Consejos de alguien que sufrió el delito

Un padre pide no bajar la guardia ante el grooming

10/11/2019 | 08:05 |

El próximo miércoles se conmemorará el día nacional de la lucha contra esta problemática que marcó a nuestra ciudad.

Según los expertos, las víctimas de grooming presentan algunas características comunes: retraimiento social, modificación en su lenguaje corporal ante adultos, alteraciones en el rendimiento escolar, cambios de humor y explosiones de ira.
También procuran ocultarse cuando usan el celular, pueden presentar miedo a salir de su casa o trastornos psicosomáticos (dolores de cabeza, náuseas, mareos, ataques de ansiedad o diarrea).
El próximo miércoles se conmemorará el Día Nacional de la Lucha contra el Grooming y como la ciudad está marcada a fuego por lo que le sucedió a Micaela Ortega, nunca están de más algunos consejos. Y más si vienen de quien sufrió el delito de cerca. 
Maximiliano lo padeció en 2017 cuando a su hija de 13 años la contactó un hombre de 40, a través de un medio digital, que se hacía pasar por una joven de 17. Lo pudieron prevenir a tiempo. Con lo justo.
“Con la madre de mi hija somos separados y fue ella quien descubrió la situación. Como consejo puedo decir que hay que tratar de hacerles dar cuenta lo sucedido a los chicos, porque muchas veces no toman conciencia”, sostuvo. 
“Hay que estar encima de los chicos, con el tema de las redes sociales, aunque el consejo más grande es hablarles”.
Maximiliano contó que luego de la situación vivida intentaron “limitarle cosas” a su hija, especialmente en lo que tiene que ver con la exposición de imágenes físicas o rostros. 
“Eso genera, para algún depravado, una situación de ventaja, porque pareciera que los incita. Tratar de eliminar fotos innecesarias o no usar Instagram u otras redes sociales. Estamos hablando de criaturas que, encerradas dentro de una casa, muchas veces se enfrentan al peligro a través del teléfono”, opinó.
Además insistió con que los chicos “no dimensionan” lo que puede suceder si un caso de grooming no se detecta a tiempo.
“Es importante que los chicos reciban ayuda psicológica. Eso hace que despierte un interés mucho más temprano que en nuestra época”.
El caso de la hija de Maximiliano fue el primero en conocerse después del tremendo final de Micaela.
“No conocíamos mucho de la problemática. Me acuerdo que cuando ocurrió lo de Mica estuvimos algunos días consternados porque había un familiar con alguna amistad en nuestra familia”, dijo.
Coincidió el hombre con los expertos en que hay tres instancias clave: informarse, dialogar y denunciar.
“El caso de mi hija quedó en la nada y esta persona está libre, a pesar de que se secuestraron muchos elementos de prueba. A los pocos meses ya estaba en la calle”, respondió.
Seis meses después de salir a la luz el hecho, Maximiliano fue a buscar al groomer, pero éste no se encontraba en su casa.
“Agradezco que no haya estado, porque podría haber actuado muy mal. El ciudadano común no tiene poder. Debería existir un registro de personas que sean reiterativos en hechos de grooming”, afirmó.
El miércoles, a las 19, habrá una charla organizada por el Observatorio de Redes Sociales de Bahía.
Se denomina "Grooming y Vínculos Digitales". Se dará en la UNS, avenida Alem 1253.

Algunos tips para resguardar a los niños

En caso de que los padres observen a sus hijos incómodos con las preguntas sobre la temática o con recelo a dar  información, deberían regular las horas que sus hijos emplean en  las redes sociales.
Consejos:
-No dar información personal públicamente.
– No hablar con desconocidos ni enviarles fotos.
– Validar la identidad del contacto que quiere ser agregado como “amigo” en las redes sociales.
– No conectar la webcam con desconocidos.
– Emplear una fotografía de algún personaje de ficción para los perfiles de los niños menores de edad.
–Tener contraseñas “fuertes”.
– Guardar las pruebas cuando el acoso persista (duplicado de pantalla, mensajes del chat, conversaciones de WhatsApp, SMS, emails, etc.), ya que serán necesarias para presentar posteriormente una denuncia.
Si un niño ha sido víctima de grooming, es importante evitar que se sienta culpable. 
Se debe afrontar la situación con la mayor calma posible, haciéndole ver al niño que lo vamos a ayudar incondicionalmente, que él ha sido la víctima y debemos conocer los detalles. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias