Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

¿Qué es la responsabilidad social empresaria?

En este artículo vamos a explicarte qué es la responsabilidad social empresarial o RSE y su importancia para las empresas, consumidores y la sociedad.

   Seguramente en los últimos años escuchaste con frecuencia sobre la responsabilidad social empresarial o RSE y su importancia para las empresas, los consumidores y la sociedad. En este artículo, vamos a explicarte qué es.

   Para el mundo de los negocios y los ejecutivos, la responsabilidad social empresarial (RSE) es un aspecto relativamente moderno, que surgió en el comienzo del proceso de la transformación digital.

   Recién en la última década del pasado milenio que el concepto de responsabilidad social empresarial o RSE empezó a tomar fuerza, incorporándose a la cultura organizacional de las empresas.

   En efecto, la llegada de la globalización, el desarrollo de la conciencia ecológica, las mayores exigencias de los usuarios y las nuevas tecnologías fueron algunos de los factores que desencadenaron la llegada y el auge de la responsabilidad social empresarial o RSE.

   Hoy por hoy, muchas organizaciones, de diferentes tamaños y sectores, se preocupan por ser una empresa que cultiva la responsabilidad social empresarial o RSE.

   Entrando en el tema, cuáles son los aspectos más relevantes de la responsabilidad social empresarial o RSE.

   Si hablamos de la responsabilidad social empresarial o RSE, se puede definir como el compromiso y las obligaciones que asumen los miembros de una comunidad entre ellos y, también, ante el resto de la comunidad como conjunto.

   Puntualmente, al trasladarlo al terreno empresarial, el significado de la responsabilidad social empresarial o RSE, es el mismo, simplemente que esta carga o compromiso es desempeñado, de manera voluntaria, por organizaciones corporativas.

   Por lo tanto, esto hace que las compañías vayan un paso más allá y no solo beneficien a su entorno a través de la generación puestos de empleo y la ampliación la oferta de productos y servicios.

   Al tomar en cuenta la responsabilidad social empresarial o RSE, las organizaciones impactan de manera directa e inmediata la vida de los ciudadanos y las comunidades a través de programas que impulsan el desarrollo económico, la educación y muchas otras causas sociales.

   También es una filosofía que se incorpora a la visión de negocios, basándola en el respeto, los valores éticos, el cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad en general.

¿Por qué las empresas deben aplicar este concepto?

   Al enfocarnos en la importancia de aplicar la responsabilidad social empresarial, tenemos que clasificar sus beneficios en dos grupos:

--los que favorecen de manera directa a las compañías y,

--los que mejoran el entorno.

   Para las organizaciones, contar con sólidos programas de responsabilidad social empresarial o RSE y comunicarlos de forma eficiente se traduce en las siguientes ventajas:

--Mejor ambiente laboral. La responsabilidad social empresarial o RSE parte de la visión del negocio, lo que hace que forme parte de la cultura organizacional. De esa forma los trabajadores se desarrollan en un ambiente amigable y en el que trascienden los valores, la ética, el respeto y la tolerancia. Todo esto contribuye con que el clima organizacional sea óptimo, generando empleados identificados con la empresa y comprometidos con sus proyectos y objetivos.

--Incremento de la confianza de los accionistas o posibles inversores. Otra de las características de una empresa socialmente responsable es que es mucho menos propensa a enfrentar daños de imagen, críticas y desaprobación de los consumidores y mercados. Asimismo, es muy poco probable que enfrente multas y otras sanciones gubernamentales debido al incumplimiento de determinadas normas o leyes. A su vez, esto hace que resulte mucho menos riesgoso invertir capital en este tipo de organizaciones, ya que tienen la potencialidad de perdurar en el tiempo y operar de forma estable.

--Mejor posicionamiento. Comunicar la campaña de  responsabilidad social empresarial o RSE en el mundo digital y, también, en el offline contribuye directamente con el posicionamiento de la marca. Contar con calendarios editoriales de contenidos que toquen temas sociales y documentar las acciones en pro de la comunidad, entre otras actividades, mejora la percepción de una compañía en el mercado. Las empresas socialmente responsables proyectan una imagen genuina, amigable y cercana, que ayuda a crear audiencias, seguidores y consumidores fieles. Además, implementar la responsabilidad social empresarial o RSE se traduce en contribuciones y mejoramientos para la sociedad y los entornos, como:

--Desarrollo social y económico. Los programas de responsabilidad social empresarial cuentan con acciones que benefician de manera directa a ciudadanos y comunidades, aportando en áreas como la educación y las finanzas. Sin duda, mientras más empresas socialmente responsables existan, mayor será el desarrollo social de una determinada localidad o país.

--Mayor transparencia en las actividades comerciales. La responsabilidad y la honestidad son algunos de los valores que forman parte de la responsabilidad social empresarial o RSE de las empresas. Por esa razón, el crecimiento de las empresas socialmente responsables también está relacionado con el incremento de la transparencia de la actividad comercial.

--Reducción de impactos ambientales. Además, la concientización y cuidado ambiental son algunos de los elementos fundamentales de la responsabilidad social empresarial o RSE. Cada vez son más las empresas que implementan mecanismos, sistemas, métodos y prácticas que les permitan desarrollar sus operaciones sin afectar el medio ambiente.

¿Cuáles son los parámetros?

   Existen muchos más parámetros de responsabilidad social empresarial o RSE, desarrollados por organizaciones internacionales, privadas y estatales que certifican cuándo una compañía puede ser valorada de esta manera.

   Por ejemplo, existe un decálogo que determina si una empresa es socialmente responsable o no. Algunos de los parámetros que tienen que cumplir las compañías son:

--competitividad responsable

--difusión de valores

--condiciones laborales favorables para la calidad de vida

--apoyo de causas sociales

--También, el cuidado ambiental es otro de los elementos que diferencia a las empresas socialmente responsables del resto.

¿Cómo implementar la RSE en una empresa?

   Existen distintas formas para implementar la responsabilidad social empresarial o RSE en tu negocio.

   El primer paso para aplicar la responsabilidad social empresarial o RSE es conocer a ciencia cierta de qué se trata y cuáles son sus impactos, tanto externos como internos.

   Solo de esa manera la RSE se puede integrar a la visión de negocio y promoverse entre los diferentes equipos de trabajo, así como en la junta directiva.

   Además, existe un "paso a paso" que se debe seguir para desarrollar un proyecto o campaña de responsabilidad social empresarial, entre ellos:

   1) Definir grupos de interés y actividades. Los programas de responsabilidad social siempre están orientados a grupos o comunidades específicas. Una empresa socialmente responsable sabe a quiénes quiere ayudar y, además, define y planifica acciones y actividades para conseguirlo.

   2) Establecer objetivos y metas. La responsabilidad social empresarial o RSE debe gestionarse como cualquier otra área de un negocio. Todos los proyectos relacionados a ella tienen que contemplar objetivos y metas realistas y medibles. Asimismo, al finalizar estas campañas se tienen que realizar balances o análisis de resultados, que permiten identificar áreas de mejora para futuras acciones.

   3) Medir los resultados y monitorear constantemente. El seguimiento continuo es otro de los factores indispensables a la hora de implementar la responsabilidad social empresarial. Es importante medir frecuentemente los impactos y resultados de las acciones y actividades, así como el cumplimiento de los parámetros y cronogramas establecidos.

   4) Comunicar las acciones. Por último, un buen programa de responsabilidad social empresarial está acompañado de una sólida estrategia comunicacional. Al tratarse de un área dirigida para el entorno y la comunidad, las acciones de la responsabilidad social empresarial o RSE deben ser compartidas y difundidas.