Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Una médica que trabajó con Lotocki habló y lo complicó: "Es un psicópata y un asesino"

Silvina Fernández trabajaba en la clínica de Caballito donde falleció Cristian Zárate y le pidió a la Justicia que le otorgue una condena ejemplar.
 

Aníbal Lotocki volvió a estar en el ojo de la tormenta luego de que una médica que trabajó con él en la clínica de Caballito donde murió Cristian Zárate hable frente a las cámaras y complique su situación procesal. 

Silvina Fernández era médica de la clínica Cemeco ubicada en la calle Colpayo 20 donde atendió, junto con el cirujano de famosos, a una de las víctimas. 

En una charla con el programa LAM, la mujer expresó su enojo: "Es un psicópata y un asesino, la verdad. Y que hay un vacío legal que hay que estudiarlo muy bien. Porque cualquier médico no se puede poner a hacer ese tipo de cirugías sin estar preparado. Imaginate que nosotros para formarnos como médicos cirujanos nos cuesta como 11 años”.

Acerca del día que conoció a Lotocki, respondió: "La única vez que lo vi fue en la cirugía que le costó la vida a Zárate". 

“Tengo mensajes, empiezo a llamar, después por la televisión, empiezo a ver quién es Lotocki, lo que hacía. Me empiezo un poco a obsesionar, a seguirlo en las redes, a googlearlo", sostuvo. 

“Yo a Cristian lo cuidé en el postoperatorio, era un paciente que le habían hecho múltiples cirugías en una clínica que no estaba habilitada para eso. Le lipoaspiró el abdomen, los flancos, el dorso, injertó grasa en los glúteos, en los brazos, en los hombros”, explicó. 

La mujer remarcó que la víctima pasó una noche con dolor y molestias: "Tenía mucho relleno en los glúteos, mucha grasa, estaba sentado. Yo ignoraba ese procedimiento. A mí me dijeron que le hicieron algo y no. Se notaba que estaba molesto. Lotocki no lo fue a ver. Subió al quirófano y después lo que pasó... no sé”.

Frente a las cámaras, Fernández pidió que el cirujano reciba una pena ejemplar: “Espero que lo condenen y que por las víctimas se puedan hacer algunas juntas médicas para resolverles los problemas que tienen, porque realmente son víctimas”.

Hace días Lotocki, condenado a ocho años de cárcel y diez de inhabilitación, le pidió a la Cámara de Casación porteña que apresure la revisión del fallo que lo envió a la cárcel. (NA)