Una norma controvertida

Motochorros: cómo y dónde se aplicará la ley en la ciudad

21/7/2019 | 08:00 |

“Es una herramienta de prevención para utilizar con criterio”, dijo el secretario de Seguridad, Emiliano Álvarez Porte.

Por Claudio Rodríguez Kiser / crodriguez@lanueva.com

En mayo pasado, la Cámara de Senadores bonaerense sancionó una ley que, según sus autores, busca combatir la modalidad delictiva de motochorros, con la prohibición de circulación de dos personas en una moto en determinados sectores y franjas horarias.

A la espera de que el Ministerio de Seguridad que conduce Cristian Ritondo confirme algunos detalles, luego de la promulgación de la normativa (15.143) a principios de este mes, en nuestra ciudad ya comenzaron a delinear de qué manera instrumentarla.

Emiliano Álvarez Porte, secretario municipal de Seguridad, le confirmó a “La Nueva.” que cada municipio tendrá la misión de diseñar la metodología de aplicación.

“Está pensada para que los gobiernos locales, conocedores del territorio, le señalen al ministerio dónde debe trabajarse el tema”, abrió.

La controvertida legislación contempla la habilitación a los municipios de fijar zonas y horarios donde no podrán circular dos ocupantes en una moto.

Cuando se permitan dos ocupantes, los obliga a llevar cascos y chalecos identificados con el dominio del rodado y, por otro lado, prohibe la carga de combustible cuando el conductor o acompañante no lleven casco ni chaleco.

“La ley es clara: en determinados sectores, a determinados horarios (la normativa marca de 9 a 15, por los bancos, pero en Bahía seguramente se harán desde las 19) estará prohibido que circulen dos personas en moto sin el correspondiente chaleco que identifica a los conductores. Es una herramienta de prevención para utilizar con criterio”, sostuvo.

“No será problema para la gente de bien”

Álvarez Porte se adelantó para aclarar que la ley “no será un problema para las personas que utilizan la moto como vehículo familiar o de trabajo”.

“La policía se está preparando para contemplar situaciones de todo tipo”, amplió.

Si el motociclista está identificado podrá circular como cualquier conductor.

“Deberá llevar un chaleco identificatorio con el número de dominio. Se lo detiene, acredita la identidad y sigue”, comentó.

De todas maneras, los detalles específicos se conocerán una vez que el ministerio les comunique a través de una circular todos los alcances. “Ellos se ocuparán de comunicar adecuadamente”, dijo.

“Para la gente de bien no será un problema. El intendente -Héctor Gay- nos ha pedido especial atención en ese sentido. No afectará a trabajadores, ni familias en su rutina. Y vamos ser cautos con cada situación. Los barrios y horarios los comunicaremos oportunamente con la autorización del ministerio”, sostuvo.

Entre la seguridad y los baches y el asfalto

En la actualidad, se realizan de 15 a 20 operativos de prevención diarios en la ciudad, con la intervención del Precom, la Policía Local, la Policía Distrital y el apoyo de las fuerzas federales y otras divisiones de la policía bonaerense.

“Eso no va a cambiar mientras los resultados continúen en forma positiva. Si se trabaja con un mapa delictual y con un análisis de como fluctúa el delito, su dinamismo y evolución”, anticipó.
Para Álvarez Porte “está ley y la creación de la Policía Local le dieron responsabilidades a los gobiernos locales en materia de seguridad. Sobretodo en las grandes ciudades. Veremos cómo evoluciona esto”.
“En cierta forma está condicionado a la impronta del intendente, como por ejemplo en la asignación de recursos. Aquí la gente está conforme con la frecuencia que ve pasar los patrulleros en el barrio y con la rápida respuesta policial, pero debe saber que para ello se disponen recursos del municipio también, no solo de la provincia, como correspondería”, expresó.

Y añadió: “Eso implica una decisión política comprometida y compleja. Posiblemente habría menos baches y más calles asfaltadas si el intendente no asumiera el compromiso de afrontar la inseguridad. Y esta ley ejemplifica eso en cierto modo”.

La estadística es positiva desde 2018

Sobre los sectores en dónde se aplicará esta ley, el secretario de Seguridad aclaró en principio que la estadística -a diferencia de lo que pasa en el conurbano- es positiva en materia de asaltos en la modalidad motochorros.

“Hubo una sola salidera bancaria de motochorro en 2018. No deberá ser necesaria su aplicación en el centro. Tenemos otros recursos funcionando correctamente”, expresó.

Motochorros, técnicamente, se denomina a los delincuentes que, en pareja, cometen delitos a bordo de una moto, a veces con armas y otras bajo la modalidad de arrebato.

“Aquí esa modalidad no es tan habitual como en otras ciudades. De todas maneras la moto sí es un vehículo que acá se usa para escapar de un hecho. Hay barrios de la periferia, sobre todo donde no hay alta transitabilidad de gente ajena al mismo, que tienen vías de escape rápidas para las motos”, opinó.

En esos lugares sí detectaron algunos delitos que se pueden enmarcar en esta modalidad, pero “no hay un número significativo”.

“Lejos del centro y en paradas de colectivo”

Para el jefe de la Policía Departamental, Claudio Petrizán, la aplicación de la “ley antimotochorros” es “una herramienta más” para la prevención.

“Hoy estamos haciendo operativos discontinuos, se van interceptando motos y si no están en condiciones de circular, por la infracción que sea, actúa la Guardia Urbana y se realiza el secuestro, que se da en una gran cantidad”, explicó el comisario mayor.

También destacó los operativos “de saturación” que realizan con todas las fuerzas conjuntas, como el “Cosecha Segura”, que tiene lugar en las rutas 3, 252 y el paraje El Guanaco hasta la entrada a Puerto Galván.

“Ese tipo de trabajos da buenos resultados, ya que logramos un control sobre el tránsito en ruta”, dijo.

Petrizán coincidió con Álvarez Porte en cuanto a que en Bahía no existe el accionar del motochorro como en el conurbano.

“Acá, dentro de esa modalidad, tenemos el arrebato en la vía pública. Al realizar operativos, estas situaciones se van alejando del centro, yéndose para los barrios”, indicó.

“Es raro ver acá a un delincuente que pare a la salida de un banco y arrebate una cartera. Generalmente se da en las paradas de colectivo, lejos del centro y en zonas oscuras, donde no hay buena iluminación.

También dijo que la estadística bajó en ese sentido y que algunos sospechosos esquivan los operativos.

“Hay muchas aprehensiones por desobediencia, de quienes buscan eludir controles, aunque actuamos en forma de espiral, con personal que para vehículos y efectivos de civil en los alrededores.

El jefe policial resaltó como “ventaja” contar con motopolicías, que también auxilian en los operativos.

“Andan de a 3 para hacer la triangulación al motochorro que intenta escapar”, explicó Petrizán.

****

La aplicación, los tiempos y las penas

Alcance. La ley prohíbe la circulación de dos ocupantes en una moto en las zonas y horarios que cada uno de los 135 municipios determine según el Mapa del Delito de cada distrito. Los municipios tendrán 45 días de plazo para presentar el diseño.

Detalles. Se contempla también la fijación de un perímetro en el que será obligatorio el grabado del dominio en el casco y el uso de chaleco reflectante para el acompañante, con datos en el frente y el dorso.

Sanción. Quienes no cumplan serán pasibles del secuestro de la moto. Los dueños tendrán 60 días para acreditar la titularidad. Caso contrario se podrán compactar o donar.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias