Bahía Blanca | Sabado, 20 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 20 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 20 de abril

Los Juegos Olímpicos, la teoría sobre Messi y el dato que podría romper todo

El contraste entre la realidad y el sueño de ver a Lionel en Francia, dentro de cinco meses. Una cuenta regresiva de especulaciones.

Fotos: Getty Images y archivo-La Nueva.

La clasificación del seleccionado masculino de fútbol a los Juegos Olímpicos le abrió los ojos a más de uno sobre todo por la chance de que el mejor jugador del mundo esté presente en París.

Haber ganado la plaza, sumado a un puñado de declaraciones cruzadas, incluidas las del entrenador Javier Mascherano, ubicaron a Lionel Messi en el centro de la escena una vez más.

Vamos por partes.

El fútbol olímpico es para jugadores menores de 23 años, con la excepción de tres fichas mayores. Es decir, del plantel de 18, Masche podrá incluir a tres jugadores que superen esa edad.

Aún antes de que Argentina le gane a Brasil en el cierre del Preolímpico y obtenga el boleto, los apellidos de Messi y Di María salieron a la luz porque además se trataría de una enorme oportunidad para que ambos disputen juntos un ultimísimo torneo con la camiseta nacional.

Messi y Di María, durante el último Mundial de Qatar

Sin embargo, el planteo optimista comienza a resquebrajarse apenas ahondamos un poquito en las posibilidades reales.

Al margen de que Fideo ya declaró que se retirará tras la Copa América, certamen que irá en los Estados Unidos del 20 de junio al 14 de julio, las posibilidades de que Lio vaya por su segundo oro olímpico son verdaderamente pocas.

Primero, como señalamos en el párrafo anterior, la Copa América y los Juegos Olímpicos están apenas separados por diez días: la acción en Francia comenzará el miércoles 24 (dos días antes de la Ceremonia de Apertura).

En ese sentido, es muy difícil que un club (franquicia) libere a sus empleados por tanto tiempo, ya que si incluimos un breve período de preparación para la Copa, Messi se apartaría de Inter Miami por 70 días. En esa línea declaró hoy el DT Gerardo Martino, al ser consultado por el paraguayo Diego Gómez, quien está en una situación similar a Lío: “Yo soy pro-selección, pero en este caso hay dos competencias juntas e implica que un jugador esté más de dos meses afuera. Le dije que elija solo una”.

Argentina celebra el oro olímpico en Beijing 2008 con un plantel plagado de estrellas

Segundo, pero no menos importante, es que los Juegos no son un evento FIFA por lo que las instituciones no tienen la obligación de ceder a sus jugadores.

Tercero: aunque para muchos no lo sea, o al menos podríamos discutirlo un rato largo, para el futbolero es más importante la Copa América que los JJOO.

Sí es cierto que el morbo juega su parte al tratarse de París, de una posible “revancha” contra Mbappé y sus amigos y rodeado de un público que lo ninguneó por un par de temporadas en el PSG.

Messi elude a Rafinha en las semifinales de los Juegos Olímpicos 2008

El otro dato “a favor” es mucho más sutil pero permite edificar el sueño de muchos: si Messi va a París 2024 naturalmente podría ser uno de los abanderados argentinos.

Con esto no le quitamos méritos a otros deportistas que tienen argumentos de sobra para portar la bandera argentina por el Sena, en el desfile de las delegaciones. Pero, ¿alguien en el Comité Olímpico Argentino se animaría a votar en contra? De hecho, como en Tokio 2020, serán dos los responsables: un hombre y una mujer.

Este último dato también tiene una manchita: generalmente, quienes compiten el Día 1, es decir, pocas horas después, no acuden a la Ceremonia y mucho menos portan la insignia, con el estrés y el desgaste físico que implica. Y el fútbol, cuyo fixture se sorteará en marzo, tiene prevista la segunda fecha para el sábado 27 de julio.

Con todo, si bien restan 157 días, la teoría de Messi en París se sostiene en el entusiasmo de la gente, el deseo de Mascherano y, quizá, las ganas del propio jugador.

El resto parecen ser obstáculos difíciles de gambetear.