ANALISIS

La inflación apunta al 3% mensual

16/12/2013 | 00:18 | Escribe Pablo Wende

Si la inflación es el principal problema que enfrenta la economía argentina, entonces el pronóstico para 2014 está lejos de ser favorable. El aumento de precios se viene acelerando desde que terminó la política de congelamiento de precios en los supermercados, entre febrero y mayo.

Si se observa la trayectoria de la inflación real a partir de mediados de año, surge con claridad la aceleración que se produjo mes a mes. De niveles de 1,5% en la primera parte del año, se saltó a un escalón cercano a 2% desde el tercer trimestre y en noviembre el aumento ya marcó 2,4% (índice Congreso).

Pero diciembre será todavía más complejo en materia de precios. Según las estimaciones de la consultora M&S (Melconián y Santángelo), el índice parte de un piso de 3,5% y podría rozar el 4%, cifras que no se observaban para un solo mes desde 2002.

Como para no perder dimensión, es una inflación mensual más alta que la suba de precios anual que tienen algunos países de la región como Chile, Colombia o Perú.

Además de que diciembre es un mes estacionalmente caliente en materia de precios, se mezcló otro factor de características más políticas. Lo resumió Rodolfo Santángelo: “Si el jefe de Gabinete anuncia un acuerdo de precios con los supermercados para enero, ¿qué creés que van a hacer los empresarios en diciembre”.

De acuerdo al índice Congreso, la inflación anualizada a noviembre se ubicó en 26,8%, pero podría terminar el año cerca del 28%, dos puntos y medio por encima del año pasado (25,6%, según la misma medición). No sólo la inflación 2013 fue más alta que la del año anterior, sino que se aceleró notablemente en esta última parte del año.

¿Qué sindicato aceptará un tope de 20% ante semejante escenario? Probablemente ninguno.

Todos los cálculos preliminares indican que en el primer trimestre la inflación promedio rondará un 3% mensual. Por eso, no son pocos los que advierten que el aumento de los precios podría ser aún más significativo el año que viene, acercándose incluso al 40%.

Con ese escenario comenzarán a desarrollarse las paritarias para determinar los salarios 2014. No se descarta, incluso, que no se trate de acuerdos anuales sino semestrales y con ajustes de acuerdo a cómo evolucione la inflación.

Para el nuevo gabinete económico, será clave la manera en que se administre en los meses de verano.

La suba de los precios, el incremento del dólar y la presión sobre las reservas son temas demasiado delicados para el arranque del año que viene.

Un error de cálculo podría tener complejas consecuencias para lo que queda del gobierno de Cristina Kirchner.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias