No es algo usual

Pringles: hallaron fósiles milenarios de un animal de la familia de los perezosos

1/3/2020 | 07:00 |

Los restos, que se encontraron en un camino rural del Paraje La Paloma, podrían tener entre 8 y 24 mil años de antigüedad.

El cráneo fue lo primero en excavarse. Foto: Agencia Coronel Pringles.

   Los restos fósiles de un animal de la familia de los perezosos terrestres, que podría tener entre 8 mil y hasta 24 mil años de antigüedad, fueron descubierto en un camino rural de Paraje La Paloma, en el distrito de Pringles. 

   Tras quedar a la luz el cráneo, en los próximos días excavarán el resto del esqueleto.

   Claudio Halter se movilizaba por un camino rural de Paraje La Paloma, cuando halló los fósiles que el paleontólogo Cristian Oliva del Centro de Patrimonio Arqueología y Paleontología de la Provincia de Buenos, describió como “increíbles”, por estar en una zona no habitual a este tipo de hallazgos.

   “Tenemos muy buenos yacimientos sobre el Quequén e Indio Rico, pero no en lo que es la zona de Pringles en sí. Es todo un hallazgo fortuito y que normalmente no se da”, señaló Oliva.

   Mediante una conferencia de prensa, representantes del Municipio pringlense brindaron detalles.

   Además del paleontólogo Oliva, participaron el secretario de Desarrollo Oscar Rossi y la directora de Cultura, Educación y Patrimonio Histórico, Eugenia Cavallaro.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   También estuvieron presentes el museólogo local, Lucas Tobio y el vecino de La Paloma, Cristian Kurtz, otro de los descubridores  de los restos junto al mencionado Halter.

   Hasta el momento se han encontrado parte del esqueleto y un cráneo. 

    Según mencionaron los expertos, se trataría de un animal de la familia de los perezosos terrestres. 

   La edad aproximada del fósil es de entre 8 mil y 24 años.

   Los restos fueron encontrados a escasos 9 km de la ciudad de Pringles y salieron a la luz tras los trabajos de la máquina que realiza el mantenimiento de los caminos rurales.

   

   El lugar se encuentra en estos momentos cercado por carteles con advertencias de peligro y con señalizaciones perimetrales, quedando espacios a los lados para la circulación de vehículos.

   El dispositivo intenta prevenir cualquier acción que pueda perjudicar el hallazgo.

   Se espera el retorno del paleontólogo Oliva y de todo su equipo de trabajo, para dar continuidad a las excavaciones.

   Oliva adelantó que una vez que se terminen las tareas complementarias de inventariado, restauración y todo lo que conlleva este tipo de descubrimiento poco común, “posiblemente los restos del  animal queden en Coronel Pringles". (Agencia Coronel Pringles).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias