Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

La cuarta dosis viene en camino: ¿Para quiénes? ¿Cuándo? ¿Por qué?

“Recién se está acordando a nivel nacional, y la Provincia aún no lo decidió. Será, progresivamente, para los mismos grupos de la dosis adicional”, aseguró el Dr. Maximiliano Núñez Fariña, titular de Región Sanitaria 1.

Una de las características en esta etapa de la pandemia en nuestra ciudad es el incremento de la aplicación de la segunda dosis. / Fotos: Pablo Presti y Rodrigo García-La Nueva.

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   “La cuarta dosis se aplicará, progresivamente, para los mismos grupos de la adicional; esto es, los mayores de 50 años con dos dosis de Sinopharm, e inmunocomprometidos”.

   El Dr. Maximiliano Núñez Fariña, titular de Región Sanitaria 1, también dijo que es algo que recién se está acordando a nivel nacional, ya que el ministerio de Salud bonaerense aún no lo   decidió.

   “Hay que ver qué tipo de patología tiene cada persona y, de acuerdo con el certificado médico que se presente, se podrá generar la aplicación de esta cuarta dosis en un grupo más amplio”, amplió.

   De acuerdo con el Monitor Público de Vacunación, la referencia es —a esta semana— para poco más de 3,1 millones de personas en todo el país, las que tendrán acceso a este refuerzo a cuatro meses de la tercera aplicación a partir de los 12 años de edad.

Dr. Maximiliano Núñez Fariña, titular de Región Sanitaria 1.

   “Ahora todo depende de los protocolos de vacunación de Salud de la Nación que, luego, se baja a cada uno de los ministerios sanitarios provinciales. Es algo que aún no está escrito”, indicó.

   El Dr. Núñez Fariña recordó que la dosis adicional es la que se empezó a aplicar a aquellas personas que eran mayores de 50 años y que tenían Sinopharm. Según los estudios, la inmunidad de esta aplicación no era tan importante como la del resto de las vacunas.

   Lo mismo sucedió con los inmunocomprometidos, quienes necesitaban una dosis adicional para aumentar su inmunidad, más allá de la vacuna utilizada en las primeras etapas.

   La de refuerzo se empezó a aplicar a los mayores de 60 años. En primera instancia a los agentes de salud; luego a las embarazadas y al personal de educación, hasta llegar al resto de los grupos.

Más allá de la decisión del Gobierno nacional, la provincia de Salta ya resolvió que, a partir de marzo venidero, comenzará con la aplicación de la cuarta dosis.

   La única condición, al margen de las ya comentadas, es que hayan pasado 120 días desde la aplicación de la tercera dosis. En la mayoría de los casos, en el mes de noviembre fue aplicada en forma masiva.

La actualidad

   Más allá de la cuarta dosis, el Dr. Núñez Fariña fijó la prioridad sanitaria de estos días en nuestra ciudad.

   “Estamos abocados a generar el aumento de la inmunidad entre los 3 y los 18 años, que son los chicos de las escuelas primaria y secundaria, tanto públicas como privadas. La intención es garantizar un inicio de clases seguro”, aseguró.

   “El año pasado la mayor problemática era cuando pensábamos en los educadores y en quienes trabajaban en los establecimientos educativos, ya que debían estar vacunados. Pero hoy estamos por encima del 95 % de ese segmento con la vacuna y por eso trataremos de superar el 80 % en los alumnos. ¿Si se podrá? Lo estamos intentando”, sostuvo.

   “Empezamos los operativos este lunes 7 en las diferentes escuelas no sólo de Bahía Blanca, sino en toda la Región Sanitaria 1”, agregó.

   “Hasta el (próximo viernes) 25 estamos abocados en eso, porque la idea es que los chicos empiecen con el mayor índice de vacunación”, sostuvo.

   “El virus estará, claramente, pero el resultado clínico tiene que ser más llevadero para que los problemas que tengan los contagiados sean ambulatorios, de domicilio, y no terminen en el hospital”, aseguró.

   Respecto de la marcha de la vacunación en nuestra ciudad, el Dr. Núñez Fariña afirmó que se evitó, también a nivel provincial y nacional, ver las imágenes de las primeras horas de la pandemia en Europa.

   “Acá no sucedió eso. Hubo un trabajo enorme del grupo que está con nosotros, tanto en la Provincia como en la Nación. Y por eso llegamos al índice de vacunación que tenemos en Región Sanitaria 1, que es altísimo”, indicó.

De acuerdo con las cifras de esta semana, en Bahía Blanca ya se vacunaron poco más de 288.000 personas con la primera dosis; más de 255.000 con la segunda y 103.000 con la tercera, o dosis adicional.

   Una de las características de esta etapa de desarrollo de la pandemia en nuestro ámbito es el incremento de la aplicación de la segunda dosis, cuya diferencia con la primera se achicó en forma significativa.

   “Desde que empezamos con la vacunación buscamos distintos mecanismos para que la gente se acerque a vacunarse”, sostuvo el responsable de RS1.

   “A fin del año pasado iniciamos la vacunación itinerante barrio por barrio y localidad por localidad. Por ejemplo: fuimos tres o cuatro veces a (General Daniel) Cerri y otras tantas a Cabildo. Acercamos las vacunas hasta casi el domicilio de cada persona; calculamos que la aplicación llegó, hasta el momento, a más de 6.000 personas con esta modalidad”, comentó.

   “También fuimos al (balneario) Maldonado en los primeros días del año y terminar de concretar distintas actividades, como la denominada Noche de las vacunas”, expresó.

   “Seguramente hagamos algo para la semana venidera en relación a los carnavales. Siempre estamos buscando diferentes mecanismos para estar presentes para que nadie se quede sin vacunar”, contó.

   El Dr. Núñez Fariña recordó que, el año pasado y con la autorización de los padres, se habían acercado a las escuelas para vacunar a los estudiantes.

   “Todas esas estrategias nos han funcionado”, dijo.

   También admitió que, en este sentido, hubo mucho trabajo de distintas organizaciones sanitarias y demás instituciones, entre ellas la Sociedad Argentina de Pediatría y la Sociedad Argentina de Adultos Mayores.

   “Las instituciones nos dieron el aval para demostrar que, hoy, la vacuna es la base de todo”, expresó.

   El dirigente sostuvo que, actualmente, la mirada de Región Sanitaria 1 está sobre las camas de terapia intensiva y no respecto de la cantidad de contagios.

   “Anteriormente, ese porcentaje de contagiados terminaba en el hospital. Hoy, si bien el número triplica al de la segunda ola, no se ve reflejado en los nosocomios”, aseveró.

   —Dr. Núñez Fariña, ¿la demostración de la efectividad redujo la cantidad de personas que se negaban a vacunarse?

  —En realidad, no creo que sea importante esa cifra.

“La Argentina es un país que está acostumbrado a la vacunación. No hemos tenido inconvenientes en eso, ya que el nivel general de la aplicación de las vacunas calendario es alto”.

   “Los pocos antivacunas que hay, en el contexto del COVID-19, hacen mucho ruido y tienen un modo agresivo para manifestarse, algo sobre lo cual no estamos acostumbrados en Bahía Blanca. Pero insisto: es sólo ese ruido, ya que el número no es alto”.

   —¿La vacuna contra el COVID debería ser obligatoria?

   —Es un debate que se está llevando a cabo. De todos modos, insisto: nuestro país tiene una cultura de vacunación que provoca que, por el momento, no sea necesario algo semejante.

   “Con los índices de vacunación que tenemos hoy no creo que se justifique algo obligatorio; por ahí más adelante. Pero lo cierto es que eso no está aún en la agenda.

   “Entiendo que el COVID va a terminar como una vacuna antigripal y que estará dentro del calendario. En su momento, muy poca gente se vacunaba con antigripal, pero en este tiempo se batieron récords. ¿Por qué? Porque, sin dudas, ayuda a evitar un problema respiratorio”.

   —¿Estamos cerca de la endemia?

   —No sabría decirlo; sería hacer futurología. Hemos aprendido que, mientras no haya mutación, al COVID lo podemos dominar. Pero sí, creo que vamos a camino a una endemia, pero aún estamos en pandemia.

   “No hay que olvidarse cómo llegamos a la vacunación, porque la primera ola la pasamos con barbijo, distanciamiento social y lavado frecuente de manos. Junto con el aislamiento, eso nos salvó.

   “La segunda la pasamos con un porcentaje alto de vacunación, que se incrementó en agosto (último) con la segunda dosis y en esta tercera ola, con un gran índice, se logró que no se sature el sistema, que acá es lo fundamental”.

“Necesitamos un rápido esclarecimiento para no volver a los 70”

   “Son más de 30 días que, por ahí, para uno es mucho y para la Justicia es poco. Lo único que queremos, mi familia y yo, es que se resuelva”.

   El Dr. Ñúñez Fariña hizo alusión al atentado —con un explosivo que provocó un incendio— que sufrió en su vivienda este sábado 8 de enero, cuyo caso tuvo repercusión nacional.

   Los autores del hecho, que aún no han sido identificados, dejaron panfletos con expresiones en contra del pase sanitario y de las restricciones a la circulación. El texto contenía, asimismo, amenazas de muerte dirigidas a varios profesionales de la salud de nuestra ciudad.

   En tal sentido, este jueves 17 se realizó una serie de allanamientos en nuestra ciudad, en Sierra de la Ventana y Carmen de Patagones. El material y su contenido será analizado por los peritos actuantes, bajo órdenes de la jueza federal N° 2, María Gabriela Marrón.

   “Seguramente que (los investigadores) no me contarán todo por una cuestión lógica de la investigación, pero me quedo con lo que se habló el día que nos reunimos (NdR: lunes 10 de enero, en Bahía Blanca) con los representantes de los fueros provinciales y nacionales y los ministros (provinciales, de Salud) Nicolás Kreplak y (de Justicia y Derechos Humanos) Julio Alak, donde senadores y diputados también se comprometieron a buscar los mecanismos para saber quién provocó este daño”, relató.

   “Para no volver a los años setenta, todos quienes vivimos en democracia queremos un rápido esclarecimiento”, añadió.

   “¿Mi familia? Está preocupada; y yo también lo estoy. En todo momento. Incluso, hemos tenido que cambiar algunas conductas de nuestras vidas, que es lo que más nos molesta”, aseguró el titular de RS1.

   “Estos cambios no son lindos ni agradables, pero por cuestiones de seguridad debemos hacerlo”, agregó.

    El Dr. Núñez Fariña sostuvo que, para este tiempo, es algo más que sorprendente un hecho de estas características.

   “Es impensado creer lo que pasó y cómo lo hicieron. Me cuesta mucho entender quiénes pudieron haberlo hecho. Es difícil pensar, en esta época, cómo se puede agredir de ese modo a una familia y a una vivienda. ¿Si el atentado me hizo modificar conductas respecto de las medidas sanitarias? Lo que venimos haciendo a nivel sanitario está bien. Estoy convencido”.