Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Solcito Fijo habló de “maltratos” luego de que Piñón hiciera público que extraña ver a su nieta

El animador cordobés había hecho una publicación dedicada a su nieta Luna, hija de Sol, quien ahora hizo fuertes declaraciones sobre el asunto: ”Hace 8 meses que no veo a mi padre”.

   Días atrás, una publicación del animador infantil Fabián Gómez, mejor conocido como Piñón Fijo, causó impacto en las redes sociales. El artista cordobés hizo un posteo en su cuenta de Instagram en el que junto a una foto de su nieta Luna, hija Sol, escribió: “Mi loquita hermosa, nos volveremos a ver y disfrutaré de tus abrazos. Te amo y te extraño. #derechodenietos #derechodeabuelos”.

   Pero este lunes, Solcito Fijo, hija del animador, decidió usar sus propias redes para expresar su versión de la situación. 

   “Viendo y considerando que los días han pasado y mi padre no ha salido a defender a sus hijos de tremendas acusaciones gratuitas e injuntas, me veo obligada a expresarme por este medio en un tema de índole privado. No tengo opción. El mal y dañino uso de mi hija en una publicación polémica, que necesariamente iba a trascender, requiere defensa”, comenzó escribiendo. 

   “Pudo haber expuesto su cara para expresar su confuso lamento”, agregó Sol.  “Pero no, eligió la de mi pequeña de 5 años. Este acto representa una señal más del orden de prioridades del que lo hizo, donde, como siempre, otorgó más importancia a sus intereses, por sobre los de sus nietos e hijos”.

   Y agregó: "Hace 8 meses que no veo a mi padre porque está desaparecido de nuestras vidas después del último de tantos maltratos (en mi semana 32 de embarazo). Y fue el último porque me animé a poner límite a las humillaciones crónicas después de 35 años”.

   “Esa fue mi única decisión concreta hasta el momento, jamás le prohibí ver a sus nietos. Ante esa decisión de límites esperé algún gesto de humanidad para reconfigurar sus encuentros con mi hija bajo nuestros límites y condiciones, pero eso nunca existió, no apareció. Nació mi bebé y no apareció. En julio, León (su segundo hijo) estuvo internado con bronquilitis aguda y tampoco apareció”, continuó.

   Además, aclaró que “No es la primera vez que se aleja de todos pero, no obstante, siempre me las ingenié para que se siga viendo con Luna, fue algo que siempre defendí, a pesar de las diferencias de adultos. Desde que nació mi hija Luna es que vengo haciendo todo lo posible en ser coherente con lo que digo y con lo que hago. Y en mi decir, esta idea de criar a nuestros niños y niñas en entornos sanos y alejados de violencia expresada en todas sus versiones, donde el respeto, la lealtad y la comprensión sean los pilares que guíen mi accionar. Los vínculos familiares son importantes y, más que nadie, los deseo”.

   Sol se explayó en por qué no habló del tema hasta ahora: “Creo que es momento de sacar un poco de maquillaje, pero yo no voy a perder más tiempo valioso de mi vida y mi familia en hacerlo. La vida es sabia, y más tarde o temprano las verdades salen a la luz. Esas verdades no solo son ‘problemas familiares’, son adjetivos de una personalidad no compatible con lo que deseo para mis seres más preciados. Si antes disfracé, oculté y protegí a ese personaje, es porque el amor incondicional de una hija a un padre fue más fuerte. O quizás porque la esperanza del ‘cambio’ siempre estuvo prendida hasa hoy”.

   También lo relacionó con su cambio de rumbo laboral: “Estaré de por vida agradecida a él por todo lo aprendido arriba del escenario (...) Como artista, siempre fue santo de mi devoción, como el de muchas familias. Pero hoy siendo adulta tengo la posibilidad de expresar que mi búsqueda va por otro lado, muy diferente a la suya. Por eso tomé la decisión de bajarme de su circo hace cinco años, confiando en que existen otras formas de construir”.

   “Hace 34 años conocen a un personaje, yo hace 35 a la persona que está detrás, mi papá. No se puede tapar el sol con las manos. No puedo permitir que nadie más de mi familia salga herido”, resaltó.

   Sol también compartió que “hace mucho tiempo” hace terapia y recalcó: “Todas mis decisiones desde hace casi 6 años están pensadas en cuidar y respetar los derechos y la infancia de mis hijos, nada está librado al azar cuando de la salud mental de las personas que más amo está en juego”.

   “Basta de sostener vínculos solo por el hecho de llevar la misma sangre o por el que dirán. Tenemos una sola oportunidad para cuidar de los niños y las niñas que alegran nuestras vidas. No quiero perder más el eje, me voy a enfocar en lo que vengo construyendo hace casi seis años en lo personal y artístico, gracias a mi familia y a muchos de ustedes”, concluyó. (La Voz)