Bahía Blanca | Domingo, 26 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 26 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 26 de mayo

Furia reveló que la producción de Gran Hermano le hizo una insólita prohibición

La participante habló del tema con otros compañeros y recibió un llamado de atención que no se esperaba.

Furia habló de más y fue advertida.

Furia de Gran Hermano 2023 sorprendió a los televidentes con una revelación relacionada a otro participante del reality. Contó que recibió un llamado de atención por hablar de alguien que ya fue eliminado y en las redes sociales surgieron muchas especulaciones sobre los motivos.

“Lisandro, ahora falta que vengas vos”, se le escuchó decir a la joven hora después del ingreso de Arturo, el perro que los acompañará rumbo a la final. “‘Juliana, eso está prohibido’, me dijo Gran Hermano cuando lo nombré”, agregó.

Licha se quedó afuera el domingo de 3 de marzo, en un mano a mano con Juliana Scaglione.

Su salida también desencadenó el abandono de Agostina Spinelli, que prefirió irse por las peleas con la protagonista de esta edición, a quien acusó de violenta y mala persona. Además, sostuvo que tenía miedo que la atacara mientras dormía, y hasta se rumoreó que iba a denunciarla por amenazas.

Furia aseguró que podría tener leucemia: “Estoy esperando los resultados”

Furia de Gran Hermano 2023 salió de la casa para hacerse un chequeo médico en una clínica y generó preocupación entre sus compañeros y fanáticos. Sin embargo, regresó a las pocas horas y eso instaló tranquilidad, aunque durante la madrugada se sinceró sobre una sospecha que da vueltas en su cabeza y conmovió a todos.

Una cámara la tomó hablando con Bautista y Mauro sobre su estado de salud y sus palabras fueron alarmantes. “En este momento tengo que pensar en que pase un estudio que me pueda dar leucemia. Tengo que esperar 48 horas para que me digan qué mierda tengo”, pronunció.

La participante más estratega de esta edición reconoció que desea tomarse todo con calma y de la forma más positiva posible para que no se opaque el sueño de llegar a la final.

“Yo hoy debería estar tirada ahí, me pensando que me puede agarrar... y que tengo 33 años y que puedo tener cáncer en la sangre. ¿Yo estoy mal? No. Cuando te pasan cosas en la vida tenés que vibrar alto porque te enojás. Creo que soy un gran ejemplo”, cerró. (TN)