Previsible escenario de polarización en la Provincia

15/6/2019 | 07:00 |

La columna semanal de Ricardo Salas, corresponsal de La Nueva. en La Plata.

Archivo La Nueva.

Por
Ricardo Salas

   Prácticamente definidas las fórmulas de candidatos a gobernador, con una fuerte tendencia a la polarización entre el oficialista “Juntos por el Cambio” y el peronista “Frente de Todos”, la política bonaerense ingresa en una semana al borde de un ataque de nervios.

   Es que la danza de nombres para anotar a los candidatos de todos los niveles (básicamente aspirantes a intendentes y legisladores) recién se definirá en la medianoche del sábado 22 de junio con la presentación de las listas.electorales.

   En territorio bonaerense, la representación territorial de la UCR es muy importante hacia el interior de Cambiemos. Si bien las ciudades de mayor población están en manos de intendentes Pro, los radicales seguramente pretendan pelear con más agresividad por lugares en las boletas. En rigor, lo que se discute en esta etapa tanto en el oficialismo como en el arco opositor no son propuestas sino más bien lugares en las nóminas. 

   La designación del senador rionegrino Miguel Angel Pichetto como segundo de la fórmula que encabeza Mauricio Macri, repercutió dentro de la góndola legislativa del radicalismo. “El prestigio de Pichetto en cuanto a institucionalidad es indiscutido y asegura gobernabilidad futura por encima de la grieta”, subrayaron tras el anuncio. 

   En ese esquema interno, el vice Daniel Salvador es el único que festeja ya que volverá a compartir fórmula con Vidal. Su postulación se destrabó a partir de la elección de Pichetto, “una fuerte columna peronista no kirchnerista” como vice de Macri, según remarcan en La Plata.

   Del gabinete ministerial de Vidal sobresale un dirigente peronista que está en Cambiemos desde el primer momento: el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo. “Cuestionamos al peronismo que está más anclado en el pasado, concretamente el kirchnerismo”, advierten dentro de la alianza gobernante.

    “Para todos aquellos que desde un principio pedimos ampliar las bases de sustentación de Cambiemos, sumando a nuevos sectores, es una buena noticia la fórmula Macri-Pichetto”, celebró el diputado monzonista Marcelo Daletto.

   También los jefes territoriales del PJ y referentes del massismo recién llegado deben negociar por espacios en las listas seccionales. En la cocina cristinista de candidatos bonaerenses participa el influyente tresarroyense Carlos “Cuto” Moreno. El armado con Massa le permite al frente opositor sumar mayor volumen electoral.

   Estrategas cercanos a Vidal indican que para el oficialismo se achicó el margen de error electoral. El acuerdo de Massa con el peronismo kirchnerista aumenta la incertidumbre en el campamento del Pro. Pero Vidal, aún cuando deba afrontar el escenario desfavorable de ir en la misma boleta que Macri (la crisis también arrastra a la gobernadora), sigue siendo una candidata competitiva. 

   Más de una encuesta revela que Macri le resta votos a Vidal en la Provincia. El dato no es menor si se tiene en cuenta que en el ámbito bonaerense no hay balotaje: las elecciones se definen por un voto.

   La estrategia de la gobernación incluirá aprovechar el ADN kirchnerista del candidato Axel Kicillof para alimentar los fantasmas del populismo.

   “Estamos atravesando un momento de dificultad y esto no nos es indiferente. Trabajamos para resolver los problemas estructurales. No eran cuestiones que podían resolverse en poco tiempo. Las soluciones no son mágicas”, argumentan legisladores de Cambiemos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias