Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

Pedro Sánchez: “Con humildad me gané un lugar en el corazón de los bahienses”

El bochófilo de Villa Mercedes conquistó el torneo de La Armonía en una final épica ante el cordobés Nicolás Pretto.

Desde los 8 años, cuando dio los primeros pasos en las bochas de la mano de su papá (Daniel), Pedro Sánchez sueña con convertirse en jugador de Selección, en representar a nuestro país en alguna competencia internacional.

Para eso fue puliendo su estilo de juego, asimilando consejos y potenciando su magistral habilidad para destacarse en las bochas.

Aquel niño de Villa Mercedes, San Luis, se fue haciendo camino al andar y hoy es una figura reconocida, a tal punto que no sólo llegó a instancias decisivas representando a su provincia, sino que ganó torneos especiales ante los mejores jugadores del país.

“Si soy algo se lo debo a las bochas. En una cancha soy feliz", dijo Pedro Sánchez.

--¿Cómo fueron tus inicios?

--Mi padre me llevaba al club Estudiantes de Villa Mercedes. Empecé a seguir sus pasos aprendiendo como todo niño los secretos de este deporte. Para mí era un hobby, pero los resultados acompañaron y en mi cabeza ya estaba llegar lejos, jugar ante los más grandes.

--Se transformó en una pasión.

--Si. Tengo una condición física que me limita para muchas cosas. Soy consciente de eso. Con menos peso estaría en un nivel superior, aunque debo admitir que me siento bien para aguantar los partidos y mantener el nivel durante muchas horas. Mi peso actual es de 170 kilogramos, aunque he jugado con mucho menos peso. 

“Sé que a veces me hacen una diferencia en el juego por mi estado físico, pero en el espacial de La Armonía, el día de cierre estuve más de 10 horas adentro de la cancha y el cuerpo aguantó. Nico (Pretto) era un atleta al lado mío, jaja.

--¿Cómo fuiste forjando tu estilo?

--Con práctica y perseverancia. No soy de darme por vencido nunca; si hay una pequeña luz de esperanza me aferro a eso. De hecho, los torneos especiales que gané fue por eso, por no bajar los brazos.

--El torneo de La Armonía fue una locura.

--Pude ver la emoción de la gente, el apoyo permanente. Todavía sigo pensando que gané un torneo donde estuvieron los mejores; esa final con Nicolás Pretto, un campeón del mundo que venía de jugar en Italia y estaba invicto, me pareció muy fuerte.

"Con Pretto salió un partido donde me tocó bochar mucho, porque él ponía la bocha cerca del chico. Me ganaba 8 a 1 y parecía un robot (risas), hacía todo bien. Traté de seguir en partido hasta que en una mano Nico se vendió. Cuando agarré el bochín le cambié el juego, Nico erró un par de bochazos que generalmente no erra y aproveché ese momento jugando al chico arriba, al medio de la cancha".

--¿Qué te dijo Pretto?

--Me felicitó. Es un señor, gran deportista. Se puso contento porque sabe que yo siempre la peleo de abajo. Pretto es profesional, toma este deporte como debe ser, hace todo lo correcto para triunfar.

--¿Qué sentiste en ese momento?

--Uff... Orgullo, felicidad. Le corté el invicto al mejor jugador del país. 

--¿Tu primer gran torneo fue en Río Cuarto?

--Sí, en Las Lilas el año pasado. Y el más reciente fue el de Parejas en Coronel Suárez, en homenaje a Néstor Arce. Allí pudimos ganar con mi compañero, Danilo Escobar.

--Pero antes representante a tu provincia.

--He tenido varias convocatorias en menores -Sub 12, 15, 18 y 23- y luego participé de un Argentino de Segunda y otro de Primera categoría. El año pasado fui subcampeón nacional individual, ya que perdí la final con Raúl Basualdo.

 

Estoy en la selección de Bahía y es grandioso. Algún día me gustaría vestir la casaca del combinado argentino”, dijo Pedro Sánchez.

 

--¿Cómo te tratan en Barrio Hospital?

--De diez. Me brindan mucho cariño. A veces tengo cortocircuitos porque extraño a mi familia, a mi madre (Graciela Olguín). Pero trato de mantener la tranquilidad. El otro día Oscar Randazzo me dijo: “Quizá no viniste a Bahía para quedarte, viniste para dejar tu imagen en una pared para toda la vida”. 

“Barrio Hospital se ganó un lugar en las bochas de la ciudad y los dirigentes me dan su apoyo, no me falta nada. Y juego con el Flaco (Escobar) que es una máquina, tiene la vitalidad de un pibe y le pega a la bocha de una manera que te deja con la boca abierta”.

Pedro es conocido por sus videos en las redes sociales y sus historias en tik tok.

“Me divierto. Le pongo nombres ficticios. Yo me llamo Pedro Daniel Rubén, pero todo me conocen como Pedro Pueblo Sánchez. Me lo puso el creador de la página 'San Luis Pasión por las Bochas'. Me dijo que donde yo vaya el pueblo siempre estará conmigo".

"En Villa Mercedes se juega mucho, se respira bochas. Mis referentes en San Luis son el fallecido ‘Loco’ Gatica y Mario Lauría, un verdadero maestro”, aseguró.
"Quiero mandarle un saludo a mis hermanas: Mara, Natalia y Karina", dijo.