DE NUEVO CERCA DE SUS AFECTOS

Bianca Donati: “Estoy disfrutando de jugar al hockey sin presiones, como cuando era chiquita”

18/7/2021 | 06:00 |

La bahiense se entrena en Pacífico tras quedar afuera de la lista de Las Leonas que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio. Su futuro estaría en Europa. “Fue un momento difícil, pero estoy tranquila y feliz”, admitió.

Bianca, antes de comenzar un nuevo entrenamiento en Pacífico. Fotos: Emmanuel Briane y Archivo-La Nueva.

   Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com
   (Nota publicada en la edición impresa)

 

   “Para mí, sigo siendo una jugadora que puede estar en la elite o venir acá a Pacífico, que es el lugar que me gusta, y estoy feliz”.

   Bianca Donati es una atleta de alto rendimiento, sabe lo que es estar en la elite del hockey mundial, pero también disfrutar de ser una más en Pacífico, de compartir con sus afectos o de volver a jugar con su hermana.

   La defensora de River eligió volver cerca de sus seres queridos para superar el mal trago de haber quedado afuera de la lista de Las Leonas, que debutarán en unos días en los Juegos Olímpicos. 

   Con el objetivo de recargar energía y ver qué depara su futuro –posiblemente en Europa- se entrena en en el Verde, donde pidió que la traten como una más, aunque no lo sea.

   Bianca fue la primera bahiense en jugar un Mundial; se consagró campeona mundial juvenil; multicampeona con Atlético Monte Hermoso y River; consiguió una medalla de bronce con el Mayor de Bahía, siendo la mejor jugadora del Campeonato Argentino 2018, un torneo que jugaron –por ejemplo- Delfina Merino y María José Granatto -elegidas ese año como la mejor mayor y mejor junior del mundo-. Además, entre otras cosas, acumula decenas de partidos internacionales con Argentina.

   “Estoy disfrutando mucho el estar en Bahía con mi familia. Vine a entrenar un ratito al club de mi hermana, disfrutando de jugar al hockey sin presiones y volviendo a la normalidad de cuando era chiquita”, contó Bianca, mientras esperaba arrancar un nuevo entrenamiento con el verde, en una cancha que cuando se fue a River, allá por 2014, todavía era un proyecto de un grupo de padres soñadores.

   Ni bien pisó nuestra ciudad, Javier "Mote" Soquiransky, el DT de Pacífico, y su hermana Florencia, jugadora del verde, le insistieron para que se sume a los entrenamientos, hasta que un día dijo que sí.

   “Una vez que estuve tranquila y con ganas, me vine. Estoy disfrutando de jugar al hockey, de estar con Flor, que hace años que no jugábamos juntas, y con Mote, que fue uno de mis primeros entrenadores. Estoy feliz, el club me recibió de primera, con mucho cariño, mucho afecto… Estoy feliz de estar acá” señaló.

La tranquilidad de dar 100%

    Al haber quedado afuera de la lista entregada por Carlos “Chapa” Retegui días atrás y con el Torneo Metropolitano en receso por la pandemia, Bianca decidió volver a sus raíces.

   “Hay momentos difíciles y de los buenos en el hockey y siempre se necesita a la gente que uno aprecia y quiere. Este momento no fue nada lindo, pero estoy más que tranquila y feliz de estar en casa. Me sorprende lo tranquila que estoy, creo que ya estaba demasiado analizando”, reconoció la defensora de 26 años.

   -¿Te lo veías venir, cómo fue el momento cuando se entregó la lista?

   -Justo el fin de semana antes estaba en Bahía y hablando con mis papás les dije: tengo un 50 y un 50. La decisión dependía del entrenador.

   -¿Te dolió no haber quedado entre las elegidas?

   -La verdad que sí, me dolió un poco, porque no estoy de acuerdo. Pero siempre nos fuimos muy francos con el Chapa y cuando dio la lista pude hablar con él. Yo le dije lo que sentía y realmente me fui muy tranquila porque yo sabía que había dado mi 100%. Y también me fui muy tranquila de haberlo hablado con él, porque le dije que le había demostrado que podía estar y pude competir en esa posición o estando para una lista. Después, si por decisión de él no me eligió, yo ya no pude hacer más nada. Yo me fui tranquila. Obviamente también tuve un poco de mala suerte, o no… Pero realmente me pasa eso: estoy muy tranquila porque dejé todo.

   -¿Y en esa charla qué te dijo Retegui?

   -La respuesta del Chapa fue que para él yo era una jugadora que podía ser titular, pero el viaje anterior tuve un desgarro y en el último viaje de la gira, antes de subirme al colectivo para irnos a Córdoba, me dio COVID. Me enteré subiendo las valijas al colectivo. Cuando volvieron eran los tres días que yo ya estaba entrenando, pensó que para él no iba a estar y que esa era su decisión. Me dijo que me esperó, pero que para él no iba a estar.

    En septiembre de 2018 Bianca se rompió los ligamentos cruzados y sufrió la distensión del ligamento lateral interno de su rodilla derecha jugando para River, estuvo más de 250 días sin volver a las canchas. Justo, luego de ser titular en todos los partidos del Mundial de ese año, disputado en Londres.

   “Fueron dos años bastante difíciles con la lesión. Cuando arranqué el proceso con el Chapa yo estaba lesionada. A los seis meses me llevaron a una gira, me quisieron apurar, las cosas obviamente no salieron bien y por eso tuve mucho más tiempo de recuperación. Ellos también se hicieron cargo, creo que por eso también seguí siendo parte del proceso”, reconoció.

   “Pero bueno, ahora ya lo tomo como algo más que positivo, porque el último tiempo rendí como tenía que rendir y la verdad que para mí sigo siendo una jugadora que puede estar en la elite o venir acá a Pacífico, que es el lugar que me gusta y estoy feliz. Obviamente que fueron años difíciles, pero ya lo dejé a un lado y estoy 100% tranquila y recuperando energía para ver qué voy a hacer de acá en adelante”, agregó.

   -¿Qué te dejó como aprendizaje la lesión?

   -Aprendí muchísimas cosas. Desde el día uno que estuve en el Seleccionado, siempre dejé todo por estar ahí y hay muchas cosas que sí me pesaban mucho. Me pesaba mucho estar lejos de mi familia, de mis afectos, dejar tanto por estar en un Seleccionado que obviamente los primeros años logré absolutamente todo y hasta fui a jugar un Mundial Junior y un Mundial Mayor. Y me di cuenta que me pesaban mucho más otras cosas que el disfrutar el estar ahí, creo que esa lesión me hizo dar cuenta cómo estaba, el lugar donde estaba y que hay un montón de cosas para disfrutar y no que te pese el estar en ese lugar. Así que me llevo mucho aprendizaje en ese sentido, de madurez como jugadora de estar tranquila, que una decisión de un técnico -como ahora- no me haga estar mal como persona; al contrario, estoy muy bien. Empezás a valorar un montón de otras cosas que la decisión de una sola persona.

Pensando en Tokio

De Atlético Monte Hermos a Las Leonas: Costa Biondi, Donati y Dichiara.

 

   El próximo domingo, Las Leonas, con la bahiense Valentina Costa Biondi (excompañera de Bianca en Monte y los Seleccionados), debutarán en Tokio con la ilusión de ir en busca de una medalla.

   -¿Cómo llega el equipo a los Juegos Olímpicos?

   -Están muy preparadas, no paran de hacer físico, creo que sí van a estar faltas de partidos internacionales, pero eso es algo que le va a pasar a todos los equipos. Creo que están preparadas, al igual que los otros equipos, y es ver quién está mejor. A las chicas les deseo más que lo mejor y el día de mañana obviamente que voy a querer estar otra vez en el Seleccionado. Aunque a mí me pese hoy estar afuera, les deseo lo mejor a ellas. También a los chicos, tengo muchos amigos en Los Leones y me hubiese encantado compartir Tokio con ellos.

   -¿Conociéndola hace tanto tiempo, cómo la ves a Valentina en este proceso?

   -La veo bien, es una mina que siempre entrena y  está al 100% física y mentalmente para enfrentar a cualquier equipo. Muchas veces le tocó estar afuera por decisiones de los técnicos, y este es un lugar que se ganó solamente por el esfuerzo de ella. Espero que le vaya de la mejor manera.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Ser referente y espejo

   Durante su estadía en Bahía en el verano pasado, Bianca entrenó junto a los Seleccionados y ahí  vio jugar a Candela Esandi, una de las jóvenes promesas del hockey local. 

   Días después, le contó que le había visto condiciones y se lo dijo al entrenador de Las Leoncitas, que ahora dependía de ella y de los gustos del DT. Hoy la ex Sociedad Sportiva se encuentra jugando en River y formó parte de la preselección, buscando un lugar en el Campeonato Panamericano Junior.

   “Me gusta mucho ver el hockey en Bahía. Siempre jugué en el Seleccionado de Bahía y cada vez que lo hago me encanta porque veo el nivel de cada jugadora. Disfruto mucho estar acá, ver a los equipos, ver que hay un montón de jugadoras que pueden estar en los Seleccionados y que no lo vean tan lejos estando conmigo”, contó Bian.

   “Noto –agregó- que estoy un rato y me miran hasta como me visto, pero no es por nada, siento que ellas lo viven así, que pueden llegar a cumplir su sueño. Me gusta ser parte de eso y ayudarlas a que crezcan; hoy estoy en Pacífico disfrutando el día a día y no puedo dejar de ayudarlas o corregirlas en lo que sea. Solamente para que Bahía siga creciendo, así sea en Pacífico o en cualquier club. Espero poder jugar con el Seleccionado de Bahía, que no sé qué va a pasar, y que el hockey de Bahía siga creciendo”, se ilusionó.

Donati marca a Gaby Ludueña, en el entrenamiento de Bahía. Foto: ABH
 

   Hoy le toca a ella y otras ser el ejemplo para que muchas de las chicas que empiezan a jugar al hockey sepan que se puede llegar desde acá a lo más alto.

   “Yo, cuando era chiquita miraba a Yiyo (Juárez) y Gaby Ludueña como un espejo; después me tocó estar a mí por mí esfuerzo y el de toda mi familia. Y creo que para estas chicas es lo mismo, pero me gusta hacerlo, porque recibo mucho cariño y me doy cuenta que cada cosa que hago o digo ellas lo reciben de la mejor manera para crecer. O vienen y me preguntan algo en el entrenamiento y me gusta, pero por el hecho que no me gusta ser la persona que la miran y nada más, me gusta ser una más. El día que llegué les dije 'me sentí muy cómoda en el club, pero necesito que ustedes me hagan sentir cómoda a mí, no me miren como si fuera desconocida. Mírenme como su compañera y pregúntenme o díganme lo que me tengan que decir, pero háganlo. Cuando necesiten algo lo voy a hacer, las voy a ayudar para hacerlas crecer; ellas también me hacen crecer a mí”, admitió.

   Como si fuera una más, aunque no lo es, Bianca recarga sus energías donde todo empezó, para tomar impulso e ir en busca de nuevos sueños con el palo y la bocha.


De Mote para Bianca

Junto a Mote, otra vez. Al menos por unos días....

 

   Javier Soquiransky fue testigo de los comienzos de Bianca en Palihue, donde también compartía equipo con Florencia, y hoy vuelve a disfrutar de verlas juntas dentro de la cancha.

   "Estamos muy contentos porque Bianca esté entrenando con nosotros. Para nosotros es una motivación enorme para todo el club, le estoy eternamente agradecido", señaló Mote.

   "Es como encontrarla a mis inicios, cuando ella empezó a jugar, me remontó a esa historia -agregó-. Ahora ya es toda una mujer. La admiración que le tengo es enorme, que vuelva a estar con nosotros y conmigo en particular, es una alegría muy grande".

   Tiempo atrás, antes de que Donati debutara en el Mundial de Londres 2018, Mote le contó una divertida anécdota.

 "A ella no le gustaba perder nunca. De hecho hay una anécdota de cuando estaba en 7ª: el torneo se jugaba de 9 jugadoras y Palihue tenía pocas nenas y llegaban a siete. ¡Y salieron campeonas igual! Con ella atrás y con Sofía Macchia adelante: una sacaba todo y la otra hacía los goles. Unas bestias", contó.

Su futuro

   Luego de algunos trámites y ultimar algunos detalles, Bianca partirá hacia nuevos rumbos. Esta vez un poco más lejos de casa.

   "Me quiero ir a Europa, hace años que lo venía pensando pero primero estaba el Juego Olímpico. Al no darse eso, tengo muchas chances de irme. Seguramente me vaya el mes que viene y cuando termine la primera temporada en Europa, terminar en River y después ya seguramente venirme un tiempo a Bahía. Que los descansos sean en Bahía y no en Buenos Aires", contó.


Con la Naranja

   A lo largo de la historia, los seleccionados de la Asociación Bahiense de Hockey se subieron siete veces al podio a nivel nacional.

   De esas siete oportunidades, Bianca estuvo presente en cinco ocasiones.

   Formó parte del tercer puesto del Sub 18 en 2010, disputado en Salta, y siendo unos años más chica que sus compañeras.

   También estuvo en el tercer puesto conseguido por el Sub 16, en 2011, también en Salta.

   Luego, en 2012, fue parte del equipo que fue subcampeón en Tucumán.

   Con el Sub 21 volvió a subirse al podio en 2016 en Córdoba.

   Y en 2018 llegó el histórico primer podio del Mayor, en Buenos Aires, con Bianca como mejor jugadora.

Historia para Bahía

    En 2018 Bianca se convirtió en la primera bahiense en disputar un Mundial de la disciplina.

    Durante la competencia en la que Argentina llegó a cuartos de final (cayó ante Australia), Donati fue titular en los cinco partidos que la albiceleste jugó en Londres.

    Además, fue la segunda jugadora surgida de la ABH en llegar a la cita mundialista, ya que en La Haya 2014 la montehermoseña Giselle Juárez fue una de las 18 jugadoras que consiguió la medalla de bronce. En el proceso previo a dicho torneo formó parte del plantel Gabriela Ludueña, también de Monte Hermoso.

Con Bárbara y Yiyo, una de las que abrió paso y marcó el camino.
 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias