Malvinas: “La cicatriz más grande es la que te queda en la mente”

QUIEREN UN MUSEO EN SALTA

Malvinas: “La cicatriz más grande es la que te queda en la mente”

26/4/2016 | 00:50 | Pasó por Bahía un grupo -la mayoría excombatientes- que realiza una travesía de Ushuaia a La Quiaca, a fin de reivindicar la causa y rendirle homenaje a los 649 compatriotas que perdieron su vida en las islas sureñas. Federico Moreno / fmoreno@lanueva.com

Abrazo fraternal. Alberto Ortega recibe el saludo de un excombatiente salteño que se radicó en nuestra ciudad y se lo encontró en la Plaza Rivadavia.

Están caminando desde el 29 de marzo pasado, aunque llevan 34 años en la búsqueda de reivindicar el merecido reconocimiento que la sociedad argentina todavía les adeuda.

Se trata de cinco valientes salteños, tucumanos y mendocinos, la mayoría Veteranos de Malvinas, que van desde Ushuaia a La Quiaca con un objetivo central: honrar a los 649 compatriotas que dejaron la vida en las Islas.

En Salta necesitan un museo y una biblioteca. “La idea en principio era que fuera temática sobre Malvinas, pero nos fueron regalando otro tipo de libros y obviamente no les dijimos que no”, dijo José Alberto Ortega, excombatiente y uno de los organizadores de la travesía.

“Que cada veterano de guerra escriba su historia, que cuente dónde estuvo, qué hizo, cuándo y en qué lugar combatió, y que cuente cómo está hoy”, agregó el salteño.

Acompañan a Ortega en la caminata por todo el país: José Luis Salazar, infante de marina tucumano que desembarcó en Malvinas como comunicante; Antonio Torres, mendocino e infante de marina que, pese a no haber estado en las Islas, “lleva la causa bien adentro”; Ángel Álvarez, paramédico mendocino y conductor de la camioneta del grupo; y el salteño José Eduardo Montenegro quien, pese a haber hecho 5 viajes a Malvinas desde Río Grande durante el conflicto todavía no es reconocido como excombatiente.

“Malvinas en Salta se vive distinto a como se vive en el sur. No sé si postergados, pero en cuanto al apoyo de la gente y a la difusión, parece que hay cosas más importantes que esto. Constantemente tenemos que recordar que las Malvinas, las Georgias, las Sandwich y las aguas del Atlántico Sur tienen muchísimas riquezas que nos están robando, recursos que les pertenecen a nuestras generaciones futuras y por cuya soberanía tenemos que luchar”, explicó Ortega.

“Pese a lo poco conectados que estamos, nos enteramos de que esta semana fallecieron 3 o 4 excombatientes, algunos de ellos por suicidio. Que las autoridades de la salud tomen cartas en el asunto, al veterano de guerra hay que seguirlo por la parte psicológica. Puede tener 10 mil heridas en el cuerpo, pero esas se curan. La cicatriz más grande es la que te queda en la mente”, reflexionó.

La travesía, que comenzó el 29 de marzo desde Ushuaia y consiste en caminatas de unos 120 kilómetros por día que se extenderán hasta junio, llegó a nuestra ciudad procedente de Mayor Buratovich.

“Lo más lindo es recibir el apoyo de la gente, de los medios y de las autoridades. Agradecemos en forma especial el saludo y el aliento de camioneros y viajantes que nos cruzan en la ruta”, comentó Ortega.

De acá siguen para Punta Alta

Cansados pero satisfechos, los cinco llegaron ayer al mediodía a la ciudad, en la que permanecerán hasta mañana, cuando partirán rumbo a Punta Alta, para cumplir durante algunos días con varios compromisos.

“Tenemos el cumpleaños de la Agrupación de Comandos Anfibios, el bautismo de fuego de la Fuerza Aérea y el aniversario del Crucero Belgrano”, anticiparon.

El agotamiento físico –explicaron- se combate con la mente y el corazón. El secreto es estar convencidos de lo que estamos haciendo", dijo Ortega.

“Hace todo lo que se propone”

“No veía a Ortega desde hace 4 años. Lo reconocí por la boina”, dijo Walter Martínez, un excombatiente salteño radicado en Bahía que justo pasaba por la Plaza Rivadavia. “Este hombre hace todo lo que se propone. En 1985 tuvo un accidente que lo dejó al filo de la muerte. Estuvo en silla de ruedas, después con mucho esfuerzo empezó a correr. Hacer la travesía con el cuerpo lleno de clavos es muy admirable”, agregó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias