Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Mujeres que inspiran: tiene artritis reumatoidea, es arquitecta, una referente y dará una charla TEDx

Mariana Cambiasso tenía 22 años cuando le diagnosticaron la enfermedad. Pasó por 13 operaciones y hoy, a punto de cumplir los 50, se considera una resiliente y activista del bienestar y visibiliza esta patología que afecta a 400 mil personas en el país. De antepasados andaluces, es alegre y muy vital.

Contagia alegría, brinda información y ayuda que se cumpla el derecho a la salud.

 

   Por Anahí González Pau / agonzalez@lanueva.com

 

   Para Mariana Cambiasso a quien diagnosticaron artritis reumatoidea a los 22 años hay dos cosas muy importantes para salir adelante: la aceptación de la enfermedad y el círculo del amor, es decir, el entorno. 

   Ella logró reunir ambas, no quedarse atrapada en lamentos ni en pensamientos negativos y se transformó en una resiliente y activista del bienestar ya que ayuda a miles de personas desde las redes a través de compartir su experiencia de vida y de contagiar entusiasmo a pesar de las limitaciones.

   Tiene más de 6 mil seguidores en su Instagram personal y creó la comunidad @vozdeartritis a través de la cual brinda información a sus seguidoras (la mayoría son mujeres porque son las más afectadas por la enfermedad) quienes se nutren de sus consejos, vitalidad y alegría y la toman como un ejemplo de cómo tener una vida plena más allá de las dificultades. 


Mariana Cambiasso, una referente.

   “En @vozdeartritis se formó una comunidad muy activa y comprometida y subo contenido permanente. Suelo hacer vivos y no hablamos solo de enfermedades, porque es algo muy pesado y no nos define. Me preguntan de todo, hasta qué color de pelo uso. Lo alivianamos con cosas del día a día que nos hagan sentir mejor”, dijo.

   En sus posteos siempre está sonriente y hay una búsqueda por desdramatizar algo que, de por sí, ya es demasiado doloroso.   

   “Elegí cambiar la palabra discapacidad por resiliencia, porque la palabra discapacidad tiene una connotación negativa. Ojalá con el tiempo seamos más los comunicadores que podamos cambiar su peso y transformarla en una palabra mucho más amorosa”, añadió.

   Vive en capital federal y se desempeña como Arquitecta (home office). La artritis le provocó limitaciones en 6 articulaciones (tiene comprometidos sus codos, caderas, rodillas y un dedo). Como trabaja muchísimo para que esto no se vea, y lo consigue, muchas veces no le creen.

   “A mí no se me nota la discapacidad pero yo no estiro los codos y la rodilla derecha no la puedo flexionar más de 90 grados. No me puedo poner en cuclillas ¡Nunca podría haber sido botinera! ¡Me perdí ser Wanda Nara! ¿Quién sabe si tenía algún Icardi por ahí?”, dice con el sentido del humor que la acompaña todo el tiempo.


Esta es la actitud con la que realiza cada mes su tratamiento.

   “Al verme tan bien la mirada del otro entra en un cortocircuito. No saben muy bien qué tengo o qué no tengo ¿Te creo o no te creo? Los seres humanos tenemos de dejar mirar al otro desde el juicio y empezar a mirar desde el corazón y desde el ser. Así vamos a lograr la empatía con el otro, más allá del dolor o la discapacidad que tenga”, dijo.

   Para Mariana tener un certificado de discapacidad -ella lo tiene desde 1994- no significa que no puedas hacer un montón de cosas. 

   “Hay personas que tienen secuelas más visibles y también son resilientes y viven con alegría. Las etiquetas no deben ser tan fuertes. Este país nos pone etiquetas permanentemente y se encarga de estigmatizarnos. Estoy en contra de eso”, dijo.


Su espíritu de disfrute está presente en cada posteo.

   Cuando era más joven padeció mucho los dolores pero desde hace 12 años ya no los siente ya que comenzó a recibir un tratamiento biológico a través del cual le suministran una medicación vía endovenosa (una vez por mes) que retrasa el avance de la enfermedad.

    “Entra directo al torrente sanguíneo, es más efectivo y no afecta tus órganos. Mi cuerpo lo recibe muy bien”, compartió.  

   No obstante aseguró que cada cuerpo es particular y por eso la búsqueda es individual.


Junto a Alberto (papá), sus hermanos Ramiro y Guido y su mamá Cristina.

    Si bien realizó Stand Up en la actualidad se identifica más con su faceta de comunicadora que afloró a partir de que los medios de comunicación empezaron a hacerse eco de su historia.

   “Me parece que este rol que el universo me está obsequiando no lo puedo desperdiciar. En noviembre voy a dar una charla TEDx que se va a subir en las redes y va a quedar plasmada. No tengo hijos biológicos pero si del corazón, materné a muchos hijos y este proyecto es como si fuera un hijo propio, es sumamente importante”, destacó.

   


   Con su ahijada Abril y su amiga del alma Silvina. 

   Mariana estuvo casada y su ex marido tiene 3 hijos: Agustina, Tomás y Loreta. Loreta era muy chiquita cuando la conoció. Le daba de comer, la bañaba, .dibujaba con ella y la llevaba de paseo.

   “Me gusta contagiar alegría de vivir, está en mi ADN. Mi mamá siempre cuenta que cuando me fui de casa las dos cosas que más extrañaba eran que no sonaba el teléfono y que no escuchaba mi risa en la casa”, dijo.

   “Yo saqué la sangre andaluza de mi abuela materna y, sin lugar a dudas, el empuje de mi mamá y el poder de la palabra de mi papá”, dijo.

   Aconsejó que si alguien tiene un dolor articular que no es consecuencia de un golpe o una caída debe ir al médico porque hay valores de laboratorio que indican la presencia de una enfermedad reumática.

   El 12 de octubre es el Día Mundial de la Artritis.

   “Mirá si será importante en el mundo que tiene su propio día. Somos 400 mil personas en Argentina que tenemos artritis pero no se visibiliza, por el contrario, se estigmatiza, porque no es una enfermedad marketinera. A nivel mundial el 1% de la población tiene artritis”, dijo.

   Bahía Blanca. “Tengo muchísimas seguidoras de Bahía Blanca, no sé qué pasa en Bahía pero se comunican entre ellas, me piden data, no puedo hacer oídos sordos a lo que está sucediendo”, dijo. En la primera etapa le hubiera gustado encontrar una Mariana que la abrace amorosamente y le cuente su mirada de la artritis, diferente de otras, pero no la halló. Hoy tiene un proyecto de formación una Asociación Civil.


"Uno más lindo que el otro", dijo sobre sus sobrinos, parte esencial del círculo del amor.

   Mito. “El inconsciente colectivo asocia a la artritis con las personas muy mayores pero eso la artrosis, el desgaste natural de las articulaciones. La artritis es una enfermedad inflamatoria, crónica y autoinmune que ataca la población activa, a mujeres, y en menor medida hombres jóvenes, en su plenitud de vida”, dijo.

   Círculo virtuoso. Remarcó la importancia de gestionar los pensamientos porque estos nos generan emociones acordes que nos llevan a una determinada acción que conduce a un resultado.  “Si yo me hubiera quedado con el pensamiento de que tenía una enfermedad incurable, ese pensamiento me iba a generar una emoción de ira, de enojo y depresión y ¿a qué acción me iba a llevar? Quizás a no tomar la medicación, no alimentarme bien, no hacer los controles o no hacer actividad física. Hice todo lo contrario y hoy estoy dando un testimonio de vida. Hay que salir del rol de víctima y esto va más allá de la artritis, aplica a cualquier adversidad”, dijo.

   Familia. Es la mayor y única mujer de tres hermanos y la única que aparece en redes. Sus hermanos son ingenieros y tienen otro perfil, mucho menos histriónico. Tiene a sus padres y seis sobrinos: Franco, Sofía, Camila, Delfina, Rafael y Clarita, quien además es su ahijada. Y tiene otra ahijada más: Abril. Está en pareja desde hace dos años y vive sola. “Siempre viví todo al máximo, con mucha alegría, he tomado clases de canto y amo bailar. ¡Podría haber sido la Rafaela Carrá de Sudamérica!”, dijo.

   Sus redes

   Instagram /@mariana_cambiasso /@vozdeartirtis
   TikTok/@marianacambiasso