   Profesor de Educación Inicial: Agustina Fuhr Seewald, Dalila Aylen Kloster y Lucía Vanesa Medina.

   Enfermero: Bernardita Carrillo, Sofía Belén Di Dio, María de los Ángeles Hernández y Lucía Elena Raul.

   Licenciado en Enfermería: Camila Luján Cuevas, Gabriela Stechina y María Luz Suárez.

   Técnico Universitario en Acompañamiento Terapéutico: Milagros Martina Barrera, Martina Soledad Ghergo, Micaela Jaqueline Lucchetti Lagrange, Rocío Anabel Morales, Camila Muñoz, María Lina Peciña, Martina Pereyra, Héctor Manuel Quirilao Cayupil, Camila Rocha, Antonela Torquati y Giuliana Margot Velasquez Navarrete.

   Licenciado en Economía: María Jesús Simone.

   Licenciado en Historia: Leandro Agustín Wallace.

   Profesor en Historia: Johanna Candelo y Florencia Sabrina Pederzoli.

   Ingeniero Electricista: Esteban Joaquín Álvarez Montecinos.

   Ingeniero Electrónico: Daniel Carlos Calderón.

   Ingeniero Químico: Carla Giulietta Capovilla, Lucía Magalí González Flaherty, Milagros Larizgoytía, Lucas Parodi, Marco Daniel Quaglia, Sebastián Alexis Rodríguez, Nicolás Soldevia de Díaz y Evelyn Giselle Vogel.

   Ingeniero en Alimentos: Ailín Amantegui, Romina Andrea Sidera y Nicolas Soldevia de Díaz.

   Técnico Universitario en Operaciones Industriales: Arturo Gonzalo Cortez.

   Técnico Químico Universitario: Elena Beatriz Corbalán Córdoba y María Eugenia Gómez Luján.

   Magister en Procesos Locales de Innovación y Desarrollo Rural: Josefina Blanco.

   Especialista en Derecho Penal: Martín Alejandro Enrique Jasson.

   Bioquímico: Rocío Ayelén Castro.

   Farmacéutico: Daiana Patricia Fritz, Sofía Mansilla y Macarena Liz Pitta Hernández.

   Técnico Universitario en Acompañamiento Terapéutico: Mijal Goisen.

   Ingeniero en Computación: Ezequiel Miguel Lamarque.

   Ingeniero en Sistemas de Información: Johanna Valeria Escudero y Franco Martín Raniolo.

   Licenciado en Ciencias de la Computación: Arturo Roberto Padin y María Sol Stiep.

   Abogado: Leandro Agustín Alonso Figueroa, Luciano Crociati, Pedro José Fanelli, Laureano Giménez, Alan Guerrero, Manuela Gómez, Genaro Lalli Alvarez, Michela León, Candela Soledad Menghini, Anahí Fernanda Paredes Acosta, Florencia Scarcella Staltari y Malena Simon Tiecher.

   Licenciado en Seguridad Pública: Pablo Andrés Calderón, Damian Alejandro González, Adolfo Claudio Marcelo Luján, Claudio Marcelo Petrizán y Mario Andrés Ricardo Reynoso.

   Licenciado en Geofísica: Melina Gisel Ríos.

   Licenciado en Turismo: Delfina González, Denise Ivon Huici y Yesica Betiana Mayer.

   Profesor en Geografía: Yamila Belen Lambrecht.

   Ingeniero Civil: Rocío del Cielo Antonelli, Gino Giuliano Bonetti, Gaspar Andrés de Castro, Rebeca Giggi Hippener y Manuel Otero.

   Ingeniero Industrial: Santiago Amusquibar, Facundo Rodrigo Carbajo, Matías Enriquez, María Paula Fernández, Belén Labrisca, Bernardita Melinger y Benjamín Pérez Ostertag.

   Ingeniero Mecánico: Erik Nicolás Kraemer.

Las palabras de Johanna Candelo, flamante profesora en Historia

   “La experiencia universitaria me abrió un mundo nuevo: me dio herramientas para complejizar mi forma de pensar, impulsó mi curiosidad, me hizo cuestionarme, me acercó a compañeros con otras historias, me llevó a transitar nuevos espacios y me fue planteando desafíos. En Humanidades particularmente siempre me sentí como en casa, el trato cálido y la accesibilidad de los profesores despertaron intereses y la motivación a seguir aprendiendo. Las charlas en las escalinatas antes de entrar a cursar, el bullicio de los pasillos en los cambios de cursada, los mates infaltables cuando el día se hacía largo, los almuerzos y cenas en el comedor”, comenzó diciendo Johanna Candelo, flamante profesora en Historia.

   “Cuando empezó la pandemia fuimos perdiendo esos lugares de encuentro. La mayoría de los que estamos presentes dejamos de cursar de un año al otro sin despedirnos conscientemente de las aulas. Particularmente a mí me generó mucha nostalgia, así que celebro hoy que los estudiantes puedan volver a encontrarse y apropiarse de los espacios que la universidad nos ofrece.

   “Más allá de los momentos de quiebre, creo que lo más importante de transitar una carrera de grado es el disfrute, desde leer una fotocopia a gusto con un mate hasta la adrenalina de dar clases en las prácticas. A veces estamos preocupados y ansiosos por llegar a la meta y nos olvidamos de las pequeñas satisfacciones de ser estudiante. Poder reconocerse en lo que uno está haciendo y escuchar el deseo propio es un proceso interno que va sucediendo a medida que lo recorremos. No es lineal, tiene sus idas y vueltas, pero si somos realmente genuinos, el esfuerzo se hace menor, las gratificaciones más sentidas y un día podemos por fin dedicarnos a lo que tanto queríamos. No puedo dejar de agradecer a todos los que nos acompañaron, apoyaron y confiaron en nosotros, y por supuesto a  la educación pública que nos dio la posibilidad”, concluyó Johanna, en la Colación de Grados.