A 48 horas del inicio de la temporada

Verano 20/21: qué dicen los protocolos que se aplicarán en la región

29/11/2020 | 06:30 |

La Provincia los giró esta semana a las comunas para que les dieran los ajustes finales. Preocupa la nocturnidad.
 

Fotos: Archivo La Nueva.

Audionota: Mariano Muñoz 
Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com

   “Habrá temporada”. Con esta frase el gobernador Axel Kicillof confirmó el 19 de octubre que los destinos de la provincia de Buenos Aires abrirían sus puertas al turismo este verano. Aquel esperado anuncio trajo alivio al sector, pero también embarcó a funcionarios y empresarios en una frenética carrera a contrarreloj, en las últimas 5 semanas, para ajustar más de 15 protocolos.

   Esta semana quedaron terminados y fueron elevados a los municipios para que pudieran adaptarlos a sus necesidades. En tiempo récord, a apenas 48 horas del inicio de la atípica temporada estival 20/21, ya están listos.

   “Fue una semana muy intensa”, confió a La Nueva. el secretario de Turismo de Monte Hermoso, Franco Gentili, y referente de la región ante la cartera turística bonaerense.

   El primer aspecto que deberán tener en cuenta los turistas es el viaje hacia el destino. Los protocolos exigen que se registren en la aplicación para celulares CuidAr, donde habrá un apartado para traslados por vacaciones.

   Deberán cumplir con este trámite 5 días antes de la llegada a destino, de forma que cada municipio tenga tiempo para validar o rechazar el ingreso.

   “Este sistema es el que vamos a utilizar para regular el acceso de visitantes que vengan por el día”, indicó el director de Turismo de Coronel Rosales, Bernardo Amor.

   En esa comuna en un principio se había dispuesto no permitir el ingreso de turistas por el día, a fin de evitar la saturación del espacio de playa.

   “Ahora, con la herramienta del permiso, vamos a poder controlar semana a semana los ingresos. De todas formas, la prioridad de ingresos seguirá en el mismo orden: primero, los habitantes del distrito, luego los propietarios y quienes tengan contrato de alquiler y, por último, los excursionistas por el día”, aclaró.

   “No es una restricción porque sí, sino que se debe a que nuestra playa, con marea alta, es corta”, añadió el funcionario.

   En otros destinos de la zona no habrá restricción alguna.

   “Vamos a dejar entrar a todo el mundo. En principio, cada permiso de circulación que se solicite para venir a Monte Hermoso será validado por la comuna”, anticipó Gentili.

   El secretario de Seguridad de Tornquist, Ezequiel Gabella, anticipó que tampoco se limitará el acceso.

   “No vamos a pedir declaración jurada ni comprobante de reserva. Creemos que sería discriminatorio hacia la persona que no tiene la capacidad económica de pagar un hotel o cabaña”, explicó.

El alojamiento

   En los protocolos de alojamiento -ya sean hoteleros como extrahoteleros- lo más destacado es que algunos distritos exigirán o sugerirán una estadía mínima.

   “Con el sector hemos acordado que el alquiler será, como mínimo, por 5 días”, indicó Amor, de Coronel Rosales.

   En Monte Hermoso, en cambio, será una “sugerencia” y se extenderá a 7 días.

   “No será obligatorio -aclaró Gentili-, pero estará en el protocolo. En tanto, para la limpieza y desinfección de una propiedad, entre la salida de un turista y el ingreso del próximo, pedimos un mínimo de 6 horas”.

   Los turistas también deberán presentar una declaración jurada sobre su estado de salud al ingresar.

   En otros partidos, como Tornquist, no habrá ninguna restricción.

   “Sería perjudicial para el turista y para el propietario, porque hay familias que tal vez no puedan pagar más que dos o tres días de alquiler”, remarcó.

   En cuanto a los protocolos del alojamiento en sí, todos hacen foco en las restricciones al uso de espacios comunes.

   Por caso, en los alojamientos que cuenten con comedor se propiciará que se implemente el servicio en las habitaciones o “para llevar”; de no ser posible, el salón comedor deberá funcionar al 50% de su capacidad, con sistema de turnos y con asistencia a la mesa (es decir, sin sistema tipo buffet).

   Además, no se habilitará el ingreso a piscinas, spa o gimnasios que se encuentren en lugares cerrados, y en los espacios de uso común -como halls- sólo se permitirá una densidad de una persona cada 2,25 metros cuadrados de espacio libre. “Si no fuera posible, ese espacio deberá ser cerrado”, se especificó.

   La climatización de los espacios comunes se deberá realizar exclusivamente con ventilación natural. En las habitaciones, en cambio, sí se permitirán ventiladores y aires acondicionados de tipo split o ventana, pero no los de tipo central.

   Los protocolos también prohiben alquilar habitaciones sin baño privado y el uso de espacios cerrados sin ventilación natural.

   En cuanto a los ascensores, deberán ser utilizados en forma individual o por grupo conviviente.

   En las habitaciones, en tanto, se sugiere utilizar colchones con cubrecolchón y almohadas con fundas protectoras. Además, los turistas deberán tener a mano los elementos necesarios para efectuar limpieza húmeda y desinfección.


En la arena

   Tanto en la playa como en balnearios de lagunas, ríos y arroyos -estableció la Provincia- serán los propios municipios los que deberán regular el ingreso de personas para evitar saturaciones, vigilar que se cumpla el distanciamiento social y hacer que se respete la prohibición de actividades deportivas o recreativas grupales “en las que no pueda garantizarse la distancia preventiva de dos metros entre personas”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Vamos a tener inspectores para evitar las grandes aglomeraciones y apelar al respeto de las tres medidas básicas: uso de barbijo, higiene y distanciamiento social”, indicó Amor.

   De todas formas, todos los funcionarios consultados por este diario reconocieron que será “muy difícil controlar”.

   “Ningún municipio tiene miles de inspectores -reconoció Gentili-, así que la clave, sin lugar a dudas, será la responsabilidad individual”.

   En el caso de las carpas sí se exigirá a los concesionarios que dejen una por medio sin ocupar (salvo que puedan separarlas al menos dos metros unas de otras) y que les brinden a sus clientes el servicio de mozo.

   Los paradores, en tanto, deberán funcionar con el mismo protocolo que hoy utilizan restaurantes y bares.

Campings

   Tras varias marchas y contramarchas, los campings fueron habilitados como una opción de alojamiento. Sin embargo, deberán reducir su aforo al 50% de su capacidad total y no podrán alquilar parcelas lindantes.

   También se sugirió asignar una mesa, parrilla o fogón para cada parcela.

   En cuanto a uno de los aspectos más conflictivos -el uso de duchas y baños-, se deberá determinar el número máximo de personas que puedan utilizarlos en simultáneo y controlar que se cumpla.

   Para las duchas, además, se deberá establecer un sistema de turnos.

   “Se establecerá un control para reducir el tiempo de ducha a 7 minutos. Además, se bajará la temperatura del agua para reducir el vapor en el ambiente”, indica el protocolo.

   En cuanto a las piscinas al aire libre, se deberá reducir el aforo y, de ser necesario, implementar un sistema de turnos.

   No se permitirá el uso de vestuarios, sectores de juegos ni canchas deportivas.

   

La nocturnidad

   Desde hace semanas se sabe que los boliches cerrados no serán habilitados, aunque la Provincia contempla la posibilidad de que puedan funcionar al aire libre. No obstante, casi no hay locales que cuenten con espacios de estas características en los destinos de la zona.

   Esta prohibición, creen los intendentes, generará un problema que ya les está dando dolores de cabeza: la proliferación de fiestas clandestinas, algo que para muchos será el principal foco de contagios.

   “Tendremos que trabajar muy fuerte para prevenir los desbordes nocturnos, ya sea en la playa, en las dunas o en casas particulares. A quienes las organicen o promuevan les vamos a aplicar multas de hasta 100 mil pesos”, anticipó el intendente montehermoseño Alejandro Dichiara, esta semana, a medios de todo el país.

   En Tornquist creen que una salida podría ser la adaptación de los protocolos para eventos al aire libre, que prevén la posibilidad de congregar hasta 100 personas, con 4 metros cuadrados para cada una.

   “De todas formas, todos sabemos que es muy difícil controlar el distanciamiento social en un ambiente de esparcimiento nocturno”, indicó Gabella.
Una medida que sí está firme es la suspensión de las fiestas populares masivas en los destinos de la zona.

   “Lo que sí funcionarán, y para eso estamos buscando un espacio adecuado, son los espectáculos circenses y shows a la gorra. Y también los paseos de artesanos”, confirmó Gentili.

   En algunos destinos, además, se ampliarán los espacios de circulación mediante la peatonalización de calles céntricas.

   “En Monte ya tenemos definido que vamos a peatonalizar Faro Recalada y Valle Encantado, desde Majluf hasta Patagonia. Serán unos 350 metros donde los locales gastronómicos podrán ocupar parte de la calle”, indicó el titular de Turismo.

   “De esta forma habrá más espacio para caminar, se evitarán las aglomeraciones y bares y restaurantes tendrán la posibilidad de instalar en el exterior las mesas que ya no podrán tener dentro de sus locales”, agregó.

   Algunas comunas regularán el ingreso de turistas con la app CuidAr, que les permite validar o rechazar solicitudes.

¿Y si hay un contagio o un caso sospechoso?

   Entre los protocolos que elevó esta semana la Provincia a las comunas turísticas figura, como un anexo, el plan de acción para tratar casos de Covid-19, así como contactos estrechos y sospechosos.

   Quien presente síntomas, estipula el documento, ya sea en viaje o en su lugar de alojamiento, deberá ser aislado de inmediato y provisto de un barbijo quirúrgico y elementos de higiene respiratoria y de manos. Si necesitara la asistencia de alguna persona, esta recibirá el mismo tratamiento.

   Luego se deberá llamar a la línea 148 a los efectos de recibir las instrucciones respecto del pasajero enfermo y el resto del pasaje (si lo hubiera) para definir el sitio de atención más adecuado.

   Tras recibir atención médica, el viajero o turista deberá realizar aislamiento por los días que corresponda (en caso de ser positivo) o hasta el descarte de la enfermedad.

   En este período, si el turista se encuentra en condiciones clínicas y cuenta con medios propios para trasladarse, deberá regresar a su lugar de residencia habitual para completar el período de aislamiento. Este traslado deberá completarse en 24 horas.

   Si el turista no cuenta con los medios o no se encuentra en condiciones para volver a su domicilio, el municipio en que se encuentre deberá alojarlo en centros de aislamiento extrahospitalarios. “Los casos no podrán permanecer en hoteles y alojamientos”, se aclaró.

   Los contactos de casos sospechosos o confirmados deberán realizar una cuarentena de 14 días. Si pudieran regresar a su lugar de residencia, podrán hacerlo (dispondrán de 24 horas para circular); de otra forma, deberán ser alojados en centros de aislamiento extrahospitalarios, ya que no podrán permanecer en hoteles y alojamientos.

   Ante un caso positivo o sospechoso, el paciente que pueda deberá retornar a su hogar. Tendrá 24 horas para hacerlo.Como los boliches estarán cerrados, los intendentes temen que proliferen las fiestas privadas clandestinas.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias