Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Canotaje en Patagones: avance por un posible encubrimiento de abusos

El palista y exfuncionario Néstor Pinta será indagado bajo sospecha de haber “entregado” a sus alumnas menores para que su padre las ultrajara.

Los hechos, que se conocieron una vez fallecido el padre de Pinta, movilizaron a la población maragata en busca de justicia. (Archivo-LN.)
imagen
layout="fixed-height">

Audionota: Danilo Belloni

   La causa judicial que se le inició al reconocido remero Néstor Pinta, por presunto encubrimiento de abusos sexuales que su padre fallecido habría cometido contra sus alumnas de canotaje en Carmen de Patagones, cobró impulso y en estos días será indagado.
   El interrogatorio, a cargo de la fiscal de delitos sexuales Marina Lara, se programó para el lunes a las 11 mediante videollamada, pero no se descarta que el exfuncionario maragato deba comparecer ese día en la fiscalía bahiense, a fin de cumplir con la audiencia prevista en el artículo 308 del Código Procesal Penal.
   La titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 14 de esta ciudad le recibirá declaración al investigado sobre el supuesto encubrimiento de manoseos que su papá Aldo (62), al parecer, consumó entre 2015 y 2016, en perjuicio de chicas menores de edad.
   Los tocamientos aparentemente se produjeron en la casa donde el palista vivía junto con sus padres y entrenaba a las jóvenes, por eso la principal hipótesis planteada por la acusadora es que el hombre de 43 años tenía conocimiento de los hechos.
   Al exdirector de la Escuela Municipal de Canotaje en aquella ciudad, que lleva su nombre, se le podría atribuir además el delito de facilitación de la corrupción de menores.
   Si bien la acción penal en contra de Pinta padre se extinguió -luego de su suicidio, en junio del año pasado-, la doctora Lara trata de determinar si su hijo actuó como “entregador” en relación con los abusos.
   Para tal fin la acusadora recibió declaraciones testimoniales no solo de las víctimas, sino también de “otras chicas que tienen información sobre los hechos para aportar”.
   Un día después del suicidio de Pinta padre, Victoria Carrión denunció las agresiones sexuales de las que habría sido víctima cuando tenía 14 años.
   Según el relato de la joven, no hay posibilidad de que Néstor, apodado “Piri”, ignorara lo sucedido en su domicilio durante los entrenamientos a su cargo.
   “No hay forma de que el padre de Néstor haya abusado sin su respaldo y encubrimiento. Estábamos en el gimnasio, te daban ganas de ir al baño y en el camino te interceptaba el padre para meterte en la habitación. ¿Néstor no se preguntaba dónde estábamos o por qué tardábamos tanto?”, declaró en su momento Carrión.

“Desfile de niñas”


   De acuerdo con la versión de la chica, los manoseos se habían convertido en algo “cotidiano, de todos los días” y en su caso se extendieron durante un año y medio.
   “Era un desfile de niñas entrando a una habitación con una persona (en referencia a Aldo Pinta) que cerraba la puerta y estaba 10 minutos tocándote y eructando. Salía de la habitación completamente perturbada, sintiéndome sucia, con la cabeza gacha”, recordó Victoria.
   La denunciante comenzó a entrenar en la escuela de canotaje en noviembre de 2015.
   “Salía del colegio, almorzaba y a las dos de la tarde me iba a remar. Después Néstor nos llevaba en su Jeep a merendar y entrenar en la casa de sus padres, donde también vivía él y estaba su gimnasio”, precisó.

 

La fiscal Lara solicitó a las autoridades policiales de Carmen de Patagones el envío de “seis juegos de fichas decadactilares y dos juegos de palmares” del deportista señalado.


   “El primer día que llegué me llamó la atención ver salir a una de mis compañeras de la habitación de los padres de Néstor. Pero al otro día, la que pasó a la habitación fui yo. Desde ese día y durante un año y medio fui abusada por el padre de Néstor”, sentenció Carrión.
   La entrevistada describió estas conductas como un “ritual” en el que las alumnas llegaban a la vivienda de Néstor, tomaban “mate con facturas”, entrenaban en el gimnasio y luego -según su relato- Aldo las hacía entrar al cuarto matrimonial para “sacarles las tensiones”.
   Allí el supuesto abusador frotaba el cuerpo de las adolescentes de entre 13 y 15 años con una botella, a modo de “masajes descontracturantes”, y aparentemente manoseaba sus genitales.

 

Lara tendría prueba suficiente

 

   A criterio de la abogada local María Fernanda Petersen, quien asiste a Carrión, la citación a indagatoria de Pinta significa que en esta instancia procesal la fiscal Lara cuenta con prueba suficiente para eventualmente acreditar la responsabilidad del remero en el delito de encubrimiento.
   “Si bien los tiempos de la Justicia nunca son los que la víctima necesita, desde 2020 se produjeron muchas pruebas y actualmente estamos en condiciones de avanzar lo suficiente para terminar el año con Néstor Pinta imputado”, dijo Petersen.


   “De los testimonios surge que había una modalidad que se repetía dentro del domicilio, bajo la responsabilidad de Néstor Pinta. Él, como adulto responsable de la escuela, no podía no saber lo que había pasado”, agregó.
   “Victoria estaba esperando esto porque necesitaba un principio de reparación desde la Justicia”, finalizó.