Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

La UIBB celebró su trigésimo aniversario en el Teatro Municipal

Fue fundada el 30 de septiembre de 1992. "En aquella época se imponía un cambio en la mirada de la ciudad, que era netamente agroindustrial, para dar paso a lo que es hoy, una verdadera potencia industrial y energética", dijo su actual presidente, Gustavo Elías.

Fotos: Rodrigo García y Tomás Bernabé-La Nueva.

   En los inicios de la década del noventa, un pequeño grupo de empresarios locales, insatisfecho con la falta de representación genuina del sector industrial local y con la falta de vinculación con instituciones públicas y privadas, decidió autoconvocarse para darle solución a esa situación.

   Así nació la Unión Industrial Bahía Blanca (UIBB), que hoy celebró su 30º aniversario con un acto en el Teatro Municipal, al que acudieron referentes de todas las fuerzas vivas de la ciudad y la región.

   Entre muchos otros, estuvieron presentes el intendente Héctor Gay; el presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, Federico Susbielles; el jefe comunal de Monte Hermoso, Marcos Fernández; el presidente de la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires, Martín Rapallini; diputadores y senadores de la Sexta Sección; funcionarios del Ejecutivo municipal; concejales; directores de la UIBB; representantes de cámaras y entidades gremiales empresariales; representantes consulares; autoridades universitarias; secretarios generales de distintos sindicatos; asociados a la UIBB y ex combatientes de Malvinas.

   Desde aquel 30 de septiembre de 1992, la UIBB se consolidó como un protagonista ineludible de las transformaciones que ha evidenciado el tejido industrial de la ciudad, pero fundamentalmente liderando la proyección de toda una región de cara al país y al mundo.

   Y lo logró realizando gestiones para que las empresas logren su más amplio desarrollo, promoviendo siempre su participación, a la vez que colabora con los poderes públicos bregando por un constante desarrollo tecnológico, constituyéndose en interlocutora ante las autoridades nacionales, provinciales y municipales en temas vinculados con la actividad que representa.

   “Ya han transcurrido 30 años y parece que la fundación fue ayer. Recuerdo el corte de cintas en la calle Zelarrayán y los objetivos  que en aquel momento teníamos con un grupo de amigos como empresarios, impulsados por Edgardo (por Levantesi). Entendíamos que había un vacío en esa representación que terminamos ocupando. Desde ese lugar planteamos la Unión Industrial, que llegó a convertirse en lo que es hoy”, resumió Gustavo Elías, su actual presidente.

   A lo largo del camino recorrido, la UIBB generó vínculos para impulsar proyectos y propiciar inversiones en la ciudad y la región.

   “En todo este recorrido hemos acompañado a la transformación de identidad de la zona. Ayudamos a la industria y a su entorno a desarrollarse armónicamente. De hecho, las pruebas están a la vista. Tenemos el complejo petroquímico más importante de Sudamérica y la herramienta logística, que es el puerto más relevante del país y uno de los más grandes del continente”, añadió en su discurso, donde agradeció a los actuales miembros del directorio y a sus antecesores, todos presentes en el evento.

   Y el futuro, según señaló Elías, es pensando a Bahía Blanca como centro de una gran región productiva.

   “No podemos pensar a Bahía como único elemento. Debemos crecer junto a la región, y para ello se deben aunar fuerzas y esfuerzos”, puntualizó.

   Y agregó: “En ese sentido, es muy importante nuestro departamento de Jóvenes Empresarios. Ellos son el futuro, ellos son los que tomarán la posta y es un orgullo darles un lugar de encuentro en la UIBB. Entienden la transformación que está teniendo la ciudad y la quieren liderar como corresponde, con sueños de grandeza”.

   Tras su alocución, Elías le hizo entrega de un reconocimiento a Edgardo Levantesi, quien fue el fundador y también primer presidente de la UIBB, cargo que ejerció durante 15 años.

   “No se puede mencionar a una sola persona. Hubo un gran grupo de gente que se esforzó para que la entidad llegara a estos 30 años. Hubo muchísimas vallas que saltar hasta este presente, incluso recuerdo que poníamos plata de nuestro bolsillo para que la UIBB diera sus primeros pasos y nos reuníamos donde podíamos. Pero valió la pena: hoy tiene un gran prestigio ganado y es un espacio muy importante de concertación”, dijo el actual presidente honorario de la institución.

   De cara a los tiempos que se avecinan, Levantesi le pidió a todos los presentes que se enfoquen en capacitar a las nuevas generaciones.

   “La tecnología va creciendo día a día y es crucial que la gente esté capacitada para afrontar esas transformaciones. Caso contrario, quedarán a un costado del camino. Es el desafío que se viene y que es inevitable afrontar. Se va a requerir mucha mano de obra capacitada”.

   A su tiempo, el intendente Héctor Gay felicitó a la institución en su trigésimo aniversario y le encomendó mantener su posición de liderazgo.

   “Aquí están representadas todas las instituciones, todos los colores políticos, todos los dirigentes que hacemos Bahía Blanca y la región todos los días. Y así debe ser. Ese es el camino: trabajar todos juntos por una Bahía mejor. Pero, como bien dijo Elías, debe ser en forma conjunta con la región”.

   Y añadió: “Son tiempos complejos y los que se vienen serán aún más difíciles. Y en esas circunstancias es donde cobran valor las instituciones. Tenemos que estar muy fuertes institucionalmente para afrontar lo que se viene, en un país donde parece que producir parece una condena. La UIBB tiene un rol muy significativo, tanto en tiempos de bonanzas como en los difíciles”.

   “En ese panorama, debemos impulsar a Bahía como una gran región, que lo es aunque estemos lejos del poder y estemos inmersos en una provincia que parece ser cada vez más centralista. Pero aquí tenemos todo: un gran puerto, muy buenas universidades y un sector empresarial e industrial que sigue apostando. Sólo hay que vertebrar todas las acciones, como esta institución supo hacerlo para llegar hasta aquí”.

   “El mundo está requiriendo dos cosas que Bahía Blanca región tiene: alimentos y energía. Hay que aprovechar esas circunstancias para crecer aún más. Hoy Bahía ya definió su perfil: tiene un ícono que es el puerto y tiene un gran motor que es la industria, pero debemos estar unidos y no entrar en mezquindades. Un acto como éste, en el que estamos todos juntos, es lo que debemos ser en el día a día, porque nadie nos va a regalar nuestro futuro desarrollo”, señaló el jefe comunal.

   También hizo uso de la palabra el presidente de la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires, Martín Rapallini.

   “30 años no es poco. Y menos en un país como Argentina, que cambia las reglas de juego permanentemente. La UIBB se mantuvo de pie, apostando por Bahía y la región, con sus asociados generando mucho empleo y desarrollo productivo. Y eso es muy meritorio”.

   En su discurso, Rapallini se refirió a la convivencia democrática y el clima que se está viviendo en el país. “En estos últimos días tuvimos varias empresas bloqueadas y escuelas tomadas. Es necesario que todos los actores rechacemos la violencia institucional y que entendamos que el camino para resolver los conflictos son el diálogo y el cumplimiento de la ley. No se puede romper el pacto democrático. No hay presente con plantas bloqueadas, ni futuro con escuelas tomadas”.

   De todos modos, fue muy optimista con el futuro a mediano plazo.

   “Argentina está viviendo un momento histórico, porque en este último tiempo se ha generado un gran cambio geopolítico que nos puede favorecer. Tanto Europa como Estados Unidos nos están mirando de otra manera y se están generando nuevas oportunidades. Empezando por lo energético, de la mano de Vaca Muerta; siguiendo con la minería y el campo. El debate es cómo incluir a los industriales en el proceso de provisión y en la cadena de valor”.

Las palabras de otros fundadores

** “La UIBB cobró un papel preponderante en la ciudad, algo que soñábamos conseguir cuando empezaron las primeras reuniones. Jaime Linares nos dio una gran mano en aquel entonces. Y no estábamos equivocados: la industria debía fortalecerse. Y aún hoy hay que trabajar en esa idea, porque no existe país sin industria. Un país que no tiene industria será dependiente siempre. Bahía tiene un gran potencial: cuenta con universidades, puerto y empresarios que apuestan por el país“, manifestó Juan Bautista Leiva, quien fue el primer gerente que tuvo la Unión Industrial.

** “En estos 30 años superamos todo tipo de adversidades y crisis, que nos fortalecieron como institución. Nunca bajamos los brazos y siempre mantuvimos la vista al frente, proyectando un futuro mejor. Obviamente que la entidad cambió; hoy tiene muchos más asociados, todo es mucho más profesional y cuenta con representación en todas las mesas de decisiones. El máximo desafío, no sólo para la UIBB sino para todo el país, es crear puentes, formar equipos, dejar grietas de lado y trabajar unidos por un futuro mejor”, señaló Nora Carricaburu.