A pesar de tunantes y de sotas

6/12/2020 | 06:00 |

“Es el tiempo de los tunantes. Un país que está lleno de sotas a caballo: sotas de oro, sotas de basto, sotas de copa y sotas de espada.”

Por
Miguel Angel Asad

   El 16 de noviembre se cumplió otro aniversario de la desaparición forzada de los 44 héroes del "ARA San Juan". Mucha agua corrió y terminó en una vergonzosa causa penal donde la jueza Yañes, tras sufrir las más variadas presiones, obligó a la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia que ordenara una nueva investigación. Mutis sobre lo que uno de los 44 puso en evidencia por Whatsapp a su hermana en tierra por la cercanía sospechosa de una nave de guerra chilena minutos antes de desaparecer. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Ahora, las confesiones del Jefe de la Armada -Srur- han revelado que a pocos días de la tragedia, el Sr. Macri y el Ministro Aguad ya sabían lo que le había ocurrido al "Ara San Juan", que había ido a cumplir una misión en beneficio de una petrolera vinculada a un ministro. Familiares de la tripulación con apoyo del fiscal de la Cámara de Comodoro Rivadavia, han denunciado por encubrimiento a Macri y compañía en tribunales de Comodoro Py. Esto es corrupción. La contracara del heroísmo de los 44 granaderos del mar. Los mandaron al matadero en aguas que vigila como dueña Inglaterra y su ahijada EE.UU. que tienen en Malvinas, la Antártida argentina y chilena y mares circundantes su poderío infernal. Toda gente que llama “ideales”a sus apetitos. 

   Es el tiempo de los tunantes. Un país que esta lleno de sotas a caballo: sotas de oro, sotas de basto, sotas de copa y sotas de espada. Inundados de enanos montados que lo pisotean todo: lo atropellan todo. No respetan cercos, se meten en todas partes, manchan uniformes, ensucian con la muerte hasta el aire de los vuelos. Atropellan niños con pedofilia, atropellan mujeres con femicidios, atropellan bebés con el aborto, "matan comensales en lugar de ampliar la mesa", matan al jubilado con el silencio irrespetuoso de un Estado motochorro privilegiado que les roba miles de millones de dólares de los fondos de sustentabilidad del Anses. La justicia se encargará de dilucidar si la tragedia del "ARA San Juan" fue el resultado macabro de un plan, de un ataque ocultado de Inglaterra o de la desidia de la mediocridad. Podrías preguntar si en este maremágnum se puede amar a la patria, "pero si no amas a tu prójimo al que ves, ¿cómo puedes amar a la Patria a la cual no ves?". A veces a la patria hay que compadecerla. Jesucristo lloró sobre Jerusalén por compadecerla. No podía amar esa porquería bajo la dirección hipócrita de Caifas, el payaso de Herodes y el peso efectivo y malicioso de una potencia extranjera imperial como Roma. 

   Hoy estamos ante la invasión de lo pequeño. El alma inmortal de la Patria que construyeron nuestros héroes cae de rodillas, cae deshojada, porque es la caída que nos pone a merced de la canalla, de lo ruin, de lo innoble, de lo fofo, que flota sobre el mar como resaca, cual chusma vil sobre la especie humana. Ahí quedan madres, esposas, novias e hijos llorando de bronca e impotencia, espiados por la mafia gobernante, mentidos por camaradas que lo ocultan todo, hasta que la verdad se salga del carril de la mentira. Mártires del  San Juan: con vuestra sangre habéis lavado Biblias del deber que ya no enseñan, sustituido apóstoles del bien que ya no hablan, ajados los laureles de honor que lucen en uniformes que no se honran, invocaciones de Dios en el que ya no creen, púdicas estolas que envilecen, patenas que manchan, eucarísticos panes que envenenan, banderas que se arrastran, mientras solo un miserere trágico de vergüenza se levanta ante tanta mentira.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias