Dueños de gimnasios de Bahía aseguran que abren el 18, con autorización o no

7/8/2020 | 16:06 |

El viernes pasado entregaron una carta a autoridades locales.

Foto ilustrativa: Cámara Argentina de Gimnasios

   Desde la Cámara de Actividades Físicas y Deportivas de Bahía Blanca (CAFIDE) señalaron que se llamó al sector a una apertura masiva de los gimnasios y centros deportivos el martes 18 de agosto.

   Vienen realizando numerosas reuniones a fin de que se apruebe el protocolo para la actividad, pero hasta el momento no tuvieron respuesta positiva. Por esa razón, decidieron establecer una fecha límite de espera tras enviar la semana pasada una carta abierta a autoridades locales.

   Martín Racosta, vicepresidente de la CAFIDE, dijo esta tarde en diálogo con La Nueva. que tienen pocas expectativas con respecto a la aprobación del protocolo y que el 18 abrirán con o sin autorización. 

   "Hemos tenido incontables reuniones con diferentes autoridades y no hemos recibido ninguna respuesta positiva. Tampoco vemos de parte del Municipio una iniciativa de ayuda o de petición a nivel provincial y luego a nivel nacional", señaló Racosta.

   Y agregó: "Vemos un destrato y una discriminación hacia al sector. Es una realidad que tal vez no tiene el empuje económico de gastronomía o del shopping, que ahora se habilitó; pero la situación es lamentable. Han cerrado muchísimos comercios y vamos para peor, con los índices de inflación que hay proyectados para cuando la pandemia termine". 

"La situación que viven los gimnasios de la ciudad es límite"

   Aseguró que desde el directorio de la Cámara "estamos todos de acuerdo (con la reapertura); hay otra agrupación de gimnasios en Bahía Blanca con la que estamos en contacto, que también está de acuerdo. Muchos dueños por temor a la clausura o la multa, que es totalmente entendible, deciden no abrir el 18; pero más del 60 % de los gimnasios está de acuerdo con abrir".

   A su vez, indicó que las ayudas son escasas para este sector:  "A nivel municipal se nos ha eximido del impuesto municipal que es relativamente barato. El rubro tiene la particularidad de que la gran mayoría alquila y los salones son siempre arriba de 100 metros cuadrados, por lo que hoy hablamos de un alquiler mínimo de 60 ó 70 mil pesos. En muchos casos no se logra llegar a un acuerdo con los propietarios y los dueños de los gimnasios terminan en quiebra o deciden cerrar".

   Y añadió: "Los créditos que hemos recibido se transforman en un salvavidas de plomo porque acumulamos una deuda que vamos a tener que pagar después, trabajando poco o tal vez sin trabajar".

   A esa situación se suma una baja en la modalidad online: "Fue una moda cuando empezó la cuarentena, pero se cayó muchísimo la venta. Al comienzo la gente se sumó porque era algo nuevo y divertido, que sirvió en un principio para cubrir algún costo pero al pasar el tiempo y con la apertura de actividades al aire libre (correr, caminar o andar en bicicleta) la gente prefirió eso y dejó de comprar la actividad física online".

   "La visión que tenemos desde la Cámara es que la cuarentena en Bahía Blanca es nada más que un nombre; si vas al centro ves muchísima gente en la calle, los fines de semanas las zonas de esparcimiento están repletas... Constantemente recibimos llamados pidiendo que los dejemos entrenar a los gimnasios. Si bien hay gimnasios funcionando a puertas cerradas, que es sabido y el Municipio también lo sabe, nosotros no queremos trabajar fuera de la ley", dijo Racosta.

   Por otra parte, sostuvo que si bien no va a ir la misma cantidad de gente —por cuestión económica o porque algunos prefieren esperar—, "sé que si abro mi gimnasio voy a tener actividad".

   "Hay que aprender a convivir con el virus, la cuarentena sirvió para preparar el sistema de salud y educar a la gente, pero lamentablemente se hizo demasiado extenso. El 16 cumplimos 5 meses de cierre", indicó.

   El protocolo presentado por la Cámara para la reapertura de gimnasios establece dos metros de distancia entre personas, turnos de 45 minutos de actividad por 15 de desinfección (hasta que ingresa el turno que sigue) y una franja horaria de 7 a 23, por lo que "no intervendría con la circulación de las personas en otros rubros". Además, quien quiera asistir deberá sacar previamente un turno.

 

La carta abierta

   El escrito fue entregado el viernes pasado a autoridades municipales y al Concejo Delibertante; y dice lo siguiente:

   Los propietarios de los Gimnasios, complejos deportivos, centros de actividades físicas varias, establecimientos de yoga, Pilates, funcional, centros de entrenamiento personalizado, boxes de crossfit y toda aquella actividad que encuadre como física deportiva, de la ciudad de Bahía Blanca, se dirigen a la opinión pública, autoridades municipales y provinciales con la finalidad de manifestar la tremenda, angustiante y desesperante situación comercial, económica y familiar que estamos atravesando.

   Desde el 16 de marzo no hemos abiertos nuestros negocios. Al día de hoy 130 días sin trabajar en nuestros lugares. Quince (15) establecimientos ya han cerrado sus puertas en los últimos días. Venimos acumulando deudas de alquileres, sueldos, servicios (gas, luz, teléfono, internet), tasas municipales, impuestos provinciales, nacionales y demás gastos fijos que siguen llegando con total normalidad y puntualidad, llevándonos a una situación económica insostenible y agobiante.

   Acompañábamos las decisiones oficiales y las hemos respetados cabalmente, pero a esta altura ya no las avalamos ni las comprendemos. El sentido común, la inmensa mayoría de la opinión pública, los medios de comunicación y profesionales de la salud, que recomiendan la actividad física y más aún en esta situación de una cuarentena interminable, entienden nuestro legítimo, sincero y justo reclamo.

   Somos un sector “abandonado” por parte de las autoridades, porque el desconocimiento que se tiene del “mundo de esta actividad y sector comercial” se ancla en el erróneo concepto de actividad recreativa, masiva y social. Interpretación errónea que nos deja en la última etapa de reapertura. Las obligaciones impositivas y cargas laborales se mantienen y las ayudas estales del ATP e IF apenas resultan paliativas ya que nuestra producción es CERO. Por lo tanto, tampoco los créditos resultan de apoyo.

   No hemos recibido ningún tipo de respuesta concreta que indique cuáles son las razones específicas que sostengan ese concepto erróneo y más grave aún, no hemos logrado ser recibidos por los responsables de estos análisis, para que escuchen y conozcan por qué ir a un gimnasio es tan seguro como ir a un bar o aún más.

   Hemos realizado pedidos formales por notas a la Municipalidad y Gobierno Provincial sin encontrar una respuesta concreta aún. La Cámara de actividades físicas y deportivas de bahía Blanca interpreta que, a la fecha, existe DISCRIMINACION HACIA NUESTRO SECTOR, dada la prohibición de ejercer el derecho a nuestro lícito trabajo y no responsabilizándose de coordinar e implementar las medidas de salvataje económico específicas para este sector.

   Exigimos al señor Intendente Héctor Gay a que arbitre los medios y recursos de los que dispone para interceder ante las autoridades provinciales y garantizar el inmediato levantamiento de la prohibición de trabajo que rige sobre el sector.

   Somos un sector seguro que puede trabajar con respeto de la prioridad sanitaria. Tenemos una dinámica de trabajo cotidiana segura, que permite seguir y conocer los datos personales de quienes asisten a los gimnasios. Y si fuera necesario, hacer el seguimiento de contactos sociales de los asistentes en caso que algún alumno o profesor presentara algún síntoma de COVID.

   Esto no ocurre con otras actividades comerciales habilitadas. Hemos puesto a disposición de las autoridades información científica, del ámbito nacional e internacional, acerca de los beneficios de la actividad física sobre el sistema inmunológico, siendo determinante realizarla en espacios seguros y controlados.

   El COVID vino a quedarse por muchos meses más y debemos adaptarnos a convivir con él, por lo tanto ante esta desidia y destrato, solicitamos a las autoridades la reapertura impostergable de nuestros lugares de trabajo a partir del 18 de agosto con todos los protocolos y cuidados para nuestros clientes y colaboradores y convocamos a todo el sector deportivo a hacerlo, poniéndonos en la misma situación que el resto de los comerciantes habilitados a nivel local y provincial.

 

Detalles de las reuniones con autoridades

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias