El ingreso por 9 de julio está cerrado

Renovada fisonomía, control y ordenamiento en Avellaneda

19/9/2020 | 07:30 |

Tras los reclamos, vecinos consensuaron los trabajos con el Ejecutivo para que el boulevard tenga una vida tranquila.

Fotos: Rolando Ramos-La Nueva.

Natalia Miguel
nmiguel@lanueva.com

   El boulevard de Avellaneda presenta otra fisonomía.

   A lo largo de toda su extensión, desde Pellegrini hasta 9 de Julio, y en ambos lados, se hicieron varios trabajos de demarcación, además de la colocación de más reductores de velocidad y señalética.

   De esa manera, se pretende darle un espacio cómodo y ordenado a quienes ya habían adoptado ese lugar -y a todo aquel que se quiera sumar- para la práctica de disciplinas aeróbicas, como caminatas y trote, que incluso utilizan en forma complementaria con las sendas del Parque San Martín.

   También se intenta reducir las velocidades de los autos y motos para darle mayor seguridad a  los deportistas, a las familias que llegan hasta allí con sus familias, y a los eventuales transeúntes que traspasan la avenida desde las calles 9 de Julio, Remedios de Escalada, San Martín, Fournier y Pellegrini.

   Al mismo tiempo, se procura dar una respuesta a los vecinos del sector, teniendo en cuenta los reiterados reclamos por el fuerte volumen de la música proveniente de los autos que se estacionan en el lugar hasta pasada la medianoche y las reuniones de grupos sobre las plazoletas que no permiten el buen descanso de los frentistas.

   De hecho, los trabajos fueron consensuados entre los frentistas y los funcionarios del Departamento Ejecutivo, luego de reuniones realizadas en la Sociedad de Fomento Barrio Parque San Martín.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   A partir de allí, el municipio planificó las labores y remitió previamente el proyecto al Concejo Deliberante, donde fue aprobado a instancias del bloque de Juntos por el Cambio.

Detalles
   La obra se finalizó ayer y se realizó con mano de obra y fondos municipales.

   La tarea incluyó la construcción de cordones y la demarcación de una senda peatonal, recuperación de cartelería con velocidades máximas y sentidos de circulación, elevación de los lomos de burro y nuevos reductores, además de la colocación de reflectores led sobre las columnas existentes enfocando hacia el sector de bancos.

   También, se tuvo en cuenta la colocación de macetas con elementos refractarios y el cierre de la calle a la altura de Avellaneda y 9 de Julio, con lo cual no se puede ingresar en vehículo desde esa esquina (bajada del parque San Martín).

   El monto de la obra fue de 150 mil pesos y se dedujo del presupuesto 2020 de la Secretaría de Obras y la Dirección de Tránsito.

En otros puntos
   También se realizaron otros trabajos de pavimentación o reasfaltado con recursos provenientes del recupero de deuda por construcciones no declaradas.

   Por caso, se concluyeron con estas labores en dos cuadras del Barrio Gaudi, en Roca al 3.400 y 3.500, y en el playón del corralón municipal ubicado en Murature al 500.

   Lo propio se hace en el sector de egreso de la terminal de ómnibus local, cuya calle se encontraba completamente deteriorada. En este caso, se trata de la arteria por donde salen todas las empresas de transporte de larga y media distancia.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias