Un número en crecimiento

Cáncer de hígado: se detectan seis casos por día en Argentina

19/12/2021 | 06:30 |

Es una enfermedad oncológica muy asociada al estilo de vida, lo que la transforma en sumamente prevenible.

Preocupa a nivel mundial la estimación de que la cantidad de diagnósticos anuales crecerá un 75% para el año 2030. Cómo abordar el tema.

   Sólo se tiene un hígado y es un órgano sin el cual no se puede vivir. Este cumple más de 200 funciones importantes, como el filtrado de la sangre y la producción de bilis. Es el único órgano que puede volver a crecer, regenerándose completamente, necesitando tan sólo un cuarto de su tejido original para lograrlo.

   Contiene mucha sangre; por momentos, hasta el 10% del total circulante. Por todo esto, los especialistas destacan la importancia de prevenir el desarrollo de enfermedades hepáticas graves, por ejemplo, de fibrosis avanzada, que puede favorecer la génesis del hepatocarcinoma, el tipo de tumor hepático más frecuente.

   Dentro de los factores de riesgo más vinculados al desarrollo de cáncer de hígado, resulta vital destacar al hígado graso, frecuentemente asociado a obesidad, diabetes y a los hábitos de estilo de vida, el alcoholismo, y la presencia de hepatitis virales crónicas.

   Según la OMS hay más de 900 mil nuevos casos de cáncer hepático por año y la mayoría de las veces se detectan en estado avanzado. En Argentina, a pesar de que no hay registros de incidencia de cáncer, a partir de estadísticas internacionales se calcula que hay más de 2.300 casos por año, lo que se traduce en cerca de 6 nuevos diagnósticos cada día. 

   Además, preocupa a nivel mundial la estimación de que la cantidad de diagnósticos anuales crecerá un 75% para el año 2030.

   “El incremento de casos de cáncer de hígado es una realidad en Argentina y en el mundo. Es una enfermedad oncológica muy asociada al estilo de vida, lo que la transforma en sumamente prevenible si se abordan a tiempo sus factores de riesgo, que son la diabetes, la obesidad y el sedentarismo, que ocasionan hígado graso, además del alcoholismo y las hepatitis virales”, sostuvo el doctor Fernando Cairo, hepatólogo del Hospital de Alta Complejidad  “El Cruce” y el Hospital Británico.

   “Llevar un estilo de vida saludable es clave para prevenir esta enfermedad, así como también lo son tener completo el esquema de vacunación contra la hepatitis B (primera vacuna contra el cáncer de hígado) y realizarse los tests de hepatitis B y C al menos una vez en la vida para descartar que la persona porte algunos de estos virus, que van dañando el órgano lentamente sin dar síntomas, y pueden favorecer el desarrollo de cirrosis y cáncer de hígado”, sostuvo el doctor Ezequiel Mauro, médico hepatólogo del Hospital Italiano de Buenos Aires.

   De todos modos, para favorecer un diagnóstico a tiempo, es importante destacar que, en línea con los factores de riesgo mencionados previamente, existen determinados grupos con mayores chances de desarrollar cáncer de hígado y son aquellos, por ejemplo, con enfermedad hepática previa, como una hepatitis viral y/o cirrosis.

   Cuanto antes se diagnostique el cáncer de hígado, mejores serán las chances de tratar e inclusive de lograr curar la enfermedad.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias