La paz de un paraíso

24/7/2017 | 16:31 | El relax pleno está asegurado en Arraial D'Ayuda, con aguas cálidas y serenas, playas incomparables y mucho silencio.

Por
David Roldán

Brasil nos da a los viajeros, la gran oportunidad de encontrar en cada metro de su inmensa costa atlántica lugares que son verdaderos paraísos.

Con características a veces distintas, pero con un común denominador que es la transparencia y calidez de sus aguas, ese talco blanco de sus playas y el dibujo tan particular que le dan las palmeras y otras especies vegetales arrimadas a la pintura.

Porto Seguro es un recomendable destino para quienes quieren alejarse un poco del sur, tan poblado de argentinos.

Cargado de lugares fantásticos a lo largo de muchos kilómetros, también ofrece, cruzando el río Burinhaem (en apenas diez minutos en balsa) Arraial D'Ayuda.

Una villa histórica cuyos orígenes se remontan a la época de la colonización portuguesa.

Allí se puede ocupar una pequeña posada, rústica, aunque con todo el confort, o bien un hotel cinco estrellas.

Después, caminar un poco (es lo aconsejable) y descubrir playas que son una maravilla, llenas de piscinas naturales donde el agua significa una cálida caricia para la piel.

Pitinga presenta una arena fantástica y está a apenas dos kilómetros desde Mucugé, la playa principal de Arraial.

Pero también está Taípe, a la que se va en auto y caminata, en medio de una densa vegetación.

Arraial tiene un estilo de vida propio, muy particular, donde el silencio sólo se corta por el canto de algún pájaro. Nada más.

Es como estar en el paraíso... y en paz.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias