Momento de tensión en la segunda jornada

Caso Margiotta: "¡Miente, miente!", le gritó Fabrizio a un testigo que dijo que le ofreció plata

24/10/2018 | 13:10 |

El hombre encabezaba marchas para buscar al menor asesinado y le habrían sugerido dejar de realizar esas manifestaciones. 

Foto: Rodrigo García-LN.

   Un inesperado momento de tensión se vivió esta mañana, durante la segunda jornada del nuevo juicio por el crimen de Federico Margiotta, cuando Jorge Fabrizio, uno de los acusados, se puso de pie y comenzó a gritar "miente, miente" ante los dichos de un testigo que lo acusaba de ofrecerle dinero para desistir de las marchas en medio de la búsqueda del menor, aún desaparecido para ese entonces.

   Enrique Ruiz declaró ante los jueces del Tribunal en lo Criminal Nº 3 que en 2002 era responsable de un comedor comunitario en Coronel Pringles y que algunos días después de la desaparición de Federico la policía llegó hasta ese lugar preguntando por el chico.

   Se interesó por la búsqueda, realizó panfletos con su rostro para repartir por la ciudad, aunque Fabrizio se negó a pegar uno de los afiches en su negocio, según dijo.

   "Después lo fui a invitar a la marcha, pero me dijo que no. 'Estás loco, cómo voy a ir a la marcha', me respondió", teniendo en cuenta que el nombre de Fabrizio ya se vinculaba con el caso.

   Dijo Ruiz que en esas circunstancias Fabrizio lo hizo pasar y dentro del negocio "me ofreció dinero", pero yo le respondí "no quiero dinero, quiero al asesino de Nicolás Margiotta". 

   Su declaración fue interrumpida a los gritos por Fabrizio, quien se puso de pie y se acercó al micrófono: "¡Miente, miente!", le recriminó. El hecho, por intempestivo, sorprendió a muchos y hasta asustó a parte del público presente.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   El doctor Eduardo d'Empaire, presidente del tribunal, debió interceder para calmarlo y, pese a que Fabrizio pidió perdón, le advirtió que de mantener esas actitudes podía expulsarlo de la sala.

   De la misma manera, Ruiz aseguró que Aldo Mensi, por entonces intendente de Pringles, también le ofreció dinero a cambio de "silencio", durante un encuentro en el Registro Civil y dijo que el exjefe comunal "no apoyaba las marchas" de búsqueda del menor.

   "Yo era medio molesto", respondió, cuando se le preguntó por qué motivo le ofrecían dinero para callar.

   El testigo también apuntó contra Pedro Martínez, el otro acusado, al comentar que trabajó con él durante 25 días en su depósito de verduras y que notó que era bastante violento con sus empleados. "Los maltrataba", dijo.

   Además, aseguró que un camionero que le traía verdura a Martínez desde Buenos Aires, apodado "Perico", le confesó que el imputado le había ofrecido 2 mil pesos para "abusar de su sobrino".

   El juicio, que se inició ayer, pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes, cuando se reanudará con más testigos.

   

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias