CON LAS FORMAS DEL AYER

Tren Los Arrayanes

30/12/2013 | 00:26 | Por Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

Hace 45 años, en diciembre de 1968, pasó por la estación Bahía Blanca Sud el tren Los Arrayanes, procedente de Plaza Constitución y con destino final en San Carlos de Bariloche.

Eran las 16:95 de un caluroso día de diciembre cuando se detuvo en la estación de la avenida Cerri el convoy, compuesto por cuatro coches pullman, un comedor y un novedoso y lujoso coche cine, todos debidamente equipados con aire acondicionado.

Entre el pasaje se hallaba el vicepresidente de Ferrocarriles Argentinos, general Tomás Caballero, el administrador del ferrocarril Roca, coronel José Martínez, y el superintendente de tráfico en nuestra ciudad, Italo Chiavari.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Caballero explicó que el viaje tenía como finalidad “mostrar la nueva imagen del ferrocarril en el servicio de pasajeros”, y recordó que también se estaba brindando un servicio de traslado a Resistencia, Chaco, con coches similares, en el marco de “un proceso de perfeccionamiento y de amor propio y competencia entre los ferrocarriles Roca, San Martín y Belgrano”.

Respecto al coche cine, se trataba de un vagón con 60 butacas, toda una novedad en Latinoamérica. “En Francia existe uno similar y en Estados Unidos corría uno en el trayecto entre New York y Washington”, explicó orgullosamente el administrador Caballero.

La sala del vagón era alfombrada, tenía grandes cortinados y dos máquinas proyectoras de cine de 35 milímetros.

Durante el transcurso del viaje se ofrecían hasta cuatro funciones, “según el interés del público”, todas ellas con en calidad de preestreno. Tres camareras uniformadas, luciendo vestidos del mismo tono, atendían los requerimientos del pasaje.

El novedoso servicio del tren Los Arrayanes demoraba 30 horas en unir Constitución con Bariloche y hacía un viaje semanal, partiendo de Buenos Aires cada domingo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias