El campo, en la 135º Exposición

Más allá de la sequía, la exportación vuelve a ser un fenómeno que tracciona a la ganadería

6/10/2019 | 06:30 |

La demanda de carne vacuna desde China, especialmente, repercute sobre la actividad. Según actores de la cadena regional, consultados en Bordeu, se trata de otra oportunidad para no dejar pasar por alto. Aunque admiten: hay que ser eficientes.

Ejemplares de Polled Hereford en los corrales de Bordeu. / Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Guillermo D. Rueda
grueda@lanueva.com

   Para Néstor Cenoz, productor ganadero y presidente de la Sociedad Rural de Bahía Blanca, los valores de la ganadería en los últimos años no han sido malos, pero hoy existe un factor que marca la diferencia.

   “El fenómeno es China, que se lleva toda la vaca, hasta lo que antes quedaba para chacinado. Esta es una solución para el productor, especialmente en una zona como la nuestra, con pocas lluvias y donde no se permite un engorde significativo”, dijo Cenoz.

   “Seguir en esta senda es fundamental. No se puede pensar en un país que no exporte. Lo que sea. La ganadería es un bien escaso y requerido en el mundo y, además, son los únicos dólares genuinos que entran al país, y aquí amplío el comentario a todo el campo”, agregó.

Néstor Cenoz, titular de la SRBB.

   El dirigente también aludió al engorde a corral. “En la región hay cada vez más feedlots, un sistema donde el ganadero puede liberar hectáreas de su campo, aunque no veo que esas tierras se cubran con vientres, sino que pasan a agricultura”, dijo.

   “¿Por qué aparecen los feedlots? ¡Porque se exporta carne!”, contó.

   “El ganadero va a buscar el novillo pesado, que es el que se exporta. Si tenés que hacer a campo un novillo de 500/530 kilos estarás 3 años; en un feedlot, el novillo en sólo 16/17 meses llega a los 530 kilos. Los 3 años de antes, son ahora dos años o menos”, explicó.

   Producción ganadera y eficiencia muy pocas veces van de la mano. ¿Y ahora?

   “Respecto del país, en la región se mejoró el porcentaje de destete. Hay más genética, muy buena sanidad y se empiezan a medir ganancias de kilos por día y demás. El feedlot influye también en esta mejora”, aseguró Cenoz.

   Para Hugo Alvarez, titular de la cabaña 22 de Septiembre, en El Perdido, la ganadería venía bien, pero la sequía trae complicaciones.

   “No tanto para Coronel Dorrego, porque esta semana llovió 30 milímetros, pero otras zonas están con problemas”, dijo.

Hugo Alvarez, titular de la cabaña 22 de Septiembre.

   Alvarez diferenció a los mercados. “El interno está quieto. Hay gente que no tiene plata y no puede comprar tanta carne. El tema es el poder adquisitivo”, sostuvo.

   “Ahora, la posibilidad para nuestra región está en la vaca grande para el mercado chino”, agregó.

   “¿La eficiencia? Hace 20 años que tengo la cabaña y siempre intentamos trabajar con la mejor genética que se pueda conseguir. Es una de las claves”, dijo.

   Por su parte, para Fabián Brusa, docente agropecuario y asesor ganadero dorreguense, se advierte un crecimiento para la ganadería de la región en los últimos años.

   “El trabajo también se refleja en los numerosos premios que consiguen animales de distintas razas en Palermo y en otras exposiciones”, contó.

Fabián Brusa, docente agropecuario y asesor ganadero dorreguense.

   Brusa también dijo que a la zona se le presenta otra oportunidad de crecimiento con la exportación.

   “Incluso, hasta hace unos años los números del feedlot no cerraban, pero ahora los productores se animan para encerrar y engordar”, afirmó.

   Asimismo, consideró a la eficiencia como un factor clave. “Muchos chacareros ven a la tecnología por el lado de la maquinaria y no por la ganadería. Por ejemplo, algunos tienen un rodeo de cría, pero no lo dividen, no usan el eléctrico, no usan la inseminación artificial y demás. Hay que concientizarlos en este sentido”, sostuvo.

   Pero la ganadería regional también incluye al ovino, otra de las razas que —como es una tradición— presenta animales en la exposición de Bordeu, en nuestra ciudad.

   Según Jorge Meier, titular de la cabaña Don Reinaldo, en Dufaur, el ovino es una buena inversión en el sudoeste bonaerense.

   “Si se compra una oveja premiada en —por ejemplo— 3.000 pesos, en 8 meses (5 de gestión y 3 con el cordero), se podrá recuperar la plata del cordero y de la lana”, explicó.

Jorge Meier, titular de la cabaña Don Reinaldo, en Dufaur,

   “A valores invertidos, devuelve mucho más rápido que el bovino, porque cuando el vacuno parió, la oveja ya vendió el cordero. La equivalencia es de 5/6 ovejas por una vaca”, dijo.

   “Pero la oveja debe ser fértil y hay que atenderla en forma adecuada; no es fácil”, sostuvo.

   “La carne ovina no tiene suficientes sitios para procesarse como se debe. No es lo mismo que una ama de casa lleve a la mesa un cuarto, que un cuarto ya como milanesa o churrasquito. Lo mismo que el costillar”, aseguró.

   “En nuestras grandes ciudades no saben qué hacer, cuando en Brasil se envasa al vacío y se presentan los cortes congelados directamente en las góndolas”, indicó.

   ¿Corriedale o Merino? ¿Carne o lana? El debate se sostiene. “En el sudoeste bonaerense se hace carne, lana y... ¡amigos!”, definió El Ruso Meier.

   “En realidad la lana Merino siempre tendrá mejor valor que la Corriedale”, admitió.

   “Pero la oveja Corriedale tiene mejor porcentaje de parición, es mejor criadora y al cordero lo sacará antes que en el caso de una Merino”, expresó.

   “El Corriedale, como carnicero, no le tiene ninguna envidia a ninguna raza. El cordero Corriedale, en el gancho, anda en los 13 o 14 kilos a los 60 días. Esto es muy importante”, aclaró Meier, en un alto de su actividad por los corrales interiores de Bordeu, que realiza su 135º Exposición Nacional de Ganadería, Comercio e Industria.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias