Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

De Bahía a Puebla: invitado a mostrar su arte en una reconocida galería de México 

Psicólogo y artista, Damián León tenía todo listo para viajar al país azteca para concretar un proyecto personal cuando la Pandemia desbarató su sueño. Se reconvirtió realizando Vivos por Instagram con famosos argentinos y llegó otra oportunidad. 

Foto: Gentileza Damián León.

Anahí González Pau
agonzalez@lanueva.com 

    México formaba parte de los proyectos personales del multifacético artista Damián León desde hacía muchísimo tiempo. Quería conocer su cultura y tradiciones. Tenía muchos planes.

   Graduado como psicólogo en la Universidad del Salvador en Bahía Blanca –previo paso por el Conservatorio de Música- estaba en una etapa de su vida en la que había logrado fusionar sus dos amores: su carrera como psicólogo y el arte. 

  Esta fusión arte-psicología lo llevó a dictar talleres en relación al “conflicto del artista”. 


 "El tiempo no existe como tal. ¿Ya ves? Podemos recordar algo del pasado y vivirlo intensamente en el presente", reflexionó.

   Y luego, por esas vueltas de la vida, le hicieron propuestas en México para hacer cine, algo totalmente inesperado. No obstante, él seguía conversando con personalidades destacadas de la actividad cultural en México. 

   Cuando ya había organizado todo para viajar la situación mundial alteró sus planes. 

    “Llegó el 2020, con él la Pandemia y el cese de toda actividad. Lo viví muy mal”, comentó. 

   

   Lejos de quedarse de brazos cruzados lamentando la situación, decidió realizar "Vivos por Instagram" con famosos de Argentina: Aníbal Pachano –a quien luego conoció en persona- y Roberto Piazza, hoy amigos y consejeros, accedieron entusiastas a estos encuentros descontracturados que pronto empezaron a tener gran repercusión. 

   “Fue una experiencia fabulosa. Recuerdo un día estar hablando con Silvia Süller a las 3 de la mañana por teléfono con un whisky en la mano, luego de una entrevista. Esto nos permite ver que absolutamente todo es una escuela de aprendizaje”, señaló. 

   A medida que su actividad en las redes cobraba protagonismo en el público mexicano las propuestas se iban ampliando.  

   "Un día recibí una invitación para exponer arte conceptual en Teziutlan, Puebla. Me tomó por sorpresa ya que quien escribía era Rivelino Murrieta, un conocidísimo artista plástico a nivel mundial, autor de Las caras de Frida, una colección de pinturas en técnica mixta y esculturas vendidas a muchas partes del mundo”, comentó. 


Las caras de Frida, de Rivelino Murrieta.

   La invitación era para exponer su trabajo en la galería de arte Rivelino Murrieta, la cual funciona dentro de La Casa de la Cultura de Teziutlan.  

   “Una invitación a la que era imposible decir "no". Exponer junto a un artista consagrado a nivel mundial forma parte de la escuela de aprendizaje. Uno no solo aprende principios técnicos, sino que aprende de la vida”, expresó. 

   Comenzaron a trabajar en esta muestra en plena Pandemia.  

   Finalmente Damián logró viajar y estar presente en la inauguración de la exposición el 2 de agosto –continuará hasta el viernes 13- la cual le permitió compartir sala con artistas de todo el mundo.  

   Allí presentó una obra en gran formato El Privilegio del dolor. 

   “En esta obra de arte conceptual me pregunto por el dolor y sobre la obligatoriedad de atravesarlo. Me pregunto si el dolor es de ley y orden divina ya que nadie está libreo de él. Todos vivimos y experimentamos el dolor en algún momento de nuestras vidas. ¿Nos trasforma el dolor?”, reflexionó el multifacético bahiense. 

   La obra, de crudeza gráfica, drama y concepto, consta de 3 cuerpos fotográficos de 2,40 de alto por 1,25 de ancho.   

   “Luego de la presentación, recibí invitaciones para presentarme en EE.UU (Texas, Las Vegas y New York) y en otros estados de México", contó.

   En septiembre expondrá obra en foto performance de gran tamaño (26 metros de largo por 4 de alto) en "Circo Volador", una galería de arte y cultura premiada y reconocida por la ONU por su trabajo en lo social y cultural. 

   “Será una expresión artística de gran impacto, es un trabajo apoyado por empresarios y particulares. Una exposición de ese tamaño requiere de mucho trabajo colectivo”, subrayó. 


“¿Años? Los suficientes, los que me permiten habitar esta piel. Creo que no tengo edad, soy eterno”, dijo. 

   El nombre de la obra es “Pandemia, génesis de la creación” y se trata de un trabajo que se gestó teniendo en cuenta los miedos, incertidumbres y angustias del momento que estamos atravesando a nivel mundial.  

   En nuestra ciudad, también pudo exponer su obra en pandemia en el Museo de Bellas Artes y Arte Contemporáneo. De hecho, la invitación para seguir trabajando con los 2 museos sigue abierta, aún en la distancia. “Aprecio mucho a Christian Díaz, su director”, mencionó. 

   Otra faceta:  "Cantante un tango, che”

   Damián también canta de forma autodidacta. El día en que se inauguró la muestra estuvo a cargo de la apertura, invitado por el ex presentador del Fashion Week (México).  

   Eligió cantar tango: Naranjo en Flor, Nada y Como dos extraños. 

   Naranjo en flor, reúne los principios básicos para vivir, ¿verdad? "Primero hay que saber sufrir, después amar, después partir y al fin andar sin pensamiento". Primero se sufre, luego se transita la vida y al final se decide”, expresó. 

   “Escucho mucho tango, experimento, exploro y no me limito a las críticas, al contrario, me alimento de ellas”, aseguró. 

   En la exposición lo acompañó el pianista y director del Teatro Victoria, Maestro Araujo, con quien se encuentra preparando un show que brindarán en su teatro antes de fin de año. 

   Podés seguirlo en @_soydamianleon.