Tras la derrota ante el aurinegro

Caruso dijo que Olimpo buscó un punto y "Dios le regaló 3"

20/4/2014 | 09:21 | También criticó al árbitro Delfino: "Cada vez que me dirige en un noventa por ciento sé que voy a perder".

Caruso dijo que Olimpo buscó un punto y "Dios le regaló 3". Olimpo a un toque La Nueva. Bahía Blanca

   El entrenador de Quilmes, Ricardo Caruso Lombardi, le apuntó anoche al árbitro Germán Delfino como uno de los causantes del revés de su equipo en un partido clave ante Olimpo por la permanencia en la categoría, pero también admitió que la falta de gol es otra de las razones.

   De todos modos, se atrevió a agregar otro factor, dado que, según él, "Dios le regaló tres puntos" a los bahienses.

   "Estoy resignado, porque si hoy me da el penal que le pega a (Iván) Furios en la mano... A Delfino se lo dije en la cara, 'a vos te encanta vernos perder'. Se lo dije en la cara, no ando con vueltas, manejó todo el partido como quiso. Es mano en el gol de (José) Valencia, creo de que (Pablo) Lugüercio, pero lamentablemente es Delfino, lo ponemos en una cajita de cristal y hablamos bárbaro de él", comenzó Caruso con sus quejas, tras el 1-0 en el Centenario.

   Y siguió con sus disparos verbables contra el desempeño del juez deportivo: "Nunca había ganado un partido con Delfino, acá con Colón no nos cobró dos penales, con Rafaela, cuando yo estaba en Argentinos Juniors, también, es normal; no me asombra nada".

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Pero tenía más para decir en contra del referí: "Le hablé antes del partido porque no me gustaba la idea de que él dirigiera este partido. Yo no quería que lo dirigiera él, quería que lo dirigiera otro. Cada vez que me dirige en un noventa por ciento sé que voy a perder".

   Y Caruso también se refirió a la falta de peso de los Cerveceros: "Quilmes está pintado, menos mal que vino (el presidente) Aníbal (Fernández), si no perdíamos siete a cero".

   De todos modos, el director técnico también se hizo un tiempo para hacer un poco de autocrítica: "Si no hacemos los goles te tenés que ir al descenso. Por más que Delfino cobre cualquier cosa, la culpa es nuestra. El ochenta por ciento de la culpa de haber perdido es nuestra".

   El verborrágico DT tampoco dejó de "atender" al adversario de turno: "Fue un partido que estuvo controlado todo el tiempo, un equipo que te gana sin patear al arco, tuvo suerte".

   Pero tenía más condimentos para su declaración: "Olimpo vino a ver si podía sacar un punto y Dios le regaló tres. Estas son cosas que pasan, hay que asimilarlas. Perdimos (por lesión muscular) a (Pablo) Garnier que es clave, erramos cinco goles, la nuestra pega en el palo y sale y la del rival pega en el palo y entra. Nos ganó con nada, es increíble. El partido que perdimos hoy es que estás predestinado a descender". (DYN)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias