Mundo Gremial

Miguel Aolita: “Tratamos de devolver algo por la confianza y lealtad que siempre tuvieron”

16/9/2019 | 07:05 |

Al ritmo de un gran almuerzo, acompañado de baile, show y sorteos, los jubilados de la Asociación Empleados de Comercio celebraron su día en un salón colmado.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

   La fiesta de los jubilados se ha ido acrecentando año tras año. Y para nosotros es una obligación darles mayor participación año tras año. Tratamos de devolver algo por la confianza y lealtad que siempre tuvieron durante toda su vida activa”.

   Miguel Aolita no sólo disfrutó de la fiesta de los jubilados, como lo hace todos los años, sino que remarcó una vez más el respeto que siente para con quienes fueron sus predecesores, los que construyeron el legado para lo que es hoy la Asociación Empleados de Comercio.

   “Ahora están en una etapa de merecimientos, de cosechar lo que sembraron. Siempre fueron leales a la AEC y nuestra función está en recordar siempre que ellos son una parte importante de nuestras vidas”, afirmó Aolita.

   La fiesta contó con unos 500 abuelos -el padrón se va rotando para darle participación a todos- en un SUM colmado que contempló un almuerzo, show, baile, sorteos y cotillón.

   “Es un orgullo y una satisfacción poder brindarles un reconocimiento. Lo hemos adelantado un poco (el jubilado celebra su día el 20/9) para no interferir con el día de la primavera, pero en concreto nosotros decimos que es el mes de ellos”, sintetizó.

   --¿Cómo se vivió desde adentro?

   --Nos pasa algo increíble, porque desde que llegaron hasta que se fueron no pararon de disfrutar. Nuestros abuelos nos empujan a nosotros a una dinámica a la que no estamos acostumbrados. Difícil seguirles el ritmo, porque bailan y no paran de divertirse. Lo hablamos con nuestra comisión directiva: ‘Nosotros terminamos fundidos y los abuelos  no paran de bailar y disfrutar”.

   --¿Son momentos únicos?

   --Sin duda. En esta fiesta viví cosas increíbles, pero nunca me voy a olvidar lo sucedido el año pasado, cuando en medio de mi discurso de agradecimiento hacia ellos se escuchó, de una mesa no muy lejana, el grito de: ‘Aolita te amo’.

   “Lo vivo con intensidad, lo disfruto y me pone feliz ver a nuestros abuelos contentos”, remarcó Aolita.

   --¿La pista suele quedar chica?

   --Ufff... Todos bailan y comparten momentos de felicidad. El encuentro sirve para que se sientan queridos, para que se vuelvan a reencontrar y recordar anécdotas.

   “Muchos de ellos comparten tareas durante todo el año, ya sea mediante cursos o talleres de manualidades, o los encuentros que se van organizando. El año pasado inauguramos la remodelación de la Casa del Jubilado en nuestro predio, y durante todo el año se hicieron pequeños encuentros. Esta fiesta, instalada desde hace varios años, nos reconforta gratamente”.

   Aolita resaltó el trabajo de Stella Reyes, a cargo de la secretaria de Previsión y Tercera Edad, y sus colaboradores cercanos (Adrián y Néstor); además de los integrantes de la Secretaría de la Mujer (Adriana, Alejandra y Andrea), y los miembros de la comisión directiva, colaboradores y cuerpo de delegados.

   “Lo único contratado es el sonido; todo el resto es parte y obra de los compañeros de la AEC”, contó.

   --¿Cuáles fueron las sorpresas de este año?

   --Gracias al aporte de las empresas que colaboraron con donaciones, este año hemos sorteado más de 20 premios. Y entre ellos un viaje a Calafate -con dos lugares para un titular- que tiene programado nuestra secretaría de Turismo para el mes de febrero del año próximo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias