"Parece haber un circuito", dijo el fiscal sobre los policías detenidos por extorsión

27/10/2020 | 09:05 |

Mauricio Del Cero estuvo a cargo del operativo que derivó en la aprehensión de Pablo Lacaze y Maximiliano Doreste, quienes están acusados de exigirle dinero a un colega. 

Foto: Rolando Ramos-La Nueva.

   El fiscal Mauricio Del Cero señaló esta mañana que "parece haber un circuito" al analizar el caso ocurrido anoche en Punta Alta, en el que allanaron la comisaría y detuvieron a dos policías por extorsión.

    La deducción nace a partir de que "son chicos muy jóvenes, que normalmente no toman decisiones individuales y que parece ser una situación habitual por cómo se manejaron".

   Se trata de Pablo Martín Lacaze, de 25 años, quien vive en Pellegrini al 800 y Maximiliano Ezequiel Doreste, de 29 y con residencia en José Ingenieros al 500.

   En diálogo con Panorama, por LU2, Del Cero sostuvo que "no se puede generalizar, yo trabajo con muchos policías y lo hacen de modo impecable. Conozco muchos efectivos policiales y con algunos tengo un trato amable. Lo de anoche es doloroso".

   Además, dio detalles del procedimiento.

   "Comenzó con una presentación de un efectivo policial que presta funciones en la Policía Local (de Bahía Blanca). Expuso su preocupación, porque tenía una actividad paralela fuera del servicio, de cadetería. Fue interceptado por personal policial de Punta Alta y le dijeron que eso estaba prohibido y que si no querían que lo vuelvan loco tenía que 'poner' mil pesos por semana", relató.

   "Decidimos montar un operativo, parecido al que derivó en la aprehensión de personal de la comisaría Quinta. Solo que esta vez, después del encuentro en Espora y Villanueva, se produjo el ingreso de ese personal a la comisaría y allí dentro, otro efectivo tenía en su bolsillo los billetes que habían sido fotografiados e inventariados por su número de serie", continuó.

   Del Cero contó que "en la oficina del GTO (Gabinete Técnico Operativo) había cuatro efectivos", aunque solo se aprehendió a los dos mencionados. "Luego se hizo presente el comisario y el secretario de Seguridad y se secuestró el teléfono de los cuatro integrantes del Gabinete y el dinero en su poder", agregó.

   "En el bolsillo de Lacaze había cinco montoncitos de mil pesos. Daba la impresión que no había sido el único caso el de este policía. Por eso fue bastante significativo encontrar cinco montoncitos de mil pesos", afirmó.

   Por último, el fiscal marcó diferencias con el caso del policía Carlos Octavio Meneses, detenido como jefe de una asociación ilícita destinada a cometer robos.

   "Es distinto al caso Meneses. En ese caso yo no puedo afirmar, tampoco lo puedo negar, que haya intervenido con la venia de un superior. En los GTO, desde el plano teórico e hipotético, en principio, la Policía es una estructura verticalista que opera en el marco de una distribución de funciones y bajo supervisión de cada uno de sus jefes. Son casos distintos", completó. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias