Liga Nacional

Bahía Basket pudo conjugar experiencia y juventud para bajar al puntero

15/1/2020 | 23:13 |

Le ganó a Gimnasia de Comodoro, por 92 a 91. Tercera victoria en fila.

Weatherington tuvo un gran primer tiempo. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Fernando Rodríguez / ferodriguez@lanueva.com

   Bahía Basket pudo desarrollar en buena parte del juego su estilo y, al final, conjugó experiencia y juventud, para ganarle a Gimnasia de Comodoro, por 92 a 91 y, de esta manera, cosechar su tercer éxito consecutivo.

   Muchas dificultades tuvo Bahía en el inicio. Atrás, sufriendo a Acuña, que se le posteaba a Levy, empujaba y anotaba (3-4 en t2), o bien, descargaba. Abierto, Vega también respondió: 2-2 en triples.

   En ofensiva, Lynch rompía la primera línea y automáticamente lo doblaban y hasta triplicaban. Gimnasia, de esta manera, congestionó y forzó pérdidas.

   La visita escapó 16-5 en 4m35, diferencia que se mantuvo hasta el 18-7, con 3m55 por jugar del primer cuarto.

    Ianguas tuvo un buen ingreso, aumentó el ritmo defensivo colectivo, Caio oxigenó los ataques y Weatherington metió los tres triples que tiró, cerrando un combo que a Bahía le permitió pintar un parcial de 16-3 y ganar el primer cuarto 23 a 21.

   Insistiendo, con mucho volumen de juego, haciendo de cuenta que estaban en el patio de la casa, mostrando mucha soltura, confianza y hasta diversión, Bahía puso en práctica toda su teoría.

   Gran defensa del local, desgastante, desarticulando cualquier intento de pickandroll, reversión del balón o tiro abierto, poco a poco fue frustrando al verde.

Mirá las estadísticas completas

   Es más, Gimnasia ni siquiera pudo relajarse después de una conversión, porque lo tomaron a contra pierna. Una verdadera maquinita fue Bahía.

   Los principales responsables, la dupla que supo compartir equipo universitario: Lynch (1-1 en t3 y 3-3 en t2)-Weatherington (1-1 en t3, 3-3 en t2 y 2-2 en t1, completando 21 puntos en el primer tiempo, con 87% de campo).

Lynch fue, por momentos, el motor de Bahía. Lo sigue Treise.

   Algunos lanzamientos a distancia de Vega y Rivero le permitieron recortar a la visita. No obstante,  el local mantuvo el ritmo, lo obligó a jugar forzado y, desde aquel 18-7, clavó un parcial de 39-18 para irse al descanso largo con la máxima hasta ese momento: 46-36.

   En el amanecer del complemento, el local estiró la ventaja a 13, con Lynch-Weatherington en el banco, lo cual  era más meritorio aún, por lo que habían generado ambos.

   El equipo no se agrietó, fue compacto, Caio (10 puntos en el cuarto) motorizó los ataques y, de a poco, fue sumando puntos desde la línea.

   Gimnasia, apostando al tiro de tres (2 de Buendía) y cargando con mayor decisión al rebote ofensivo, comenzó a descontar.

Ianguas entró bien. Lo defiende Bethelmy.

   El trámite se hizo más trabado, deslucido, favoreciendo a la visita que, empujando, pudo recortar y ponerse a 3, para entrar al último cuarto 68-64, tras ganar 28 a 22.

   Bahía ya no mostró tanta fluidez ofensiva, aunque el mayor problema lo tuvo en defensa.

   Gimnasia metió tres triples y siguió llevando el juego al terreno más conveniente, con un parcial de 11-3, igualando en 79, a falta de 5m08.

   Ante la falta de dinámica colectiva, Caio absorbió mucho juego, Levy se encargó de corregir errores y el partido definitivamente se complicó. Al punto que la visita pasó al frente 83-82, a 2m50 del final.

   A partir de ahí, Levy cargó con casi toda la responsabilidad. Anotó dos libres y le dio una asistencia a Martin (1-2 en libres): 87-84, con 1m30.

Drew Martin intenta sacar ventaja en el primer paso ante Acuña.

   Enfrente, Buendía falló un tiro muuuy largo y un lanzamiento de dos.

   Otra falta recibida de Caio, 0-2 en libres, 3 de luz y un minuto por jugar.

   Buendía, nuevamente lanzó de tres, Romero tomó el rebote ofensivo y recibió falta: 0-2 en libres, 87-84 y 42 segundos por delante.

   Martin bajó el rebote y, después de una ofensiva pausada, Levy tuvo solo el tiro abierto, no dudó y poco menos que cerró el juego con un triple, restando 24 segundos: 90-84.

Levy aportó toda su experiencia.

   No obstante, Treise convirtió un doble casi sobre la línea de tres, aunque los árbitros dudaron y revisaron el tiro, que resultó doble: 90-86.

   Caio, en el otro aro, recibió falta, esta vez metió uno de dos (91-86), con 15 segundos. Gimnasia repuso y Treise anotó rápidamente de dos: 91-88.

   ¡No se terminaba más! Restaban 7 segundos. Cuando la pelota entró en juego, recibió Martin, se la pasó inmediatamente a Caio, el base intentó escaparle a la defensa, pero igual le cometieron falta, con 4 segundos.

   Y otra vez el brasileño falló en la línea: 1-2.

   Bahía ganaba 92-88, menos mal, porque Vega metió un triple sobre la bocina (92-91) que valió, aunque no le alcanzó a Gimnasia, desatando de esta manera el festejo de todo el Dow Center.

   Claro, Bahía Basket le había ganado al puntero de la Liga Nacional...

   

   

   

   

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias