Bahía Blanca | Sabado, 30 de septiembre

Bahía Blanca | Sabado, 30 de septiembre

Bahía Blanca | Sabado, 30 de septiembre

Savoretti: “La ciudad tiene la oportunidad de refundarse”

La rectora de la Universidad Provincial del Sudoeste (UPSO) dijo que los hechos que sucederán aquí, y en la zona de influencia, pueden transformarse en pilares de una nueva etapa de su desarrollo.

Dra. Andrea Savoretti, rectora de la Universidad Provincial del Sudoeste (UPSO). / Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

“No cabe duda acerca del rol protagónico que puede tener la ciudad de Bahía Blanca en relación al desarrollo del sudoeste de la provincia de Buenos Aires. Pero es determinante cómo se posicionan los líderes de la ciudad al momento de planificar un desarrollo que incluya al SOB (para mí no debiera haber otra opción si esta ciudad pretende liderar la región) o que el interior simplemente sufra las consecuencias de lo que aquí ocurra”.

Lo dijo la Dra. Andrea Savoretti, rectora de la Universidad Provincial del Sudoeste (UPSO).

También señaló que Bahía Blanca no sólo tiene los principales centros de educación universitaria de la región, sino también un puerto que la posiciona como la salida natural de muchos de los bienes que se producen, un polo petroquímico y se encuentra ubicada estratégicamente en relación a los ramales de transporte de los principales recursos energéticos que se están extrayendo en el sur del país.

“Esto claramente puede ser una oportunidad, siempre y cuando se trabaje en la planificación estratégica para el mediano o largo plazo, o puede transformarse en la causa de un crecimiento desigual y muy negativo para la ciudad”.

“Este crecimiento, que puede suceder a costa de la migración desde los distritos del interior, también podría ser perjudicial para las pequeñas y medianas localidades del sudoeste bonaerense”, sostuvo.

“Los contenidos técnicos se desactualizan constantemente, y enseñar a aprender y generar sentido crítico son los nuevos objetivos que tenemos por delante las instituciones educativas”, dijo la Dra. Savoretti.

“Salvando los tiempos de pandemia, esa fue la realidad imperante para la mayoría de las localidades del interior bonaerense, tal como tasas de crecimiento negativas, envejecimiento de la población y escasas oportunidades para los jóvenes”, explicó.

“No olvidemos que a Bahía Blanca llegan numerosos recursos desde su zona de influencia, ya sea a través de las inversiones que los sectores productivos pueden hacer aquí, el abastecimiento de bienes y prestaciones que no se disponen en el interior o la migración natural de estudiantes que arriban a los centros de educación superior”, aseguró.

“Es decir, entiendo que la ciudad tiene la oportunidad de refundarse, y que los hechos que sucederán aquí y en su zona de influencia se transformen en pilares de una nueva etapa de su desarrollo”, dijo la Dra. Savoretti.

“Por fortuna, Bahía Blanca cuenta con numerosos elementos para eso. El desafío es que el crecimiento se produzca en forma armónica en el mediano plazo y que, también, lo sea en relación a su zona de influencia. Claramente, la educación tendrá un rol protagónico en ese futuro, lo que deja en manos del sector, de todos los niveles, una enorme responsabilidad”, explicó.

“En los distintos niveles educativos y ramas del conocimiento la necesidad de especializarnos y, a su vez, desarrollar en los educando herramientas sociales a la vez que competencias técnicas específicas, es relevante para facilitar la inserción en el mercado laboral, ya sea como empleado o futuro empleador”, explicó.

“No sólo es necesario que seamos capaces de dictar carreras universitarias de primer nivel en las áreas tecnológicas, de informática, de salud y de alimentación, entre otras tantas, sino también profesionales líderes políticos que puedan conducir a la sociedad ante los nuevos desafíos, que cada vez se presentan a mayor velocidad”, aseguró.

También dijo la Dra. Savoretti que muchos de los trabajos que tendrán los egresados en unos años ni siquiera existen hoy y que hay que trabajar para esos profesionales.

“Los contenidos técnicos se desactualizan constantemente, y enseñar a aprender y generar sentido crítico son los nuevos objetivos que tenemos por delante las instituciones educativas”, añadió.

“También resultará fundamental la capacidad de generar diseños curriculares articulados, reconociendo las competencias que se desarrollan en cada espacio de formación, lo que permitirá generar profesionales cada vez más integrales en todas las áreas de conocimiento”, sostuvo.

--¿Ud. cree que el futuro que se avecina para la ciudad, a partir de grandes obras que traerán trabajo directo e indirecto, puede perjudicar en algo a la región de influencia?

--Primero hay que aclarar que creo que no sólo puede perjudicar a la región de influencia, sino también la propia calidad de vida de la ciudad, en algunos sectores de la misma y en el largo plazo.

“Pensemos un escenario muy posible, en el que las futuras obras, como mejoras de infraestructura, ampliaciones y construcción de nuevas plantas, van a requerir mano de obra especializada en distintos oficios. Eso puede ser abastecido por personas de Bahía Blanca y, también, por otras que viven en el interior y encuentran aquí una oportunidad de trabajo.

“Esa migración, que en el momento parece muy positiva por la generación de empleo genuino, puede redundar luego en personas desocupadas al finalizar sus trabajos que, ya radicadas en Bahía Blanca, difícilmente volverán a sus localidades. Se consigue de esta manera un desarraigo de sus ciudades de origen, que ya no contarán con ese personal especializado para su propio desarrollo.

“Ahora bien, si en lugar de promover esas acciones, fuera posible capacitar actores locales que no cuentan con la formación específica requerida y se encuentran fuera del campo laboral, no sólo podrían ocupar esos nuevos trabajos y mejorar su calidad de vida, sino también evitar un asentamiento de personas del interior que, transitoriamente, podrían estar muy ocupadas, pero que a futuro no necesariamente serán absorbidas por el mercado laboral.

“Este es un ejemplo de que puede planificarse esta ciudad cabecera y su desarrollo, teniendo en cuenta o no la región de influencia. Entiendo que hay actores relevantes que ya están trabajando en estos temas con la mirada puesta en este futuro cercano”.