Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Ezequiel Viola, el héroe de los penales: "Tenía que sobreponerme al dolor"

"El aductor me tenía a maltraer, era una lesión que venía arrastrando. Parece un poco egoísta de mi parte, pero no me quería perder esta final", dijo el golero de La Armonía, que celebró con sus compañeros la conquista del torneo Apertura.

Fotos: Tomás Bernabé-La Nueva.

Por Javier Oscar Schwab / jschwab@lanueva.com

   El festejo se prolongaba en el verde césped de la cancha de Villa Mitre y el héroe de la tanda de penales no dejaba de dar notas.

   Ezequiel Viola se hizo más gigante de lo que es personalmente para tapar dos ejecuciones y así permitirle a La Armonía celebrar la conquista del torneo Apertura del Promocional "Claudio Apud".

   La celebración duró varios minutos, entre abrazos, emociones y la foto de rigor...

   "Lo lindo de festejar cuando ganás, porque es algo grupal y se disfruta mucho", dijo Viola, quien recibió múltiples muestras de afectos de parte de sus compañeros y allegados.

   -Un rato antes parecía que se escapaba...

   -Sí. Se complicó en el suplementario, parecía imposible. Pero nadie bajó los brazos, seguimos luchando hasta el final y en la última jugada pudimos empatar el partido y nos llevamos algo que nos merecemos.

   -Parecía muy injusto porque no les habían otorgado un penal muy claro.

   -Había sido muy clara la mano que no se cobró. Y si te digo la verdad la segunda acción no llegué a verla. La primera sí se ve que pega en la mano; pensé que el árbitro dudaba si era adentro o afuera, porque desde el otro arco no calculás la distancia, pero la mano se vio y mis compañeros me dijeron que era adentro.

   "Lo bueno es que no nos quedamos con eso, pudimos asimilar la bronca y seguir adelante. El empate era lo más justo", amplió.

   -Si se llegó a los penales es porque Libertad también hizo méritos.

   -Libertad fue un gran rival, jugó muy bien. En el primer tiempo se adaptó mucho mejor que nosotros al partido, nos complicó mucho. Por eso rescato el amor propio de este grupo para poder sobreponerse.

   -Jugaste lesionado.

   -(Se emociona). El aductor me tenía a maltraer, era una lesión que venía arrastrando. Parce un poco egoísta de mi parte, pero no me quería perder esta final.

   "En una jugada quedé tirado, me costó levantarme. Sentía dolor, pero lo fui superando porque era el último esfuerzo", contó.

   -¿No pensaste que los penales era una exigencia aún mayor para el aductor lesionado?

   -Yyyy..., ya estaba con la cabeza metida en los penales, tenía mucha fe. Traté de leer un poco el panorama, observar cómo se paraban mis rivales para ejecutar; el resto fue instinto, ir a un palo lo más rápido posible. Por suerte pude ayudar al equipo, que es lo más importante.

   -¿Cuál es el mérito de este equipo?

   -La unión de todos en todo momento. Y no rendirse nunca, porque es un grupo de buenos jugadores y grandes personas.

   -Quedan en la historia del club.

   -Es así. Nos falta el otro pasito importante para lograr el objetivo, porque nuestra idea es ascender. Dimos un paso importante, pero queda mucho trabajo por delante.

   A un lado del arquero, también exultante, otro experimentado que aportó su cuota goleadora al momento de la definición.

   "Las finales hay que ganarlas, porque la verdad jugamos muy mal. Pero el equipo respondió en el momento más difícil y eso también es un mérito. Más allá de esta definición por penales, que puede ser para cualquiera de los dos, creo que somos justos ganadores por lo hecho en el semestre", dijo Julio Acosta, quien, de los jugadores más experimentados (fallaron el "Chori" Vega y el "Pato" Linares), marcó su gol en la serie de penales.

   "Cómo es el fútbol, el 'Chori' lo hizo en en el partido para empatar y no pudo en la serie; y el 'Pato' no falla nunca. Pero le dije que esto es un equipo, podés errar y tu compañero te salva Acá convierte y erra el que patea. Del grupo se rescata eso, porque hay mucha gente grande y muchos jóvenes, pero las ganas de ganar se veían en todas las caritas", aseguró.