Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Siniestros viales: asistencia en el momento justo y el lugar indicados

Llamar al 149 (opción 2) es el primer paso que se debe realizar tras un accidente en nuestra ciudad o en la región cercana. Se trata de la oficina de asistencia a víctimas y familiares. Funciona en Drago 45.

La psicóloga Temis Fridatos (izq.) y la abogada María Belén Lorea integran la OAVyFSV. / Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

“La oficina forma parte de una red nacional. Nosotras trabajamos en convenio con la Agencia Nacional de Seguridad Vial y, a nivel local, dependemos de la Agencia Municipal de Seguridad Vial”.

Lo dijo María Belén Lorea, abogada, una de las integrantes de la Oficina de Asistencia a Víctimas y Familiares de Siniestros Viales.

El proyecto, que se gestó hace dos años, funciona en el subsuelo de la Torre Bicentenario, Drago 45, de lunes a viernes de 7 a 15. La responsable es Pamela Sepúlveda, jefa de División de la Agencia Municipal de Seguridad Vial (AMSV).

“La idea es brindar el primer asesoramiento una vez transcurrida la circunstancia de emergencia de un siniestro”, añadió.

Tras un incidente, comparecen ante la primera emergencia representantes de policía, Defensa Civil, Control de Tránsito Urbano, hospitales y demás.

“Cuando esa primera instancia transcurrió, desde la oficina se brinda orientación en diferentes aspectos que pueda llegar a necesitar la víctima propiamente, y en el caso de que no pueda acercarse, la atención se realiza con familiares o allegados directos”, explicó.

“Lo que primero se le solicita a la gente es que haga el contacto con la oficina a través del teléfono 149, opción 2, porque es la forma que se contactará con la Red Nacional de Seguridad Vial”, comentó Sepúlveda.

“Una vez que se contactan con ellos, si bien nosotros estamos funcionando con atención al público, desde esa red las derivan para hacer las consultas aquí”, añadió la funcionaria.

Para víctimas y victimarios

La Oficina de Asistencia a Víctimas y Familiares de Siniestros Viales, que en realidad también asiste a victimarios y a sus allegados, centraliza su aporte en orientaciones respecto de cuatro aspectos: jurídico, servicios sociales, post hospitalario y psicológico.

“Sobre los daños físicos o materiales que puede sufrir una víctima, uno de los aspectos a tener en cuenta es la atención post hospitalaria”, sostuvo Lorea.

“Una vez que la persona, en el caso de que le den el alta luego del siniestro y necesite alguna ayuda vinculada con los daños físicos padecidos, hay un sector de la oficina que se ocupa, por ejemplo, si no tiene obra social”, comentó.

“Vale aclarar que nosotros atendemos, especialmente, a la gente que no cuenta con una cobertura de salud específica aunque, eventualmente, en el caso de que la tuviera, o hubiera una ART interviniente, porque también puede tratarse de un accidente de índole laboral, también le brindamos un asesoramiento jurídico para que sepa cuáles son sus derechos y cómo puede recurrir y reclamar a la obra social o a la ART”, amplió Lorea.

“La abogada de la oficina no patrocina, sino que asesora y orienta porque no puede ser abogada de las víctimas”, dijo Pamela Sepúlveda.

“Pero en el caso de que no la posea, estamos vinculados con el área de Salud de la municipalidad de Bahía Blanca para que la gente de ese sector pueda hacer un nexo con algún hospital o, por ejemplo, si hay que conseguir alguna prótesis, hacerlo a través de la Red Nacional de Seguridad Vial para tratar de abocarnos a daños específicos de la víctima”, explicó Lorea.

En la oficina bahiense también existe hay una orientación en servicios sociales. Es para aquellas personas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad social respecto de eventuales asistencia en ayuda económica.

“En muchos casos sucede que concurren los familiares porque la víctima falleció y se encuentran en una situación económica vulnerable e imposibilitados de poder abonar el servicio de sepelio, u otros costos derivados”, indicó.

“En ese caso, la red nacional también opera a través de asistentes sociales para hacer un informe socioambiental a la vivienda de los familiares y determinar si requieren de una ayuda económica por única vez”, aseguró.

“La orientación psicológica se realiza a través de una entrevista con un familiar o con la víctima”, agregó —por su parte— Temis Fridatos, psicóloga, también integrante de la Oficina de Asistencia a Víctimas y Familiares de Siniestros Viales en Bahía Blanca.

“En el caso de que tampoco tengan obra social, si se requiere de un acompañamiento terapéutico o psicológico se realiza una entrevista con la psicóloga de la oficina quien, luego, realiza las derivaciones pertinentes para gestionar un tratamiento con un profesional particular”, añadió.

Causas penales y civiles

Las mayores consultas se realizan respecto de cuestiones jurídicas. En tal sentido, el asesoramiento que se brinda desde la oficina siempre es de carácter gratuito.

“Tras un siniestro muchas personas desconocen que, en paralelo, se desarrolla una causa penal y un proceso civil. También surgen dudas sobre qué derechos tienen a reclamar, si hay aseguradora, si hay un particular, si fue un accidente laboral y tiene que intervenir una ART y demás”, amplió Lorea.

“En el marco del proceso penal trabajamos en colaboración con la UFI Nº 1, que está abocada en forma exclusiva a los siniestros viales y delitos de lesiones culposas. Ellos nos brindan colaboración para el acceso a las causas y, así, podemos transmitir información a las víctimas o a los familiares”, sostuvo.

Pamela Sepúlveda, jefa de División de la Agencia Municipal de Seguridad Vial (AMSV).

También comentó que la orientación jurídica es para todos los aspectos que la persona requiera y como un primer paso para que, luego, lo localice a un profesional de la matrícula de confianza para seguir adelante con el proceso civil o penal.

“Es una cobertura de primera instancia y de índole gratuita", aseguró Sepúlveda.

“Siempre aclaramos que la abogada de la oficina no patrocina, sino que asesora y orienta porque no puede ser abogada de las víctimas. En el caso de la psicóloga sucede lo mismo”, admitió Sepúlveda.