Debería darnos vergonha

14/8/2016 | 08:55 |

Por
Maximiliano Allica

Argentinos de clases altas o medias favorecidas viajan a Río de Janeiro y asumen el rol de barrabravas que aquí no se animan. No es un problema meramente nacional, sin ir más lejos los brasileños que van a los estadios (ninguno es favelado, se los aseguro) también tienen lo suyo. El clima caliente en los Juegos Olímpicos provocado por una minoría notable es otro ejemplo de lo desviados que estamos como sociedad. Vergonha.

Gustavo Cordera dijo que hay "mujeres que necesitan ser violadas" y un estudiante de periodismo violó el acuerdo de no difundir el contenido de las charlas en la escuela TEA. Lo del cantante no tiene calificativos. Pregunta para periodistas: ¿cuándo es aceptable violar un off the record?

Un policía maltrató a un chico de 14 años que andaba en una moto sin papeles. Luego se dijo que la noche anterior ese menor había asaltado con armas a una mujer. ¿Medalla o cárcel para el policía? ¿Abrazo paternal o azotes en la plaza pública para el chico? Quizás el problema no sea dicotómico. Está mal maltratar a un adolescente, está mal no respetar a la autoridad, está mal que la autoridad sea difícil de respetar porque sus antecedentes no la acompañan, está mal que un pibe no se inhiba ante la orden de un mayor. El problema es de fondo: representantes de nuestras clases educadas van de barrabravas a Río. Ojo.

El auto del presidente Macri fue apedreado luego de un acto en Mar del Plata. La justificación sería algo así como que la violencia de arriba genera violencia de abajo. Amigos activistas, bienvenidos al siglo XXI. El año que viene seguiremos decidiendo en las urnas y dos años después lo mismo, así nos equivoquemos violentamente.

(Edgardo Bauza tardó nada en convencer a Messi para que vuelva a la Selección y el mejor jugador del mundo dirá presente en la próxima fecha de eliminatorias. Se trata del mismo conductor que quebró el histórico maleficio de San Lorenzo en la Libertadores. Yo lo dije primero: Patón 2019.)

Un informe de la Universidad Católica Argentina expuso que en el país hay 1.400.000 pobres más desde que asumió este gobierno. Según esa estimación, un total de 13 millones de personas viven hoy en la pobreza. La cuenta para saber cuántos dejó el gobierno anterior es fácil. Debería darles vergüenza.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias