Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Le dispararon a un chico de 12 años para robarle cuando bajaba del colectivo en Ciudad Evita

El joven fue sorprendido por delincuentes, que al no poder concretar el robo le dispararon en la nuca. Se encuentra internado en grave estado.

   Un chico de 12 años fue baleado en la nuca en un intento de robo en Ciudad Evita cuando se bajaba del colectivo mientras regresaba del colegio.

   Según el relato de testigos, el menor, identificado como Sergio, descendió de la unidad en la intersección de la calle La Mulita y la avenida Juan Domingo Perón, cuando fue sorprendido por delincuentes que querían robarle la mochila. Al no poder lograr su cometido estas personas le disparan y escapan del lugar.

   Allí indicaron que el joven tuvo fuerzas para pedir ayuda en un local de la cuadra y de inmediato llamaron a la ambulancia que lo derivó al Hospital Balestrini que queda en la misma localidad.

   En el nosocomio constataron que recibió un disparo en la nuca y que la bala salió por el pómulo. Se encuentra internado en grave estado.

   Por el momento ninguno de los delincuentes fue detenido y la policía local trabaja a contrarreloj para localizarlos. 

   La mamá de Ramiro fue hasta el local donde le salvaron la vida al joven para agradecerles y allí habló con un medio de televisión, donde explicó cómo se enteró del hecho: "Estaba trabajando y mi hijo me llamó al celular: 'Mamá, me pegaron un tiro', me dijo". Ante la desesperación, la mujer se comunicó con vecinos del lugar y luego con una policía que le avisó donde estaba internado el chico. 

   "Le dispararon a matar porque sí. Ahora está estable pero los médicos lo están evaluando permanentemente porque puede haber daños neurológicos", contó. Asimismo, explicó que la bala le afectó la parte nasal por lo que actualmente solo respira por la boca. 

   Antes de finalizar la nota, la mamá expresó que Ramiro tiene miedo constantemente y que la zona es muy insegura: "No lo insultaron, no le pegaron, dispararon directamente a la cara. No puedo creer esto. Es algo que nos traspasa como familia, no sabemos cómo seguir. Porque siento que le truncaron la vida a un nene de 12 años. Mi hijo tiene miedo, tiembla permanentemente. Esto es terrible".

   Vecinos y comerciantes del lugar manifiestan que en el último tiempo los hechos de delincuencia aumentaron considerablemente. El chico de 12 años iba de regreso a su casa que quedaba en el barrio continuo, pero los chóferes de colectivo que transitan por la zona ya no ingresan allí por el tema inseguridad. 

   “Es triste que tengamos que leer y escuchar estos hechos como un hecho común de todos los días. No hay seguridad ni prevención las calles. Salimos a la calle y nuestras vidas siempre están en peligro”, expresaron vecinos. (NA)