Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

“La vara está alta y soy consciente de que hay que mantenerla”, le dijo el DT de Las Leonas a La Nueva.

Fernando Ferrara habló tras asumir su cargo en el seleccionado mayor femenino de hockey. Costa Biondi y Dichiara estuvieron en la primera lista de jugadoras convocadas.

Fotos: Archivo-La Nueva.

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com
(Nota publicada en la edición impresa)

 

   “Después de tantos años como fanático de este deporte, como entrenador y jugador, esto es una satisfacción muy grande y lo tomo con un gran compromiso y siendo consciente de la responsabilidad que tiene el cargo".

   Fernando Ferrara es —oficialmente desde el último lunes— el entrenador del seleccionado argentino femenino de hockey sobre césped, en reemplazo de Carlos "Chapa" Retegui.

   Tras conseguir la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Las Leonas comenzaron un nuevo proceso, con aires y objetivos renovados.

   "Esto es algo que siempre imaginé, pensé y soñé. Me llega en un buen momento de mi vida y lo estoy disfrutando mucho", agregó Ferrara, de 53 años, en diálogo con La Nueva.

   El flamante DT albiceleste se encontraba encabezando el cuerpo técnico del Seleccionado Junior. Además, acumula una gran trayectoria como seleccionador de Italia, donde estuvo durante ocho temporadas.

   "Fue todo muy rápido, porque se pensaba que el Chapa iba a seguir y se dio todo en los últimos días. Como yo estaba a cargo del Junior y había trabajado con las chicas, me ofrecieron la chance y no lo dudé", admitió quien fuera olímpico como jugador en Seúl 1988, Barcelona 1992 y Atlanta 1996.

   Con la bahiense Valentina Costa Biondi y la montehermoseña Bárbara Dichiara, Las Leonas realizaron la primera semana de práctica en el CeNARD.

   "Me sentí muy cómodo con el grupo. Las vi muy bien a las chicas en los primeros entrenamientos", señaló.

   "El grupo que fue a Tokio hizo un esfuerzo muy grande, en un contexto de pandemia que todos sabemos lo que fue. Las chicas lograron un gran objetivo, que se merecen ellas y el país por lo que es hoy Argentina en el hockey. La vara está alta y soy consciente de que hay que mantenerla", enfatizó Fernando.

Bárbara y Valentina en el primer entrenamiento con Las Leonas.
 

  Valentina fue parte de ese selecto grupo que se trajo la medalla de plata y Bárbara quedó a un paso.

  Quien también estuvo en el  proceso de preparación fue la bahiense Bianca Donati.

   "A ellas las veo muy bien. A Valen sobre todo la veo muy solida, por eso logró ganarse su lugar en los Juegos Olímpicos. A Bárbara también la vi muy bien en estos primeros días. Sobre Bianca tengo una gran estima, sé que está jugando ahora en Italia y al igual que con otras jugadoras que no están citadas, tengo un seguimiento porque las listas son dinámicas y siempre pueden estar", señaló.

Ping pong

   —Tras los Olímpicos muchas jugadoras decidieron emigrar a Europa. ¿qué reflexión le merece?

   —Soy de la idea que las chicas de Las Leonas tienen que estar acá, nosotros queremos aprovechar el momento y seguir teniendo buenos resultados. Y para eso es importante que el equipo se entrene junto, para equilibrar las cargas, para aceitar las cosas claves del equipo y para formar un grupo fuerte. Lo que creo es que las chicas son conscientes de esto y la decisión la tiene cada una.

   —¿Cuánto tienen de impronta Las Leonas y cuánto le quiere aportar de la suya al juego?

   —La Leona tiene eso de no aflojar nunca, de creer que se puede y de dejar incondicionalmente el 100 %. También tiene una gran fortaleza mental por todo lo que pasaron estas chicas estos años y por lo que consiguieron. En cuanto al juego, tiene muchísimas cosas buenas y otras para mejorar, en los detalles. Si este combo sigue de esta manera y logramos tocar la tecla justa en los detalles que debemos ajustar y el estudio del rival, se puede marcar la diferencia.

   —¿Qué significa tener a Alejandra Gulla, una de Las Leonas fundacionales, como parte del cuerpo técnico?

   —Aporta un montón, por eso la quiero cerca. Yo estoy trabajando en Lomas con Ale hace tres años y en ella encontré una persona muy simple, muy solar, de una lindísima personalidad y de una humildad increíble. Me parece que como ejemplo es muy importante tenerla en el cuerpo técnico.

Objetivos

   Como parte de esta primera etapa de entrenamientos, el combinado argentino practicará hasta el 22 de diciembre y volverán a encontrarse durante los primeros días del 2022.

   Los próximos objetivos de Las Leonas serán la Copa Panamericana a jugarse en Santiago de Chile del 19 al 30 de enero y que es clasificatoria a la Copa del Mundo a desarrollarse en España y Países Bajos a principios del mes de julio.

   Además, en febrero Argentina hará su debut en la tercera edición de la FIH Pro League.

   —¿Qué objetivos se traza?

   —Disfrutar el camino que es lo más importante y después los objetivos son de resultados acá. En ese sentido, lo primero es clasificar en enero y después el Mundial en junio, tratando de estar siempre en la elite del hockey mundial. Sabemos que nada es fácil y que tenemos que ir día a día y ese estándar de intensidad de entrenamiento y de compromiso no tiene que bajar, porque apenas bajas hay otros equipos que te pasan por arriba.

Las Leonas disfrutando de su último podio olímpico.
 

   —¿Ese estándar viene implícito en el espíritu del equipo?

   —Sí, eso está. De hecho, una de las responsabilidades del cuerpo técnico es garantizar que se mantenga, porque esto es algo que se alimenta día a día y después es muy fácil bajar el rendimiento. Es algo importante para tener en cuenta.

   —¿Es injusto trabajar con la medalla de oro como casi una obligación?

   —Eso se sabe y no hace falta pensarlo, hay que trabajar día a día tratando de mejorar y superarse a uno mismo; si se trabaja bien, con el tiempo la medalla llega sola. Pero no se puede trabajar pensando en eso, porque uno se pone una presión innecesaria y no tiene sentido.