Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

Nieto

Nadie que no fuera un desalmado dejaría de alegrarse de que Ignacio Hurban haya recobrado su verdadera identidad. La suya, si se quiere, es una historia con final feliz, y enhorabuena que así sea.

Pero ello no cambia nada de la militancia terrorista de sus padres. Tampoco borra la defensa de la lucha armada de los años 70 ensayada por la señora Estela de Carlotto y los elogios encendidos prodigados por ella a Fidel Castro.

La recuperación del nieto no tiene nada que ver con la decisión de sus padres y las ideas de su abuela. Pertenecen a mundos diferentes, aunque hoy son legión quienes insisten en negarlo y los consideran a todos en la misma categoría de víctimas.